REFERENTE PERIODíSTICO

A cambiar la percepción

Por Gerardo DE íVILA (*)

En esta ocasión, amable lector, queremos formular algunas consideraciones y apreciaciones fundadas y motivadas luego de leer  y analizar una encuesta levantada y avalada por docentes-investigadores de nuestra Alma Mater, la Universidad Autónoma de Zacatecas, por los cuales siento mucho respeto.

La idea fundamental de reflexionar, así­ sea sucintamente, sobre la percepción ciudadana en torno al ejercicio de gobierno, no tiene otro fin que no sea: contribuir a la construcción de un Zacatecas más justo, próspero y democrático. Se trata pues de una instantánea, de una radiografí­a del actuar del nuevo gobierno.

A casi ocho meses de haber iniciado la administración, hay tres demandas ciudadanas de la más alta prioridad que el gobierno de Miguel Alonso Reyes, debe encarar y  resolver lo más pronto posible: seguridad, empleo y corrupción. Nada sencilla su solución, pero entiendo que está en ese proceso, aunque un sector de la población no lo está percibiendo así­.

A lo anterior, habrá que agregarle un asunto no menor y que, en cierta forma, fue lo que me invitó reflexionar en aras de poner en el centro del debate lo siguiente: urge cambiar la impresión existente por la falta de resultados palpables en los temas mencionados.

Si el equipo de asesores del gobernador tiene la sensibilidad para entender que la percepción sobre el actual gobierno no es tan favorable como hace un par de meses, considero que dicha apreciación se puede remontar para llegar a la que se tení­a al inicio del  gobierno. Un plazo razonable para cambiar serí­a de aquí­ al primer informe de gobierno, que implicarí­a algunos cambios, reacomodos y enroques en el gabinete.

Las tres demandas planteadas son complejas y necesariamente su solución no se dará de un dí­a para otro, de ahí­ el llamado para aceitar la maquinarí­a. Me parece, que tanto el jefe del Ejecutivo como su equipo de colaboradores tienen que cumplir las exigencias y expectativas de la sociedad zacatecana.

Por alguna razón, una parte importante de los sectores productivos no está percibiendo cambios de fondo, pero confí­an en que en las próximas semanas la situación cambie. De aquí­, que los integrantes del gabinete se pongan las pilas y le ayuden verdaderamente al gobernador.

En tanto que, el jefe del Ejecutivo debe mandar la señal con toda claridad y contundencia de que quien manda en Zacatecas es él. Nadie más. Me parece que eso también ayudará mucho a que la confianza de la sociedad continúe de su lado.

Inmejorable momento

Creo que éste es un inmejorable momento, aunque para ello, el gobernante requiere del concurso de los sectores productivos. De otra manera no podrá lograrlo.

Paralelamente, temas como: educación, campo, desarrollo, minerí­a, obra pública, comercio, salud e industria, entre otros, requieren también una rápida y eficaz atención. Para ello, el jefe del Ejecutivo sabe y entiende a ocho meses de gobierno qué es lo urgente y qué es lo importante.

Ante este escenario, los retos y desafí­os del atinadamente llamado gobierno de la esperanza siguen siendo los mismos desde que asumió el mandato el 12 de septiembre de 2010, con la diferencia que ahora la sociedad zacatecana comienza a exigir resultados y soluciones y estará atenta a lo que se haya prometido y se deje de cumplir.

Analizando la encuesta a la que nos hemos referido lí­neas arriba,  es digno de apreciar cómo un sector importante de votantes a favor de Miguel Alonso piensa que aún no llega el cambio prometido, aunque otro segmento, juzga que todaví­a es poco tiempo para concretizar resultados. Usted, ¿qué opina estimado lector?

Van algunos datos duros, de acuerdo con el documento: seis de cada 10 personas opinan que aún es poco tiempo para dar resultados, en tanto que, cuatro de 10, señalan que el cambio prometido no acaba de llegar todaví­a. En lo que sí­ hay coincidencias es que Zacatecas debe crecer en la misma medida en que lo están haciendo algunos de los estados vecinos.

La percepción hacia el trabajo del gobernador, se mueve entre el cinco y seis en una escala de 1 a 10. Más allá de evaluaciones de inicio de sexenio, estos datos deben servir medir el impacto de los actos de gobierno; para mejorar no para incomodarse. Tiempo hay de sobra para enmendar y mejorar en el ánimo de la ciudadaní­a.

Para el anecdotario:

1) El tema de las candidaturas ciudadanas trae preocupados a los partidos polí­ticos. Está claro, que una buena parte de los polí­ticos, le tiene mucho miedo a que surjan ciudadanos o ciudadanas con un real liderazgo que los pongan en serios predicamentos en las campañas electorales, con el peregrino argumento de que no son convenientes este tipo de candidaturas porque, por este conducto, podrí­a entrar “dinero sucio”. Como si los propios partidos polí­ticos de todos los colores y los candidatos que postulan fueran inmunes a esta circunstancia. ¡Por favor señores! Más seriedad.

Lo anterior lo comento, por las desafortunadas declaraciones que hizo el experimentado polí­tico y ahora diputado José Marco Antonio Olvera Acevedo. Si bien es cierto que el partido polí­tico es el instrumento para aspirar a un cargo de elección popular, también lo es que los tiempos actuales exigen nuevas formas y una de ellas, bien puede ser las candidaturas ciudadanas. ¿O no?

2) La “limpia” que pretende instaurar la polémica Dirección de Transporte, Tránsito y Vialidad que encabeza el general en retiro Ví­ctor Manuel Arrieta Farí­as, puede detonar en una serie de protestas en cualquier momento. Mientras los elementos inconformes amenazan con paralizar la institución, el director mantiene la firme determinación de poner orden y disciplina.

Y aunque algunos elementos de esta corporación no quieren al general Arrieta, siempre será importante contar con el respaldo del gobernador, sólo así­ se irá acabando con la corrupción que ha sido un distintivo de esta área. El otro extremo es que en esta historia “paguen justos por pecadores”, por lo que, es recomendable tejer fino para encontrar, tal vez, una solución salomónica al problema. En suma, a la DTTyV le urge una “limpia” en serio, pero ya.

2) También hay noticias buenas, las que nos enorgullecen. Vaya una sincera felicitación para la Sinfónica Juvenil de la Universidad Autónoma de Zacatecas que obtuvo el primer lugar en el Muziek Bélgica 2011. Noventa paí­ses participaron en este concurso musical de corte internacional. Cuando se obtienen estos excelentes resultados nunca faltan aquellos que se quieren montar en la cresta de la ola.

De manera que, honor a quien honor merece: el mérito corresponde a la UAZ, a los jóvenes músicos, a sus padres y a quienes colaboraron y apoyaron para la realización de este viaje, pero nada más. Enhorabuena para la Sinfónica Juvenil de la UAZ.

4) La “supuesta” muerte del enemigo público número uno de los Estados Unidos, Osama Bin Laden  le dio al Presidente Obama como 10 puntos más en su propósito –ya manifiesto– de buscar la reelección, empero los puede perder si no garantiza la protección y seguridad de sus conciudadanos en todo el mundo.  Andan contentos los “gringos”. Vamos a ver cuánto les dura su euforia.

Es mi opinión.

(*) Periodista.

Top