CAPACITA PROTECCIӓN CIVIL A ESTUDIANTES DEL CAMPUS SIGLO XXI

Con el propósito de fomentar una nueva cultura en los compañeros (estudiantes de medicina y carreras afines) saber cómo actuar, saber cómo y para qué es un paramédico, garantizar su seguridad, ya que ellos (estudiantes) irán en el futuro a un campo clí­nico laboral donde la sociedad estará requiriendo de sus servicios, es el objetivo de la capacitación que está llevando a cabo Protección Civil del municipio de la capital en el Campus Siglo XXI de la UAZ.

Así­ lo explicó el capitán Antonio Hernández Villamil, jefe de Protección Civil municipal, quien además mencionó que dicha capacitación fue de 20 horas e incluyó lo referente a extracción de un automóvil de una persona atrapada, primeros auxilios, mas el sistema de combate a fuego.

“Vemos a los chavos muy entusiasmados ya que es la primera institución donde se ven estas situaciones de la protección civil”, abundó el capitán Villamil.

Dijo que se pretende hacer conciencia entre la juventud, por lo que el municipio de Zacatecas lleva a cabo un programa en cuanto a la prevención de accidentes viales, por lo que los simulacros se deben hacer constantemente para garantizar la seguridad de la ciudadaní­a.

Agregó que las brigadas estudiantiles cumplieron su cometido de rescatar entre los hierros retorcidos con la ayuda de las quijadas de la vida a dos de sus compañeros que simulaban estar atrapados al interior, una vez rescatados, los mismos estudiantes combatieron el fuego con agua y extintores, participando en el simulacro bomberos del municipio de Zacatecas y Jerez.

Por otro lado, soldados del Ejército Mexicano participaban en un simulacro de la búsqueda de un artefacto explosivo en las instalaciones de la misma Unidad Académica de Medicina, por lo que el edificio por un momento se vio atestado de militares que afanosos lo buscaban.

Cabe mencionar que durante dicha búsqueda por parte de los elementos castrenses, se utilizó el controversial aparato detector molecular  GT 200 llamado también por los militares como “Ouija del diablo”, ya que este polémico aparato detecta explosivos, armas o droga, incluso cuerpos enterrados en fosas clandestinas, lo que depende de la tarjeta con que haya sido programado.

Top