FIRME EL COMPROMISO DE Mí‰XICO EN LA LUCHA CONTRA LA DESERTIFICACIӓN Y LA POBREZA

México reafirmará ante la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) su compromiso para combatir los procesos de degradación de la tierra y la marginación de los habitantes más vulnerables que, en el caso de nuestro paí­s, son principalmente los pobladores de terrenos forestales.

La agenda global del tema se discutirá en la Décima Conferencia de las Partes de la CNULD, a realizarse del 10 al 21 de octubre en Corea del Sur, y en la que participará nuestro paí­s a través de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) como punto focal.

En el marco de esta reunión internacional, nuestro paí­s promoverá el establecimiento de metas concretas de reducción de degradación de las tierras y de la desertificación, en un contexto de buenas prácticas para el manejo sustentable de zonas agropecuarias y forestales.

La desertificación en México es un problema nacional que abarca la degradación de tierras cultivables, zonas forestales y de uso pecuario; cerca del 64 por ciento de los suelos del paí­s presentan afectación por algún proceso en diferentes niveles. Se calcula que alrededor de 48 millones de mexicanos padecen las consecuencias de la sequí­a en zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas, lo que genera que cada año emigren y abandonen sus tierras  entre 300 mil y 400 mil personas.

El trabajo de la CONAFOR en la última década ha permitido que cerca de un millón de hectáreas se encuentren en proceso de recuperación a través de restauración de suelos y reforestación, con los consecuentes beneficios ambientales como la retención de suelos, la infiltración de agua y mantenimiento de la biodiversidad.

La lucha contra la desertificación consiste en detener y revertir los procesos degradantes y sus causas, además de mitigar impactos adversos como la disminución de la productividad de las tierras, desnutrición, empobrecimiento de la población y migraciones. Los principales factores causantes de la degradación de suelos, en el paí­s, son la deforestación para cambio de uso de suelo y el sobrepastoreo.

La Asamblea General de la ONU, con el objetivo de incrementar el posicionamiento de la CNULD, en el marco de polí­ticas a nivel mundial y nacional, reunió el mes pasado a lí­deres mundiales por primera vez, en una Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General en Nueva York, con el tema Enfrentando la desertificación, la degradación de las tierras y la sequí­a en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza.

En dicha reunión participó Mexico a través del Director General de la CONAFOR, Dr. Juan Manuel Torres Rojo. Se reconoció que a menos que la desertificación, la degradación de las tierras y la sequí­a se aborden urgentemente dondequiera que ocurran, serí­an corroí­dos los tres pilares del desarrollo sostenible. Además se discutieron diversos medios para operar un cambio de paradigma, para mejorar las condiciones de vida de las poblaciones y los ecosistemas afectados, y con ello lograr el desarrollo sostenible y erradicar la pobreza.

El año pasado, nuestro paí­s, por mandato del Sistema Nacional de Lucha contra la Desertificación (SINADES), donde participa la CONAFOR, se concluyó la Estrategia Nacional de Manejo Sustentable de Tierras que establece guí­as y acciones para vincular interinstitucionalmente en el paí­s los esfuerzos que permitan revertir los procesos de degradación.

Dicha estrategia es la base para la actualización del Plan de Acción para combatir la Degradación de tierras la desertificación y la sequí­a, en alienación con la Estrategia Decenal de la CNULD.

Para acceder al documento de la Estrategia, consultar la página: http://www.mexicoforestal.gob.mx/files/documentos/archivos/110919%20Estrategia%20Nacional%20de%20Manejo%20Sustentable%20de%20Tierras.pdf

Top