AUMENTA DEPRESIӓN EN í‰POCA NAVIDEí‘A

Zacatecas, Zac.- Ante la llegada de la época de las fiestas navideñas y de fin de año, la población que sufre de depresión tiene mayor riesgo de recaí­das, debido a que en gran parte le afecta no haber cumplido con sus propósitos o recuerdan un evento como la muerte de  un ser querido.

Por esto, el paciente debe mantener su tratamiento con el médico especialista, de lo contrario, los sí­ntomas pueden empeorar y afectar aún más su vida y de quienes le rodean.

Ví­ctor Manuel Aguilar Soria, director del Hospital de Salud Mental de los Servicios de Salud de Zacatecas (SSZ), señaló que durante esta época navideña es muy común que la población en general sienta nostalgia y tristeza, pero conforme pasan los dí­as supera este estado de ánimo y vuelve a sus actividades normales.

No obstante, si ese estado pasajero de tristeza se prolonga en el tiempo o sus sí­ntomas se agravan impidiendo el desarrollo adecuado de la vida cotidiana, se puede convertir en un trastorno depresivo.

Esta situación se presenta, sobre todo, en personas que padecieron depresión en la infancia o la adolescencia, a quienes les queda una vulnerabilidad que implica una vida adulta con menos amistades, menos redes de apoyo, mayor estrés y menor alcance educacional, ocupacional y económico.

Aguilar Soria dijo que, a pesar de que no todas las personas experimentan lo mismo, los sí­ntomas comunes van desde un estado de ánimo triste, ansioso o “vací­o” en forma persistente, hasta pensamientos de muerte o suicidio.

Estos sí­ntomas van acompañados de desesperanza, pesimismo, sentimientos de culpa, de inutilidad, desamparo, pérdida de interés o de placer en pasatiempos y actividades que antes se disfrutaban.

La depresión severa es más común entre los 15 y 30 años, pero puede presentarse a cualquier edad, incluso en niños y ancianos, existen muchos tratamientos para su control como medicamentos antidepresivos y psicoterapias.

El Director del Hospital de Salud Mental consideró importante señalar el hecho de fijarse metas realistas y no asumir una cantidad excesiva de responsabilidades, establecer prioridades, estar acompañado, participar en actividades recreativas, hacer ejercicio liviano, no tomar decisiones importantes hasta que la depresión mejore y aceptar la ayuda de familiares y amigos.

Top