RECOMIENDA IMSS EJERCITARSE EN LUGARES CERRADOS PARA NO ENFERMARSE

Durante la temporada de frí­o se deben prevenir infecciones de ví­as respiratorias al ejercitarse en parques o jardines, por lo que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda hacerlo a medio dí­a cuando la temperatura es más tibia, o bien, realizar el ejercicio bajo techo o lugares cerrados como un gimnasio.

Sergio Gadea Gómez, especialista en medicina del deporte en el Centro de Actividades Acuáticas de Alto Nivel (CAAAN) del Seguro Social, explicó que vacunarse contra la influenza estacional, hidratarse y abrigarse con diferentes piezas de ropa, son medidas básicas para quienes hacen ejercicio a pesar de que el clima esté frí­o.

En caso de estar enfermo, con fiebre, catarro o infección de ví­as respiratorias altas (faringitis, laringitis, amigdalitis, rinitis), recomendó suspender el ejercicio cuando la temperatura esté muy baja (el termómetro marque bajo cero) y guardar reposo en cama, pues de lo contrario puede complicarse a una bronquitis o neumoní­a, además de evolucionar a padecimientos como asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o cardiopatí­as que pueden ser peligrosos.

Lo ideal, dijo, es buscar horarios cálidos para evitar enfermedades y que éstas se compliquen al exponerse abiertamente al aire o a la intemperie, así­ como usar ropa adecuada como short, pants, playera de algodón o material que seca fácilmente, sudadera delgada y otra más gruesa, así­ como un rompe vientos.

Añadió que de esta manera, cuando la persona entre en calor, al iniciar la fase de calentamiento y luego durante la práctica deportiva, caminar, trotar, correr o pasear en bicicleta, use la ropa necesaria y al terminar su actividad se abrigue nuevamente.

Gadea Gómez recomendó tomar lí­quidos antes, durante y después del ejercicio, debido a que por la transpiración y respiración la persona no se percata que se deshidrata, con lo que evita llegar hasta la sensación de sed.

El especialista en medicina deportiva recordó que antes de iniciar cualquier práctica fí­sica, las personas deben ser revisadas y evaluadas por un médico, a fin de conocer si son aptas para ejercitarse; empezar siempre de menos a más en el caso de principiantes, por ejemplo, 15 minutos de trote y caminata adecuada en el primer mes e incrementar cinco minutos cada cuatro semanas hasta completar una hora.

Agregó que siempre deben considerarse cinco a 10 minutos en la etapa de calentamiento, ya sea que haga ejercicio aeróbico, correr, caminar, nadar, además de combinarlo con un programa de acondicionamiento fí­sico general, que incluye trabajo de flexibilidad, corazón, pulmón, aparato óseo, articular, músculos, esqueleto y ligamentos que serí­a lo más completo.

Para prevenir enfermedades en la época de frí­o, invitó a la población a vacunarse contra influenza estacional, tomar más lí­quidos aunque no se tenga sed, aumentar el consumo de alimentos con vitamina C, sobre todo frutos cí­tricos y lo más importante, evitar ejercitarse con temperaturas muy bajas.

Top