REFERENTE PERIODíSTICO

 ¿Coalición entre la derecha y la izquierda?, imposible…

La polarización ante la elección presidencial de 2012 está subiendo de tono. De acuerdo con la visión de estudiosos de los fenómenos polí­ticos, los caminos para México son dos: Cambio o regresión. ¿Quién garantiza el cambio?: Nadie.

¿Cómo verí­a usted una coalición entre la derecha y los partidos de izquierda? ¿Hay condiciones polí­ticas e ideológicas para ver juntos en la boleta al PAN, PRD, PT y MC todos contra el PRI? ¿Quién debe encabezar la coalición en el supuesto caso que se diera? ¿Bajo qué condiciones y reglas? ¿Serí­a parcial o total?

La propuesta del enamorado jefe de Gobierno Marcelo Ebrard es muy respetable, pero su argumentación no convence a nadie: evitar el arribo del PRI a Los Pinos. ¿Entonces dónde quedan los principios, estatutos, ideologí­a y la lucha?

Suponiendo sin conceder, tal vez lo que pretende Ebrard, es lanzar el mensaje de que puede ser el candidato del PAN y de un sector del PRD, si no gana la encuesta al polémico Andrés Manuel López Obrador. Lo que no entiende Marcelo es que AMLO será candidato con o sin el PRD. El PT lo postulará.

Pero entonces es posible la coalición entre el PAN y la izquierda para 2012, desde nuestra modesta óptica es imposible que se presente, a menos que la ética, la moral, los ideales, la congruencia de uno y otro hayan desaparecido.

De manera que, como chiste estuvo bueno, pero ya en el plan serio y formal me parece que no hay condiciones polí­ticas ni ideológicas para pensar en una coalición. Aun cuando pudiera sonar paradójico, en lo único en que sí­ pudieran ir juntos es no permitir el arribo del PRI al poder, pero nunca revueltos.

La explicación a la no coalición es muy sencilla: estamos ante dos proyectos de nación diametralmente distintos y opuestos. Los intereses polí­ticos, económicos e ideológicos es otro factor a considerar. Quienes hoy proponen una coalición, es probable, que mañana la denosten. Al tiempo.

Ante este escenario, regresamos a la pregunta original que motivó esta entrega: ¿se imagina usted apreciable lector juntos en la elección presidencial de 2012 al PAN, PRD, PT y MC, todos unidos contra el PRI y sus aliados el PVEM-PANAL? ¿Imposible verdad’? Quizá, en elecciones posteriores pueda presentarse un gran frente pero ahí­.

Pueden ser los grandes aliados, que va…

Pensar en que podrí­an ser los “grandes aliados” el próximo año, sólo para impedir el arribo del PRI a Los Pinos, nos parece una argumentación poco serí­a que, en nuestra visión denigra la verdadera misión de cualquier partido polí­tico. Marcelo está viendo poco visionario y un lí­der poco estadista.

Ahora bien, es incorrecto que se unan los partidos que representan a la derecha y a la izquierda en México, por supuesto que no, pero no cómo lo plantean algunos actores polí­ticos, en especial, Marcelo Ebrard.

Sin bien ya existen algunos casos de coaliciones en América Latina y Europa, en la mayor parte han resultado proyectos polí­ticos fallidos, salvo muy honrosas excepciones, además, dichas alianzas o coaliciones se han dado en otro contexto y atendiendo demandas de la sociedad a problemas muy concretos.

En suma, hace unos dí­as, el presidente nacional del blanquiazul Gustavo Madero opinó que el PAN estarí­a dispuesto a una coalición para el 2012, siempre y cuando el candidato fuera el de su partido.

En contra parte, la única reacción que provocó las declaraciones fue un silencio sepulcral de las fuerzas progresistas de izquierdas, porque no tienen la intención de buscar al PAN como aliado estratégico Ciertamente nada está escrito, pero el sólo escuchar la propuesta del jefe de Gobierno suena alejada de la realidad.

Es claro, que el sistema de República con que cuenta el paí­s, se ha quedado atrás con respecto a otros paí­ses. Los partidos “grandes” como el PRI, PAN y PRD, han sido incapaces de atraer el voto sin recurrir a la demagogia y al populismo.

La propuesta de los 46

Para algunos aspirantes a la presidencia de la República, como es el caso del jefe de Gobierno Marcelo Ebrard Casaubon, piensan que el camino es conformar una coalición para parar al PRI en su intención de volver a Los Pinos. Insistimos, es una argumentación es endeble de quien insiste en hacer una coalición.

En todo caso, lo que tal vez quiso decir el -recién casado- es que el futuro de las izquierdas para el 2012 es poco halagí¼eño y menos si va cada quien por su lado. ¿No será también que Ebrard ya se ve de azul?

De hecho, el único antecedente que hay, de lo que hoy estamos hablando, es que, al inicio de semana, se publicó un desplegado que lo firmaron 46 intelectuales, Gobernadores y legisladores, que hasta lo que conocemos poca aceptación ha recogido el documento.

En suma, la posición del jefe de Gobierno es respetable, pero creo que no llegará a feliz puerto. No se conoce fórmula polí­tica aún para juntar en este momento al agua con el aceite ¿O sí­?

Para el anecdotario:

1) Culminó la primera etapa de tres de la Glosa del Primer Informe. Correspondió al Secretario General de Gobierno Esaú Hernández Herrera abrir la pasarela. El número 2 se concretó al decir que -nunca ha dado ni darí­a lí­nea- a los diputados. Además, anunció que en los próximos dí­as llegarán más policí­as federales para cuidar las carreteras de Zacatecas.

Así­ las cosas, llegó Esaú, informó y se fue. No pasó nada, pero de nada.

2) Posteriormente, vino la comparecencia del Secretario de Seguridad Pública Jesús Pinto Ortiz a quien literalmente le llovió. Fue evidente que aún no conoce bien a Zacatecas. Lo más preocupante no fue la tormenta de crí­ticas que recibió sino las declaraciones que hizo en torno a que no hay confianza en las policí­as de Zacatecas. Se interpretó que los “malos” van ganando la carrera a los “buenos”.

3) Fiel a su estilo de hacer chistes de todo, Arturo Nahle Garcí­a reconoció que la delincuencia organizada sorprendió a las autoridades responsables de velar por las y los zacatecanos. Por lo menos, cambió el discurso y ya no culpó de manera directa a Amalia Dolores Garcí­a Medina. Al final, hubo más dudas que respuestas. Su colmillo y astucia en polí­tica lo sacó adelante.

4) Finalmente, en el primer bloque de funcionarios públicos de primer nivel que comparecieron, correspondió al Contralor Interno Guillermo Huizar Carranza cerrar y responder las crí­ticas, ironí­as y sarcasmos de un par de diputados. Lo trascendente, en nuestro entender, fue que quedó pendiente el saber qué pasará con el caso de Amalia Garcí­a y ex colaboradores, así­ como el dar a conocer de manera pública nombres y apellidos de quienes serán inhabilitados, sancionados o solamente regañados. Nos parece pues fue lo más trascendente.

5) La próxima semana irán cuentas a la Cámara de Diputados el Secretario de Finanzas, Salud, Educación, Campo, entre otros. Las y los zacatecanos tienen la mejor opinión de lo que ocurre en la LX Legislatura. Por cierto, la percepción de que vendrán cambios en el gabinete del gobernador persiste.

Es mi opinión.

(*) Periodista

Top