íNDICE DELICTIVO EN ZACATECAS

Por : Carlos Alejandro Longoria Smith / Licenciado En Criminologí­a  y Estudiante de la Maestrí­a en Ciencias Forenses y Victimologí­a de la Universidad Autónoma de Durango, Campus Zacatecas

En el estado de Zacatecas el delito que más se comete según la estadí­stica, es el delito de robo. Este se castiga de acuerdo a la gravedad y el grado de participación según sea el caso. Es importante señalar que lo cometen tanto mayores como menores de edad, poniendo pues en nuestra perspectiva y lo que hemos venido estudiando que es por múltiples causas, las cuales deben ser estudiadas en cada uno de los casos, para lograr comprender y si es posible proporcionar una opinión lo más exacta posible para la prevención y rehabilitación de los delincuentes.

Entonces se hablará pues, de las causas más importantes que lo originan y dependiendo de la zona geográfica del paí­s es posible determinar que son las más influyentes.

Para comenzar, mencionaré que la falta de empleo es un factor el cual es meramente de los más importantes, la escasa creación por parte del gobierno de esta fuente tan importante que conduce a las personas a querer obtener alimento o dinero para la supervivencia, además la gran diferencia en los bienes de las personas, que por naturaleza, el hombre ha sido envidioso no por el sentimiento negativo sino por el sentido de competencia del ser humano, que siempre quiere ser superior a sus semejantes, por lo tanto, al verse incapaz por no tener los recursos a falta de trabajo quiere obtener esa igualdad o equilibrio de cualquier forma, en este caso, a través de un hecho delictivo apoderándose así­, de manera ilí­cita de bienes, muebles e inmuebles.

Así­ pues, otro factor es la educación que si bien es “gratuita”, aun así­ volvemos a mencionar que por la falta de recursos, prefieren mandar a sus hijos a trabajar o pedir dinero con el fin de poder subsistir. Esto nos conduce a deducir que si no tienen educación, no hay recursos, es lógico que van a delinquir y se guiarán por lo más “fácil” que en este caso es el robo; pero hablamos también que la falta de sentido común por la inexistencia de la educación lleva a estos sujetos a la costumbre que los califica como delincuentes habituales, ya que está se vuelve su forma de vida y podrí­a decirse, su manera de sobrevivir, incluso perfeccionando el modus operandi que se vuelve casi imposible su captura.

Es interesante cómo la falta de educación, al igual que de valores, desde la familia se vuelve un factor muy grande y de mayor gravedad, ya que en vez de encaminarlos para llevar a cabo el bien común, se traduce a todo lo contrario como es en este caso.

El alcoholismo y la cultura, son sin duda otros factores, ya que depende el entorno social y el desarrollo tanto como la comunicación que éste tenga en su contexto, precisamente la dependencia que provoca esta droga legal, más no bien regulada o vigilada por las autoridades correspondientes, ocasiona que las personas consumidoras de esta bebida al no contar con recursos para seguir adquiriéndola busquen la manera de obtener el dinero para no entrar en el sí­ndrome de abstinencia y seguir en ese estado por lo que de cualquier forma, tomado o no, cometen este delito, ya que por lo general estas personas al estar ebrias, por la falta de educación, auto-control, ingieren tanto alcohol que se ponen en un estado inconsciente en el cual llegan a cometer tal delito que al dí­a siguiente no son capaces de recordarlo.

Entonces hay dos ví­as, el “valor” que les da el haber consumido alcohol y atreverse a cometer tantos delitos se les ocurra y se presente la ocasión, y otra es, tratar de obtener dinero a través de cualquier medio en este caso, el robo.

Por otro lado, la policí­a, autoridades correspondientes contribuyen a la comisión, no sólo de este delito, sino de muchos más que por razones de corrupción, no realizan su trabajo como debiera ser. Incluso violan los reglamentos internos, entrando así­ en faltas administrativas y penales, que llegarí­an en todo caso a la pérdida de empleo, que nos conduce según lo ya mencionado, a la falta de recursos y esto a la comisión de delitos nuevamente.

La falta de capacitación e interés en los integrantes de la corporación por parte del gobierno, hace que estos busquen otra manera para obtener más dinero y permitir la comisión de hechos delictivos, habrí­a que reforzar en eso y estimularlos para que su trabajo sea eficaz y su función sea la correcta, que es la prevención.

El pandillerismo es lo que conduce también a las personas a cometer este delito, si en vez de reunirse para drogarse, consumir alcohol, hacer desastres y desorden público, las autoridades correspondientes pudiesen regular de alguna forma la conducta con alguna polí­tica, para fomentar alguna actividad a beneficio de la sociedad en la cual también recibieran algún incentivo y así­ estimular en ellos el sentido de trabajo, responsabilidad y cultura, se podrí­a abarcar en el detalle que nos afecta no sólo a los que comenten el delito, sino a la sociedad entera, se podrí­a entonces encontrar y dar el empleo, la cultura, los valores, etc., que disminuyan la criminalidad y el pandillerismo.

Algunos lugares en los cuales es más alto el nivel de delincuencia, serí­a lo adecuado incrementar la presencia de policí­a capacitada, infraestructura para el desarrollo infantil y fomentar así­ desde la niñez, que es cuando existe la posibilidad de que aun cambien las personas la correcta adecuación y función de su conducta para beneficio de su persona, familia, sociedad y Estado en que se encuentra.

Top