ENRIQUE PEí‘A NIETO RECIBE CONSTANCIA COMO CANDIDATO A LA PRESIDENCIA DE LA REPíšBLICA

La Comisión Nacional de Procesos Internos (CNPI) del Partido Revolucionario Institucional, declaró válido el Proceso interno y otorgó a Enrique Peña Nieto la constancia que lo acredita como  candidato del Partido Revolucionario Institucional a Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, para el periodo constitucional 2012-2018.

El dictamen de la CNPI se fundamentó en las bases establecidas en la Convocatoria para la selección y postulación del candidato presidencial prIÓ­sta para el perí­odo 2012-2018.

Dicha Convocatoria fue emitida por el Comité Ejecutivo Nacional del PRI el pasado 14 de noviembre, de acuerdo con lo dispuesto en el artí­culo 81, fracción XII, de los Estatutos.

Con la entrega de la constancia de candidato a Peña Nieto, la CNPI cumplió estatutariamente con su función de garantizar los principios rectores de certeza, objetividad, legalidad, imparcialidad, equidad y transparencia en el desarrollo del proceso y lo dio por concluido.

En el evento, que se realizó en la explanada de la sede prIÓ­sta, estuvieron presentes los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, encabezado por su presidente, Pedro Joaquí­n Coldwell, así­ como los lí­deres de los sectores obrero, Joaquí­n Gamboa Pascoe (CTM), Campesino (CNC), Gerardo Sánchez, y Popular (CNOP), Emilio Gamboa Patrón, así­ como presidentes de los Comités Directivos Estatales, Consejeros Polí­ticos, lí­deres de las organizaciones adherentes y militantes.

También acudieron senadores y diputados, encabezados por los coordinadores de las fracciones parlamentarias en el Senado de la República, Manlio Fabio Beltrones Rivera y de la Cámara de Diputados, Francisco Rojas Gutiérrez, así­ como los gobernadores emanados de este instituto polí­tico.

A Mí NO SE ME OLVIDA LO QUE DEBE TENER PRESENTE TODO GOBERNANTE, ESCUCHAR A LA GENTE, ASUMIR SUS RESPONSABILIDADES Y CUMPLIR CON SUS COMPROMISOS: PEí‘A NIETO

Al señalar que México debe renovarse en todos los órdenes, sin perder más tiempo, sin seguir por un camino equivocado y “mucho menos optar por ilusiones engañosas”, el candidato del PRI a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó que a él no se le olvida lo que debe tener presente todo gobernante: escuchar a la gente, asumir sus responsabilidades y cumplir con sus compromisos.

Luego de recibir la constancia que lo acredita como candidato del PRI a la Presidencia de la República, Peña Nieto expresó: “lo que no se me olvida es la violencia, la pobreza y la desesperanza que vive México. Lo que no se me olvida es el estancamiento económico, el desempleo y la falta de oportunidades que se padecen en nuestro paí­s desde hace más de una década”.

En la sede del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, el candidato prIÓ­sta añadió que a él no se le olvida que más de 50 millones de mexicanos viven en pobreza; el dolor de las familias que han perdido a sus seres queridos por el ataque impune de los criminales, y la mirada de desesperación de la mujer que mantiene un hogar y no encuentra un empleo, así­ como la impotencia que sufre al no poder llevar sustento a sus hijos.

“A mí­ no se me olvida la frustración de millones de jóvenes que habiendo estudiado no encuentran un empleo digno”, agregó.

Ante el Presidente del Partido, Pedro Joaquí­n Coldwell, senadores y diputados encabezados por Manlio Fabio Beltrones y Francisco Rojas Gutiérrez, respectivamente, gobernadores, ex dirigentes del PRI y los integrantes de la Comisión Nacional de Procesos Internos, que preside Jesús Murillo Karam, Peña Nieto destacó que el cambio en México es inevitable y el PRI es el cambio que necesita el paí­s.

Peña Nieto recordó las palabras de Luis Donaldo Colosio en diciembre de 1993: “En esta campaña habremos de convocar el voto del convencimiento. Lo afirmo categóricamente: el PRI no necesita, ni yo quiero, un solo voto al margen de la ley. Trabajaremos para que estas elecciones sean ejemplo de práctica democrática”.

El candidato prIÓ­sta afirmó que como Presidente de todos los mexicanos “no olvidaré la urgencia de una auténtica reconciliación nacional”.

Como Presidente de la República, señaló, jamás olvidaré defender a México, impulsar el empleo y crear las oportunidades para que todo mexicano sea capaz de vivir su propia historia de éxito.

El abanderado del PRI aseguró que su propuesta es un México de paz y tranquilidad, un paí­s con orden y crecimiento, una nación con oportunidades para todos. Vamos a cambiar el miedo por la esperanza, resaltó.

Subrayó que los prIÓ­stas no olvidamos que la unidad nacional debe ser la base de la grandeza de México en este nuevo siglo, y que para emprender las verdaderas transformaciones del paí­s se requiere determinación, audacia y compromiso.

“Los prIÓ­stas no olvidamos el daño que puede generar la división y el encono entre mexicanos, y por ello, hoy como ayer, los prIÓ­stas no olvidamos que antes que los intereses del Partido están los intereses supremos de la Nación”, subrayó.

Finalmente, Peña Nieto recordó que la campaña por la Presidencia de la República no ha iniciado “pero los ataques de nuestros adversarios ya empezaron, y van a seguir, porque eso es lo único que ellos pueden ofrecer a México”.

 

Top