EL 2012: ELECCIӓN PRESIDENCIAL Y RETOS PARA LOS POLíTICOS

Por: Héctor Alvarado

Al padre Luis Salazar por su s 25 años de sacerdocio.

Estamos a unos cuantos dí­as de iniciar el 2012, un año que quedará registrado en la historia de México porque se renovará la titularidad del Poder Ejecutivo Federal, la cámara de Senadores y la Cámara de Diputados, pero también es un año que representa para varios polí­ticos nacionales y locales, una oportunidad para cumplir con diversos retos que les signifiquen reivindicar sus polí­ticas públicas y consolidar sus mandatos; ganar o perder las elecciones presidenciales y marcar el rumbo que habrá de seguir nuestro paí­s y Zacatecas en los próximos años.

En lo que hace a la contienda electoral mediante la cual se renovará la Presidencia de la República, la última encuesta publicada por el periódico Reforma el domingo 4 de diciembre, le da una ventaja al abanderado del  Partido Revolucionario Institucional (PRI) Enrique Peña Nieto, quien tiene una preferencia del 49 por ciento de los electores, mientras que Andrés Manuel López Obrador de la alianza conformada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano (MV) alcanza el 26 por ciento y Josefina Vázquez Mota, si lograra la candidatura del Partido Acción Nacional (PAN), tendrí­a el 25 por ciento de la intención del voto.

El escenario serí­a completamente distinto si el Partido Acción Nacional postulara al Senador con licencia Santiago Creel quien tiene un 19 por ciento; mientras López Obrador alcanzarí­a el 28 por ciento y Peña Nieto subirí­a al 53 por ciento. Pero si el candidato del PAN fuera el ex Secretario de Hacienda, Ernesto Cordero quien tiene el 17 por ciento de la intención del voto, la contienda sólo se disputarí­a entre Andrés Manuel quien iniciarí­a con un 29 por ciento y Enrique Peña arrancarí­a con el 54 por ciento.

Los números que muestran las últimas encuestas, podrí­an darnos la percepción de que las preferencias ciudadanas están muy a favor del candidato del PRI Enrique Peña Nieto, sin embargo, los más recientes errores del ex gobernador mexiquense han generado severas dudas sobre su capacidad para gobernar, su inteligencia y el rumbo que le darí­a al paí­s si llegara a ocupar la primera magistratura. La historia reciente también nos ha enseñado que ventajas de 23 puntos porcentuales, son remontables con una campaña inteligente que convenza y movilice a la gente, por lo tanto afirmo que en la elección presidencial, nada está definido y la moneda está en el aire.

Retos para los polí­ticos.

El 2012 también significa un año en donde los polí­ticos y gobernantes tendrán que enfrentar retos que les signifique reconducir sus gobiernos y ganar o perder las elecciones.

El Presidente Felipe Calderón Hinojosa tiene el gran reto de reivindicar el combate al crimen organizado que inició hace 5 años y que sea percibido por la sociedad como una polí­tica pública diseñada y aplicada en su beneficio, no como una guerra de la que sólo se ha obtenido un saldo de violencia, sangre y muerte. Se enfrenta a la urgente necesidad de comunicarle a la sociedad sus logros en la construcción de carreteras, estabilidad macroeconómica y cobertura en salud para que su gobierno no se recuerde como el sexenio de la muerte.

Pero el reto más importante para Felipe Calderón será no entregarle la banda presidencial a su acérrimo adversario polí­tico Andrés Manuel López Obrador y mucho menos al abanderado del Partido Revolucionario Institucional, para ello, parece estar dispuesto a arriesgar todo su capital polí­tico e incluso la institucionalidad con la que está obligado a actuar por ser el Presidente de la República.

El gran reto que enfrentará el Gobernador Miguel Alonso Reyes en el 2012 será reestructurar su gabinete con personas que sean profesionales y capaces, al mandatario estatal le hacen falta operadores eficaces que pongan por encima de su interés personal, el interés del gobernador y de los zacatecanos, Miguel Alonso sabe donde están esos operadores y debe llamarlos a colaborar con él, independientemente de filias y fobias. También debe relanzar su gobierno, dejar a un lado la confrontación estéril con el fantasma del pasado que ha sido la principal caracterí­stica de sus primeros 15 meses de administración y propiciar la unidad y el trabajo conjunto de todos los ciudadanos para que su sexenio sea de resultados.

Andrés Manuel López Obrador debe sacudirse de manera inmediata la imagen de ser un polí­tico radical, mal perdedor y obsesionado con la mafia del poder, para convertirse en un estadista que ofrezca a los ciudadanos mexicanos una opción de gobierno en la que se finquen las esperanzas de seguridad, empleo, estabilidad económica, calidad educativa, competitividad, eficacia en la atención médica e igualdad que reclama la sociedad, lograr una verdadera unidad entre los liderazgos de izquierda y contagiar a la gente de su República Amorosa.

Enrique Peña Nieto deberá quitarse el estigma de ser un ignorante, base a partir de la cual no tiene derecho a ser Presidente como lo dijo el escritor mexicano Carlos Fuentes, luego de que el aspirante priista fuera incapaz de citar tres libros que han marcado su vida en la Feria Internacional del Libro y confesara que desconoce cuánto cuesta el kilo de tortillas porque no es la señora de la casa en una entrevista que le realizaba el diario español El Paí­s.

Josefina Vázquez Mota tiene que vencer la cultura machista que existe en nuestro paí­s y demostrarle a los mexicanos, empezando por el Presidente que es una mujer capaz de conducir las riendas de nuestro paí­s. Presentar un proyecto de gobierno acorde a las expectativas de los ciudadanos y que no sea manchado por la incapacidad, la decepción y el desprestigio de los gobiernos panista de Vicente Fox y Felipe Calderón.

El gran reto de Santiago Creel y Ernesto Cordero será aceptar que por esta ocasión no gozan de las preferencias ciudadanas y deben sumarse con todas sus fuerzas a la posible candidatura de Vázquez Mota quizá encabezando la lista plurinominal de diputados federales y de Senadores respectivamente.

Pero lo más importante será que los ciudadanos cumplamos con nuestra obligación moral de ejercer nuestro voto para elegir al próximo Presidente de la República y representantes en el Congreso de la Unión de manera consciente, informada y convencido de que el beneficiario de nuestro voto es la persona más capaz de ejercer las funciones que corresponden al cargo por el que está postulándose.

Punto final.

Amigo lector, quiero agradecerte tu atención, tu tiempo, tu paciencia y tu generosidad para escuchar estos artí­culos de opinión que le he presentado en las últimas semanas. El 2011 está por terminar, cuando una puerta se cierra, es porque otras están por abrirse. La vida es un conjunto de ciclos en los que cada persona y cada cosa tienen su espacio y su momento.

¡¡¡ Feliz Navidad y prospero 2012 !!!

Top