PROPONE ADN “TERCERA VíA” Y UN CANDIDATO CIUDADANO RUMBO A LA PRESIDENCIA DE LA REPíšBLICA

Integrantes de Alternativa Democrática Nacional (ADN), corriente de pensamiento del Partido de la Revolución Democrática (PRD), plantearon “una tercera ví­a”, como alternativa para designar al candidato de las izquierdas rumbo a la presidencia de la República en 2012, lo que implicarí­a postular a un aspirante ciudadano y no necesariamente militante de algún partido polí­tico.

Encabezados por Luis Sánchez Jiménez, lí­der del PRD en el estado de México;  Camerino Márquez Madrid, representante del PRD ante el IFE; Eduardo Ramí­rez, representante ante el Registro Federal de Electores; Marcos ílvarez, representante del PRD ante el IEEM; Rubén Islas, Asesor en el Senado y Amador Jara, integrante de la Comisión Polí­tica Nacional del PRD, hicieron hincapié sobre la necesidad de que los partidos volteen hacia la sociedad.

Además, indicaron que la propuesta de un candidato ciudadano será presentada este viernes, en el marco del 8º Pleno Extraordinario del VII Consejo nacional del partido, a realizarse en la Expo Reforma.

De igual forma, Luis Sánchez Jiménez llamó a los dirigentes nacionales, estatales y municipales de este instituto polí­tico a no denostar o descalificarse unos a otros, pues ir desunidos sólo beneficiarí­a al PRI. Señaló que se cerrarán filas en torno a quien resulte elegido como candidato para las elecciones federales.

En conferencia de prensa, presentaron una propuesta de cuatro  puntos:

 1.- Construcción de una candidatura a la Presidencia de la República que no divida a la izquierda.

 2.- Una candidatura que unifique a los demócratas del paí­s y con clara identificación con las causas ciudadanas

3.- Impulsar  la creación de una Gran Coalición que incorpore a los partidos polí­ticos, a los movimientos democráticos y a los diversos liderazgos sociales para impulsar a un candidato o candidata de consenso, que esté comprometido con la defensa de los derechos humanos, la transformación de las instituciones, desigualdades la corrupción y la injusticia.

4.- Una coalición que defina con  claridad un programa de  gobierno y se  comprometa a lograr un  México en paz y  con  seguridad para  todos. Que integre un gobierno de  reconstrucción nacional para impulsar las  transformaciones necesarias, a  fin de que los  beneficios de una  mayor  democracia puedan  ser  recibidos por la población a la mayor  brevedad en justicia social, empleo, ingreso calidad de los  servicios públicos y crecimiento económico.

Recordaron que hay demócratas más allá de la izquierda y eso quedó de manifiesto en el pasado proceso electoral del Edomex y, ahora mismo, se observa con una sociedad movilizada ante los diversos problemas que los afectan.

A pregunta expresa, Sánchez Jiménez comentó que si la sociedad lo demanda, la expresión Alternativa Democrática Nacional (ADN) está de acuerdo en explorar una candidatura ciudadana con miras a las elecciones del 2012

El llamado es a la cordialidad, a la mesura y  a la unidad, no más divisiones si en verdad se quiere servir a la gente, el PRD tiene que hacer algo distinto a lo que ha venido haciendo, no se puede actuar como si nada sucediera “hay que voltear a ver y escuchar a la sociedad y poner a su disposición los partidos polí­ticos”.

El PRD como partido no puede ser ajeno, ni actuar como si nada sucediera en temas como la grave crisis económica, la inseguridad, el narcotráfico y otros tantos rubros que afectan directamente a la sociedad.

Por lo anterior, sostuvo que para lograr la transición que México necesita, es vital la construcción de una amplia e incluyente participación social y el establecimiento de nuevos acuerdos polí­ticos, económicos y sociales, construido por los diversos sectores de la sociedad, a través de la celebración de un pacto nacional que permita la conformación de un nuevo gobierno comprometido con un cambio en las instituciones  y en el ejercicio de las prácticas polí­ticas.

En su caso, Camerino Márquez Madrid explicó que lo que está a debate es el conjunto de métodos y de  determinaciones que el PRD tendrá que realizar: “O nos  dividimos y  buscamos la segregación de la izquierda hacia los  ciudadanos, o  buscamos un proyecto que nos unifique y nos  ponga ante el electorado como una  opción atractiva y  competitiva”.

Eso, sostuvo, es lo que nos preocupa, la oferta polí­tica que el PRD reivindique y ver el proyecto que enarbole la persona, así­ como el método que puede ser determinante.

Nosotros no vemos que sea necesario definir en este momento a un precandidato. Hay que  debatirlo, tenemos  todo el mes de  Agosto, septiembre y octubre para  llegar a una reflexión más a fondo y valorar y escuchar a los ciudadanos que votan, que no tienen  partido y que no  forman  parte de la militancia de la izquierda, concluyó.

Top