CONFERENCIA MAGISTRAL; CIBERNETICA Y DELITOS INFORMíTICOS EN Mí‰XICO

Como pocas ocasiones en lo que va del año, el vestí­bulo del congreso se vio rebasado en su capacidad este viernes con la asistencia de funcionarios, estudiantes y profesionales de las tecnologí­as cibernéticas, que acudieron a escuchar la conferencia magistral “Ciberjusticia y Delitos Informáticos en México”, impartido por el Dr. Julio. A. Téllez Valdez, y organizado por la Diputada de Movimiento Ciudadano, Marí­a de la Luz Domí­nguez Campos.

Julio Alejandro Téllez Valdez, Lic. en Derecho por la Universidad Lasalle, cuenta  con una trayectoria de más de 30 años generando conocimiento jurí­dico en torno al derecho y a la informática,  es Presidente de la Federación Iberoamericana de Asociaciones de Derecho e Informática, con sede en España, nombramiento recibido hace apenas dos dí­as en Argentina; Investigador Nacional del nivel dos del Sistema Nacional de Investigadores CONACYT.

Es  asesor de la Organización Mundial de Derecho Informático y miembro del grupo de Coordinación Interinstitucional de Combate a Delitos Cibernéticos, Policí­a Federal Preventiva y Secretarí­a Federal de Seguridad Pública en México; Doctorado en Informática Jurí­dica y Derecho de la informática por la Universidad de Montpellier, Francia; Investigador titular B en tiempo completo en el área de derecho del Instituto de Investigaciones Jurí­dicas.

Catedrático de las materias de Jurismatica Polí­tica, Derecho Informático, Derecho de las Comunicaciones, Derecho de las Telecomunicaciones,  Legislación de Medios Electrónicos, Metodologí­a de la Investigación Jurí­dica entre otras; realizó  Maestrí­a y Doctorado en Universidades Públicas y Privadas Mexicanas y extranjeras, lí­der académico y profesor en la asignatura en Derecho del Tecnológico de Monterrey, Campus San Luis Potosí­.

Ha publicado diversas obras entre ellas el libro, La protección jurí­dica de los programas de computación, segunda edición; Derecho informático, cuarta edición;   Contratos informáticos, riesgos y seguros; importancia del voto electrónico, entre otros.

El Dr. Téllez Valdez, a manera de presentación, informó que la Diputada Domí­nguez Campos,  fue su  alumna de doctorado en derecho, y esa fue la circunstancia en que tuvo el gusto de conocerla, luego aclaró;  “Soy un académico y mi presencia aquí­ es con fines estrictamente académicos, aunque estoy aquí­ Â en éste  recinto legislativo acompañado por integrantes de un partido polí­tico muy respetado”.

Se pronunció por estimular el uso de la tecnologí­a,  establecer  el gobierno electrónico que facilite  y mejore la calidad de  los servicios públicos;   educación a distancia, consultas médicas en poblaciones aisladas,  comercio electrónico eficiente,  teletrabajo, sufragio electrónico y eliminación de la burocracia. Aunque también consideró que estas herramientas pueden constituirse en factor  de adversidad a las personas.

Informó que en la cámara de diputados se está viendo con seriedad legislar para que en México el internet se considere como derecho humano, como ya lo hace la ONU, e hizo votos por que se avance en ese propósito, porque un  Internet funcional abre la puerta para el ejercicio de otro tipo de derechos que ya están considerados en la constitución como  los mencionados anteriormente.

Instó a los Diputados locales Zacatecanos  a dejar un legado  a las generaciones futuras Legislando  en la materia de las ciber tecnologí­as; “A hacer Leyes que estimulen el buen uso de éstas tecnologí­as, por un lado, pero también, Leyes que sancionen el uso inadecuado de este tipo de tecnologí­as. El estado de Zacatecas no puede sustraerse a la vorágine del uso de las mismas, y en dos años que les quedan por delante podrí­an hacer cosas positivas al respecto”.

“Yo esperarí­a que esta charla no pasara inadvertida y generara algún grado de sensibilización en los 30 diputados que a nivel local toman decisiones, y puedan legislar a favor del buen uso de el buen uso de estas herramientas, serí­a un aporte significativo y podrí­an dejar una huella indeleble, para que cuando dejen sus funciones puedan sentirse satisfechos de haber hecho propuestas que realmente  busquen el beneficio de la ciudaní­a”.

La conferencia se  centró en dos rubros fundamentales;  La ciberjusticia y los Delitos Informáticos, la tecnologí­a como instrumento del derecho y la tecnologí­a como objeto de regulación del derecho.

Recordó la reflexión de William Gibson en el año 1984, cuando definió la incipiente aventura de la tecnologí­a computacional;  “Ciber espacio es una alucinación colectiva experimentada  diariamente por millones de personas que operan una computadoras en cada nación, una complejidad inconcebible, un cúmulo de constelaciones de datos que vuelan en la mente y que paulatinamente han  venido permeando diferentes ámbitos del conocimiento”.

Coincidió con él en  que actualmente vivimos en una sociedad de la información y del conocimiento, y entró en el tema de cómo  esta tecnologí­a puede usarse para propiciar la consecución de los fines  óptimos del  Derecho y el bien común, centrándose  en el valor de la Justicia, sobre todo cuando no se cumplen los postulados del artí­culo 17 de la constitución, en relación de que la justicia debe ser pronta y expedita, pero con el apoyo de la tecnologí­a pudiera lograrse.

En una clara demostración del dominio del tema, con elocuencia, sencillez y hasta con frecuentes toques de humor, explicó las ventajas de la ciberjusticia; reducir los costos de los procesos judiciales, evitar el rezago de expedientes y   economí­a en la  concentración procesal.  Sobre todo, dijo,  la informática ha encontrado un terreno muy fértil en la justicia alternativa por que se da la posibilidad de que las partes independientemente de que se encuentren en lugares distantes, puedan encontrar un arreglo a través del  uso de la tecnologí­a.

El tribunal virtual del Poder Judicial del Estado de Nuevo León fue puesto como ejemplo de cómo podrí­a funcionar la ciberjusticia;  tiene la  ventaja de que los llamados justiciables pueden acceder a sus expedientes sin la necesidad de presencia fí­sica, los abogados e interesados  pueden enviar  promociones o recibir  notificaciones a través de dispositivos móviles como puede ser un teléfono celular, además, son servicios gratuitos.

Explicó el funcionamiento del  llamado expediente electrónico que ya se utiliza en Queretaro y el “juicio en lí­nea”, manejado por el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, que entró en operaciones en el mes de agosto, en el que se pueden ventilar asuntos por ví­a rigurosamente electrónica.

 Señaló que el expediente electrónico supera con mucha ventaja  a los expedientes  de papel, pues no hay degradación del formato impreso, se evita el engorroso volumen de expedientes cocidos, los formatos impresos son costosos y  siempre terminan dañados y en el basurero. Otra desventaja, afirma, es que los expedientes fí­sicos son de  celulosa,  producto de la corteza de los arboles,  lo que nos recuerda que somos verdaderos depredadores  de nuestro medio ambiente, “cambiemos al expediente electrónico,  hagámoslo también con fines ecológicos  por las generaciones venideras”.

Más adelante, al entrar en el tema de delitos informáticos, los consideró como delitos de cuello blanco porque no cualquier persona los puede cometer,   se requiere de un nivel de conocimiento y experiencia,  son ilí­citos cometidos desde el anonimato que obligatoriamente lleva a la impunidad. Con los delitos informáticos no prospera la denuncia penal porque no están tipificados como delito y en consecuencia no puede haber acción penal alguna.

Actualmente, informó,  se tiene  control de orden preventivo y correctivo, sin embargo se busca prosperar en, un sistema de flagrancia que permita o facilite el trámite de las acciones penales correspondientes. Explicó que es un Hacker y el fenómeno Twitero y del Hacktivismo, tipos de virus maliciosos, pornografí­a infantil,  usurpación de identidad y otros movimientos cibernéticos considerados como delitos.

Top