LOCALIZAN TERCER CADíVER EN FOSA CLANDESTINA DEL PARDILLO I, FRESNILLO, ZACATECAS

El Sol de Zacatecas

Redacción

Fresnillo, Zacatecas.- De la fosa de aproximadamente 100 metros de profundidad, en el Pardillo I, fue rescatado un tercer cadáver, quien de acuerdo a informes de la Policí­a Ministerial del Estado de Zacatecas (PME), respondí­a al nombre de Rubén Esquivel Pacheco, de 40 años de edad, originario del municipio de Calera de Ví­ctor Rosales.

Aunque todo aparenta que este triple homicidio fue obra de integrantes del crimen organizado, serán las investigaciones que lleve a cabo la Procuradurí­a General de Justicia del Estado, las que dejen en claro porqué motivo fueron victimadas estas personas y por quiénes.

El sábado anterior fueron rescatados los cuerpos sin vida de Omar Edgar Hernández Hernández y Efraí­n Torres Muro de 36 y 29 años de edad respectivamente, sin embargo, por informes que tení­a la Policí­a Ministerial, existí­a la presunción de la existencia de más cuerpos abandonados en ésa fosa, ubicada en campo abierto, cerca de la comunidad del Pardillo Tercero.

En el lugar de los hechos, elementos de la Dirección de Servicios Periciales, levantaron casquillos percutidos, así­ mismo, se encontraron manchas de sangre, lo que hací­a suponer a los investigadores, que los tres fueron asesinados en ese mismo lugar antes de ser arrojados al hoyo.

RESCATE COMPLICADO

A causa de la inmensa profundidad y lo reducido del diámetro, que era de aproximadamente 40 centí­metros, las tareas de rescate del tercer cadáver se tornaron sumamente difí­ciles.

Dos valientes jovencitas del Departamento de Protección Civil, en un claro cumplimiento del deber y respaldadas por todo un equipo de la misma dependencia, descendieron en diferentes momentos, una lo hizo en un par de veces, y en su segundo descenso logró amarrar con una soga los pies del cuerpo para de esa forma tratar de trasladarlo a la superficie, pero para su mala suerte y la de todos los presentes, la soga se zafó, derrumbándose así­ las esperanzas de ese intento por extraer el cadáver.

Pero esta situación adversa no mermó en lo absoluto el ánimo de rescatistas y ministeriales por llevar a cabo su propósito, y un agente ministerial se ofreció para bajar, y debido a su complexión delgada del policí­a, no hubo objeción para que lo hiciera.

Luego de recibir algunas indicaciones por parte de los expertos, el investigador fue deslizado hasta las profundidades del hoyo, y después unos minutos de maniobras trabajosas, consiguió con una soga amarrar los pies del cuerpo fuertemente, que se hallaba boca abajo, y finalmente a las 19:00 horas se logró el objetivo de sacar el cadáver a la superficie.

Top