REFERENTE PERIODíSTICO

¡¡¡Rescatemos el turismo!!! y ¿Se debe pagar la tenencia?

 Por Gerardo DE íVILA (*)

Si la flaca memoria no me traiciona como luego ocurre, fue en el sexenio de Genaro Borrego Estrada cuando Zacatecas comenzó a figurar en el plano nacional en materia de turismo. Hoy, creo yo, esta actividad atraviesa por serios problemas.

Sin caer en la exageración, considero que se vive una crisis en esta actividad como consecuencia de la suma de varios factores. Los prestadores de servicio lo están viviendo, aunque también son parte del problema.

No bastará hablar bien de Zacatecas para salir adelante, se requiere, que gobierno y prestadores de servicios, en conjunto, realicen un profundo análisis sobre la realidad.

Y que mejor serí­a atender este asunto, antes que la crisis económica que azota ya a los Estados Unidos le pegue a México y, por añadidura, a Zacatecas.

Los andamiajes que soportan hoy dí­a al turismo requieren ser renovados, de lo contrario podrí­a venir el colapso. Hay turismo en las calles del centro histórico sí­, pero no el de otros tiempos ni tampoco con las derramas millonarias.

Como nunca antes, el turismo vive una profunda crisis que indudablemente será atendida de inmediato por la actual administración de Miguel Alonso Reyes y su Secretario de Turismo Pedro Inguanzo (hijo). Gestionar recursos ante la Federación, serí­a tan sólo una parte de la solución.

Así­ las cosas, urge rediseñar polí­ticas públicas para encausar esta actividad, no sólo para la capital y su centro histórico, sino también para los propios municipios.

Sólo como colofón en esta parte, por años, el turismo ha movido en buena medida la frágil economí­a zacatecana, de ahí­, el llamado para entrar en una especie de rescate.

Las causas de la crisis…

Advertimos lí­neas arriba, que las causas de este mal momento para el turismo son multifactoriales. ¿Pero cuáles son esas causas?

a) la inseguridad que vive el paí­s afecta a Zacatecas;

b) no existe un ambicioso proyecto integral turí­stico;

c) la oferta se reduce a la capital. No hay vida nocturna;

b) los prestadores de servicios no dan el paso final hacia la calidad;

c) Zacatecas resulta caro para los turistas;

d) Sin perder la vocación e identidad, convendrí­a replantear, a partir de polí­ticas públicas, el rescate del turismo.

Una reflexión más: del mismo modo como se ha impulsado a la minerí­a, el turismo requiere de apoyo inmediato, de lo contrario, los í­ndices de ocupación hotelera irán, más aún, a la baja y en consecuencia, los demás prestadores de servicios.

Un claro ejemplo es que la Central Camionera luce sola, la merma con respecto al 2010 es de un 40% o un poco más.

Con todo, Zacatecas debe competir y tiene que hacerlo contra estados con vocación similar a la nuestra, me refiero concretamente a ciudades coloniales. Por eso tiene su importancia hablar bien de nuestro estado, pero no es suficiente.

Competir con centros turí­sticos que cuentan con playa, simple y sencillamente no tiene ni caso pensarlo. Lo nuestro es lo colonial y lo que se gira en su entorno. Ese es el camino y a lo que hay que apostarle.

Hace un par de semanas, escuché en el noticiario matutino Enlace, que conduce el periodista Francisco Esparza Acevedo, un análisis serio y responsable que hizo la investigadora universitaria Margarita González Hernández, a propósito de la percepción que hay sobre el turismo en Zacatecas.

Palabras más, palabras menos, la maestra dio a conocer datos duros sobre la percepción que tienen los turistas hacia nuestro estado y no es nada favorable, no tanto por lo malo, sino por la falta de oferta turí­stica.

Hasta lo que pude registrar, la académica en cuestión tiene varias investigaciones relacionadas al centro histórico que deberí­an ser tomadas en cuenta por nuestras autoridades.

En resumen, más allá de las millonarias derramas económicas que luego se anuncian, pero que contrastan contra la realidad, siento yo que es un deber de esta administración entrar al rescate del turismo, tal y como se ha hecho con la minerí­a, el campo y otros sectores primarios de Zacatecas.

Para el anecdotario:

1) En una entrega anterior, dimos cuentas, que el pago de la tenencia vehicular, por decreto presidencial, -ya no se pagará más a partir del 2012-. Pero también señalamos, que el presidente Calderón dejó a consideración de los gobernadores cobrarla o no en sus respectivos estados. Nuestra opinión fue y es, que serí­a una buena noticia para las y los zacatecanos ya no pagarla más.

Sin embargo, ayer leí­mos en la prensa, que el Secretario de Finanzas Alejandro Tello se pronunció a favor del pago de la tenencia, bajo el argumento que se dejarí­an de recibir 230 millones de pesos. Vamos a esperar al final qué dice el jefe del Ejecutivo. Por lo pronto, legisladores de oposición consideran que este cobro debe ser eliminado. Se viene un fuerte debate. ¿Por qué no socializar el tema? Se evitarí­a un desgaste innecesario el gobernador.

2) Cómo cambian las cosas. Amalistas contra amalistas. Ahora resulta, que Javier Calzada Vázquez, con el respaldo de Miguel Torres Rosales, exigen cuentas claras en las dirigencias que encabezaron en su momento Gerardo Romo Fonseca y Jorge Eduardo Hiriartt Estrada. ¿Por qué hasta ahora?

Ahora lo que viene, es esperar la decisión que tome la Comisión de Garantí­as y Vigilancia en torno a la impugnación que promovieron justamente los personajes en mención, ahora hechos uno mismo. ¿Y los agravios? ¿Y la congruencia?, bien gracias. Sólo los salvarí­a que digan públicamente que en esta lucha van juntos pero no revueltos… Difí­cil de creerlo.

3) Me parece que, al menos parcialmente, la presencia de la Marina en Zacatecas ha inhibido a los grupos delictivos en buena parte del territorio zacatecano. Aun así­, el obispo Carlos Cabrero Romero volvió a insistir ante los medios que las autoridades de todos los niveles deben garantizar la seguridad de la población.

Pero el jerarca de la iglesia católica fue más allá: exigió a las y los diputados, sin mencionarlos, legislar en favor de la sociedad creando leyes más justas. Es claro, que al prelado le preocupa la crisis que se vive al interior de la LX Legislatura. No es la primera vez que el obispo demanda más compromiso de los actores polí­ticos.

4) Con o sin razón, creí­ble o no creí­ble, la juventud de Zacatecas es blanco fácil de los grupos delictivos. No exagero, los niños y niñas son reclutados. En el programa matutino del pasado martes 26, la periodista Carmen Aristegui, una investigadora puso de relieve está realidad.

Esta circunstancia debe servir para estar más al pendiente de nuestros hijos. No hay que olvidar, que estos niños y niñas tomarán las decisiones en años próximos de nuestro Estado. Estamos en un buen momento para fortalecer el núcleo familiar.

5) Simplemente sigue imparable el ex presidente Vicente Fox. Nadie le dice nada. Insiste en que el PRI regresará a Los Pinos porque ya aprendió la lección y hasta demócrata llamó al priista Enrique Peña Nieto.

No hay duda, de que el quijotesco Fox se ha convertido en el principal publicista del PRI y enemigo público de su propio partido, situación que no debe agradarle mucho al presidente Calderón ni al grueso de la militancia azul. ¡¡¡No me ayudes compadre!!!

Es mi opinión.

(*) Periodista.

Top