LA QUíMICA, PRIMORDIAL PARA EL PROGRESO DE LAS NACIONES: RAYMUNDO CEA OLIVARES

“Cualquier aspecto de nuestro bienestar material depende de la Quí­mica, en cuanto esta ciencia proporciona los medios adecuados que lo hacen posible”. Con esta reflexión inició la conferencia titulada “¿Para qué estudiar Quí­mica?”, a cargo del doctor  Raymundo Cea Olivares, investigador  del Instituto de Quí­mica de la UNAM.

Lo anterior, en el marco del IX Ciclo del Programa Viernes en la Ciencia, organizado por el Museo de Ciencias y la Unidad Académica de Ciencias Biológicas, conjuntamente con la Academia Mexicana de Ciencias, con sede en el patio central de la Rectorí­a de la UAZ.

Acompañado del maestro José de Jesús Cortés Hermosillo y de la licenciada Bertha Michel, respectivamente titulares de la Unidad Académica de Ciencias Biológicas y del Museo Universitario de Ciencias, el Doctor Cea Olivares expresó ante una nutrida audiencia, en su mayorí­a jóvenes estudiantes, que la Quí­mica “es primordial para el progreso de las naciones.

Desafortunadamente –reconoció– en México ha tenido un desarrollo inferior en comparación con otras ciencias.  Y eso no obstante que cualquier aspecto de nuestro bienestar material depende de la Quí­mica, en cuanto esta ciencia proporciona los medios adecuados que lo hacen posible”.

¿Qué es la Quí­mica?, cuestionó a los asistentes. “La Quí­mica, dijo, es la ciencia que trata con el cambio en un tipo de compuesto en otro, y las leyes que gobiernan dichos cambios”.  Cualquier aspecto de nuestro bienestar material depende de la Quí­mica en cuanto esta ciencia proporciona los medios adecuados que lo hacen posible.

Así­, por ejemplo, en lo que se refiere a nuestros medios de locomoción, la Quí­mica suministra aceros especiales y aleaciones ligeras. No podemos pensar en la cirugí­a sin anestésicos y antisépticos, en los aviones sin aleaciones ligeras ni gasolinas especiales, en los vestidos sin colorantes ni en los puentes sin hierro y cemento, expuso el invitado.

El avance prodigioso de nuestra civilización, dijo,  en los últimos doscientos años, muchí­simo mayor que en los cuatro mil años anteriores, es el resultado del desarrollo y aplicación de la ciencia quí­mica, por la que el hombre ha adquirido un control sobre el medio exterior y ha aumentado su independencia respecto de él.

De acuerdo con el investigador,  todos estos progresos quí­micos, con ser enormes, son únicamente un comienzo, pues los más intrigantes y prometedores secretos de la naturaleza permanecen aún impenetrables. El quí­mico ha llegado a resolver el misterio del átomo y dispone hoy de métodos para liberar las enormes reservas de energí­a dentro de él, pero nada sabemos acerca de las fuerzas quí­micas que distinguen la materia viva de la no-viviente.

Explicó que la historia de la Quí­mica, uno de los más bellos capí­tulos de la historia del espí­ritu humano, es en realidad la historia del lento desarrollo del pensamiento cientí­fico y de los rápidos resultados conseguidos después en la aplicación sistemática y progresiva del método cientí­fico, al estudio de la materia.

El estudio de la historia de la Quí­mica es muy provechoso,  puesto que nos familiariza con las reflexiones especulativas de los grandes quí­micos del pasado y nos permite valorar exactamente el progreso actual de esta ciencia y contribuir a su desarrollo constante. En el largo curso del esfuerzo humano para interpretar y, en cierto modo, dirigir los fenómenos de la Naturaleza, las ideas han sido siempre más potentes que la simple habilidad técnica, afirmó el doctor Raymundo Cea Olivares.

Currí­culum del conferenciante

Al hablar de la trayectoria del Dr. Raymundo Cea Olivares, los anfitriones dieron a conocer que cursó la carrera de Quí­mica, posteriormente, realizó estudios de maestrí­a en ciencias y el doctorado en Quí­mica, todos en la Universidad Nacional Autónoma de México. Llevó a cabo una estancia posdoctoral en la Universidad de Texas en el Paso, EUA (1984-1985) y otra en el Instituto de Quí­mica Inorgánica de la Universidad de Múnich, Alemania (1986-1987), durante la cual fue becario de la fundación “Alexander Von Humboldt”.

También fue académico visitante por dos semestres en la Universidad de Baja California en Tijuana (1979-1980) e investigador visitante por un semestre en el Centro de Investigaciones Biológicas de Baja California Sur (1983). Fue galardonado con el Premio Nacional de Quí­mica 2010 “Andrés Manuel del Rí­o”, en el írea Académica de Investigación,  reconocimiento, entregado por la Sociedad Quí­mica de México AC. Es Co-coordinador del programa de los Domingos en la Ciencia.

La investigación del doctor Cea se basa en la quí­mica inorgánica de elementos representativos pesados. El doctor ha publicado 132 artí­culos en revistas internacionales y su actividad en formación de estudiantes se ha reflejado en la dirección de 46 tesis de licenciatura, 11 de maestrí­a y 15 tesis doctorales, así­ como una actividad docente ininterrumpida frente a grupo en la Facultad de Quí­mica.

Top