ASI VIVIMOS LA NAVIDAD EN ZACATECAS

Por: Sandra Alvarado / Fotos: / www.periodicomirador.com

La Navidad es una bella época que festejamos en todo el mundo, los mexicanos, y sin faltar los zacatecanos. Todos pasamos y disfrutamos el dí­a en familia, rodeados de un ambiente cálido, emotivo y feliz, demostrando todo el cariño a nuestros familiares, seres queridos, vecinos, amigos, conocidos y por qué no, también a los desconocidos. Es un bello momento de fe, armoní­a, paz y perdón.

Durante estas fechas  realizamos y disfrutamos tradiciones muy arraigadas, que en la mayorí­a de los casos, no todos conocemos su significado. Por ejemplo, los festejos navideños empiezan desde el 16 de Diciembre, que es cuando comienzan las famosas y tradicionales posadas, con sus rosarios y sus novenas. Las posadas son una representación de lo que vivieron la Virgen Marí­a y San José para que les dieran posada y pudiera nacer el niño Jesús.

De esta manera, nosotros los imitamos caminando en grupo detrás de los peregrinos (llamando así­ a una imagen o representación de San José y la Virgen Marí­a), vamos cantando y pidiendo posada hasta que llegamos a la puerta en donde nos aceptan, como cuando a ellos los aceptaron en una humilde casa y les prestaron un pesebre para que pudieran pasar la noche.

En la actualidad, nosotros festejamos ese acontecimiento al darnos el paso a todos los peregrinos, ya que en ese momento comienza el festí­n en la casa, se cena en familia, se rompen piñatas, se baila, se canta, se juega, se reparten aguinaldos, que en la actualidad llamamos bolos y comúnmente se preparan con dulces y en algunas ocasiones con fruta, además se hacen muchas cosas interesantes y divertidas.

Como ya se mencionó anteriormente, en las posadas se rompe la piñata, la cual representa el pecado, ésta, siempre es de colores brillantes y llamativos, además de muy bonita; así­ es como se nos presenta el pecado en el mundo, como algo muy atractivo. La piñata tradicional tiene 7 picos, que representan los 7 pecados capitales contra los que tenemos que luchar durante toda la vida. A la piñata se le tiene que pegar con un palo que representa la fuerza que Dios nos da en su evangelio para luchar contra el pecado, la persona que le pega lleva los ojos vendados, simbolizando la manera en que vamos por el mundo peleando contra el pecado (a ciegas), la venda que cubre los ojos de quien le pega a la piñata representa la fe con la que lucha. Al romperse la piñata, caen dulces y fruta que se encontraban al interior de ella, simbolizando todas las bendiciones que dios nos da al vencer al pecado.

Al término de toda esta diversión es cuando se reparten los bolos. Es muy frecuente que se preparen en estas posadas  tamales, buñuelos, pozole y claro que no pueden faltar los ponches, que se preparan con diferentes frutas como lo son: manzana, tejocote, naranja, caña, tamarindo, canela, entre otras frutas, según el gusto de cada persona.

EL NACIMIENTO DEL NIӑO JESíšS

El nacimiento del niño Jesús es el principal festejo de estas épocas para los católicos, y colocar un nacimiento en casa es para recordar el escenario en que Dios se hizo hombre en Belén; es muy común que en los hogares en que se acostumbra colocar adornos navideños, el nacimiento sea el más importante de todos, ya que lo que celebramos en Navidad es precisamente el nacimiento del niño Jesús.

El colocar este  nacimiento es un acto muy significativo para las familias, además de ser una tradición que se arraiga muy fuertemente de generación en generación. Por ejemplo, en la familia Padilla Isaí­s se realiza este acto tan bello y significativo por iniciativa del abuelo, el nacimiento de esta familia es muy grande y hermoso, lo que más destaca es el pesebre, que debe estar bien acomodado, deben estar Marí­a, José, un íngel, un burrito y un buey.

El Niño Jesús se coloca hasta después del 24 de Diciembre; otra cosa que es muy llamativa en el nacimiento de esta familia es el anunciamiento del íngel a los pastores de que el Niño Jesús ha nacido, no puede faltar además el camino de los Reyes Magos en el desierto, siguiendo la estrella de Belén para poder ver al Niño Dios y llevarle regalos. Después de que ha pasado el Dí­a de Reyes la familia cambia el nacimiento ya que colocan a los muñequitos que llegan al portal con regalos para entregarle al niño Jesús.

EL NACIMIENTO 

Cabe mencionar que cada cosa y figura que colocamos en el nacimiento tiene un significado propio y esto hace más mágica y especial esta tradición. En cada nacimiento debe haber un pesebre que es el lugar que una familia le prestó a Marí­a y José  para que naciera el Niño Jesús y que representa sencillez y humildad. Por supuesto que no puede faltar la Virgen Marí­a, la cual es la madre del Niño Jesús y es quien                        representa la fidelidad y el amor a Dios. También debe estar José, hombre que inspira obediencia y fortaleza, el Niño Dios, que es el Mesí­as que el pueblo espera y además es un guí­a espiritual que se aloja en el corazón del hombre para transmitirle su amor al mundo.

Debe haber también un buey ya que su misión era mantener caliente con su aliento la cuna del Niño Jesús y sirve de ejemplo para los hombres, para que mantengan en sus hogares un ambiente cálido y amoroso; un burro, el cual es el animal más humilde de la creación, y este fue el motivo por el que fue elegido para acompañar a Marí­a y estar en el pesebre durante el alumbramiento del Niño Jesús y aún cuando éste nació, el íngel, que simboliza la bondad, el amor y la misericordia, los tres Reyes Magos, que siguieron la estrella de Belén para a través de sus regalos (oro, incienso y mirra) mostrarle a Jesús su naturaleza real, divina, así­ como su sufrimiento y muerte.

También los pastores que una vez que supieron que el Mesí­as nacerí­a acudieron para conocerlo y además son quienes representan la humildad y sencillez, servicio, ayuda y alegrí­a de los humanos que cuidan con amor su rebaño, las ovejas que simbolizan la obediencia y docilidad, además no pueden faltar el musgo que es una hierva que deja pisarse por todos los pies, sin importar su clase o posición.

Finalmente la estrella de Belén, que es la que siguieron los reyes magos para llegar hasta donde estaba el Niño Dios y significa renovación, representa la luz inagotable y refrescante que disipa las tinieblas para darnos esperanza.

Estas figuras son las que deben de adornar nuestro bello nacimiento, de ahí­ en mas se pueden colocar muchí­simas figuras mas, gallinas, vacas, pozos, rí­os, nopales, maguey, flor de peña, cabras, y porque no, el demonio, etc.

TIANGUIS NAVIDEí‘O

Si acuden al tianguis navideño que se coloca en el famoso torito, en las faldas de la Megavelaria podemos encontrar todo lo necesario para colocar un bello nacimiento que adorne nuestra casa y así­ poder continuar con la tradición.

Los costos para poder tener un nacimiento son accesibles, sin embargo, al visitar este tianguis, los comerciantes me comentan que las ventas están muy bajas considerando años pasados, ya que en otras ocasiones para estas fechas, con mucho esfuerzo, pero ya habí­an podido recuperar la inversión de la mercancí­a, sin embargo, en este año no habí­a sido igual, y eso que aun les falta pagar el derecho de piso, el cual les costo más que el año pasado.

De esta manera pudimos percatarnos de que no es necesariamente la falta de ganas de la gente por lo que no continúan con las tradiciones, muchas veces es la falta de recursos económicos lo que limita a las personas a continuar preservando estas bonitas y representativas tradiciones navideñas.

LA CENA DE NAVIDAD

Continuando con las tradiciones que llevamos a cabo para estas fechas no podemos dejar atrás a la Cena de Navidad, momento para reunir a toda la familia y disfrutar de un momento de paz y armoní­a.

¿Pero qué es lo que cenamos en Navidad? Bueno pues puede ser desde tamales y ponche, de los cuales dependiendo de la cantidad de personas que se vayan a reunir será el costo, si quieres mandar a hacer los tamales pues van desde los $2.50 por tamal y hasta a $5.00.

Pero si tienes el tiempo y la paciencia para hacerlos y además te quieres ahorrar un dinerito pues la mejor opción es hacerlos tú mismo, seguramente gastarás un 40% menos que si los mandas a hacer, eso si, hacer tamales es un trabajo muy laborioso, pero que se disfruta y da satisfacción al ver a la hora de la cena que toda la familia esta saboreando lo rico que te quedaron.

Pero si tu presupuesto es aun mas alto y quieres disfrutar junto con tu familia de un platillo mucho mas elaborado, puedes preparar un pavo relleno que va desde los $44.00 kg. o un Bacalao que va desde los $200.00 kg; mas la ensalada, vino, postre y demás cosas con que acompañara su cena. Pero independientemente de si un platillo es caro o no tan caro no podemos olvidar que el principal objetivo de estas fechas es la celebración del nacimiento del Niño Jesús y el gozar de la compañí­a de nuestros seres queridos.

EL íRBOL DE NAVIDAD

Otra cosa que no puede faltar en nuestro hogar en la época navideña es el árbol de navidad que adorna nuestra casa cada año, las esferas, estrellas y luces que lo adornan para hacerlo lucir, simboliza las piedras, manzanas y velas que adornaban los árboles de nuestros ancestros.

Cada cosa que le colocamos a nuestro árbol para embellecerlo tiene un significado, por ejemplo, las series navideñas que colocamos alrededor del árbol representan las velas que se colocaban en el árbol en la antigí¼edad, y simbolizan la luz del mundo; de esferas, muchas veces se colocan herraduras, que simbolizan buena suerte, las piñas son sí­mbolo de inmortalidad, campanas que simbolizan nuestra alegrí­a navideña, manzanas o bolas representan abundancia y finalmente la estrella que comúnmente colocamos en lo alto del árbol simboliza la estrella de Belén.

LOS NIӑOS EN ESPERA DE UN REGALO

En general, esta bella época de Navidad nos trae mucha alegrí­a e ilusión, sobre todo a los niños, que esperan encontrar  un regalo debajo del árbol de navidad al despertarse el dí­a 25 de Diciembre.

Nuestros hijos, con tal de recibir este regalo son capaces de portarse bien, obedecernos en todo, tener limpio su cuarto, comer bien y hasta ayudarnos en las tareas del hogar. Esta situación también nos emociona a los papás, ya que nuestros hijos son quienes nos mueven año con año a las tiendas a comprar el regalo que con tanta ilusión le piden al niño Dios.

EUFORIA EN LOS CENTROS COMERCIALES

En este contexto las tiendas y centros comerciales intentan complacer a sus clientes intentando tener de todo lo habido y por haber en ellas, desde cochecitos pequeños, muñecas, patines, patinetas, cajas registradoras de juguete, rompecabezas, coches de control remoto, juegos de mesa, casitas para muñecas, casitas para niñas, casitas para niños, monstruos, muñecos de acción, guitarras, etc., etc., podrí­a continuar nombrando cantidades inimaginables de cosas que se encuentran en estas tiendas y que vamos a consumir.

Es muy común encontrar en estas tiendas súper ofertas que nos llaman muchí­simo la atención y con las cuales nos dejamos ir de inmediato. Me encontré en una de estas tiendas con una oferta en la que si comprabas un juguete el segundo te lo llevabas a mitad de precio; no olviden que tenemos que analizar muy bien estas ofertas y fijarnos bien si de verdad nos conviene tomarlas en cuenta, porque recordemos que en el famoso “BUEN FIN”, lo que pasó fue que dí­as antes las tiendas subieron los precios, para que en el buen fin quedaran al costo que eran.

DISFRUTEMOS EL VERDADERO SIGNIFICADO DE LA NAVIDAD

Pongámonos muy listos, no vayamos a caer en una de esas trampas de mercadotecnia de nuestras tiendas favoritas.

Disfrutemos en compañí­a de nuestra familia esta época, seamos humildes y generosos, y sobre todo, no dejemos de lado el verdadero significado de la navidad por envolvernos en la mercadotecnia que nos rodea. Ahora si que como dice el polular dicho: “Regale afecto, no lo compre”.

Top