REVISAR EL PASADO OBLIGA A VALORAR EL PRESENTE PARA FORJAR UN MEJOR FUTURO: RECTOR DE LA UAZ

Fotos: / www.periodicomirador.com

Como parte de la conmemoración de los 35 años del movimiento universitario de 1977, este miércoles, en el patio principal del edificio de la Preparatoria 1, se develó una placa que rememora los hechos de la toma de ese edificio por parte de los estudiantes que pretendí­an la autonomí­a universitaria. Posteriormente, en el Teatro Calderón, se llevó a cabo la presentación del libro “1977, Autonomí­a y sociedad en Zacatecas. Una historia recuperada”,  publicación coordinada por Abel Garcí­a Guí­zar, Juan Francisco Valerio Quintero, José Huerta Peña, Benjamí­n Arrellano Valdez, Jesús Manuel Dí­az Casas y José Manuel Martí­n Ornelas.

Acompañado de Julio Boltvinik Kalinka, Noé Beltrán y Benjamí­n Arellano Valdez,  comentaristas de la obra, así­ como de Eduardo Rivera Salinas,  moderador en el acto, el Rector Francisco Javier Domí­nguez Garay consideró que la obra “es una lección ejemplar  en la historia de nuestra Universidad que merece ser revisada por propios y extraños. Revisar este pasado nos obliga a valorar el presente para forjar un mejor futuro”.

Al tiempo de expresar que las páginas del libro plasman reflexiones, anécdotas, análisis, narración de diversas experiencias de los actores, Domí­nguez Garay aseveró que a partir de hoy es “un documento patrimonial en la historia de nuestra sociedad”.

En otra parte de su exposición, manifestó que la autonomí­a por la que lucharon los estudiantes y maestros en 1977, “que nos dejaron como legado, implica la capacidad de la toma de decisiones de los universitarios y para los universitarios”. Bajo ninguna circunstancia –dijo– debemos renunciar a la misma. De hacerlo, “le darí­amos la espalda a nuestro pasado y pondrí­amos en riesgo inminente nuestro futuro”.

Al referirse al significado que tiene para la UAZ y para Zacatecas dicho acontecimiento, el Rector señaló que es la defensa de la autonomí­a universitaria y de la educación superior,  además de “la búsqueda siempre legí­tima del bienestar social”.

Tras advertir que lo ocurrido hace 35 años no fue un fenómeno circunscrito  a la Universidad y a la educación pública, el Rector afirmó que, en realidad, fue “un acontecimiento de orden social”, pues la institución –dijo– está vinculada de manera histórica a la lucha social. “Es ahí­ donde encuentra su razón de ser, su legitimidad institucional”.

En ese marco, enunció que se trató de un movimiento que encontró coincidencias con los sectores de campesino, de obreros, de comerciantes, de luchadores sociales y de universitarios. No obstante y sin demeritar la lucha de éstos –reconoció– fueron los estudiantes quienes “defendieron la bandera más legí­tima e incluyente de todas: la autonomí­a de nuestra Casa de Estudios y, en consecuencia, la del fortalecimiento de nuestra educación”.

Recordó también a algunos de los participantes en los hechos de hace 35 años, que –dijo—se nos adelantaron en el camino: Jesús Pérez Cuevas, Lázaro Rivera, Jorge  Salmón y Marí­a de la Luz Padilla (Lucita). De la misma manera trajo a la memoria a Sóstenes Segura, quien por razones de salud no pudo acudir a moderar la presentación de libro.

En el acto estuvieron presentes, además de directores y funcionarios universitarios,  actores del movimiento, entre los que se encontraban: Luis Medina Lizalde, Rodolfo Garcí­a Zamora, Laura Rodrí­guez Cervantes y René Lara Ramos. Además acudieron el Secretario General del Sindicato del Personal Académico de la UAZ,  Antonio Guzmán Fernández,  y colaboradores de la obra, como Raymundo Cárdenas Hernández, Arturo Rivera Trejo, Veremundo Carrillo Trujillo y Leticia Torres Villa, entre otros.

  • Contenido del libro

El libro describe en 16 textos los hechos que marcaron un parteaguas en la vida de la Universidad Autónoma de Zacatecas, brindando una visión más clara de uno de los pasajes más emblemáticos  en la vida de la Máxima Casa de Estudios. Los autores  narran con un lenguaje culto y ameno las acciones que desde diferentes trincheras vivieron un movimiento que culminó con la toma de la Rectorí­a (actual edificio de la Preparatoria 1), derivados de una lucha que hoy a los jóvenes les parecerá extraña.

En ese sentido, en su texto “Minutos para el 77 (Los lí­quidos amnióticos de una agresión)”, el  “Amigo Abel” señala la forma caciquil de actuar de los polí­ticos Leobardo Reynoso y Rodrí­guez Elí­as que mantení­an un férreo control “en un concepto educativo acotado por un afán y esquema de feudo casi personales. Así­ como unos señores feudales, por no tener una concepción integral acerca del Estado”.

Los trabajos que componen el libro ofrecen diversos aspectos del movimiento,  que permitirá a las nuevas generaciones tener un referente sobre una parte de las vicisitudes en la vida de la Máxima Casa de Estudios.  Entre  ellos se encuentran: “¿Por qué?”, de Jesús Manuel Dí­az Casas; “El arca de la alianza. O la refutación de incautas afirmaciones”, escrito por Francisco Valerio Quintero; “Las crisis de 1977 en la Universidad Autónoma de Zacatecas. Una visión retrospectiva”, de Eligio Meza Padilla, y “Asalto a Rectorí­a: se equivocaron de estrategia. Testimonio de un deportista que se transformo en polí­tico”, de Raymundo Cárdenas Hernández.

También están: “El conflicto universitario de 1977 (La presencia del STMUAZ) de Manuel Garcí­a Hernández”; “¿Valió la pena?”, de Gustavo de la Rosa Muruato; “La derrota de la derecha universitaria en 1977”, de Arturo Rivera Trejo; “1977, la adolescencia de la Universidad”, de Veremundo Carrillo Trujillo; “Motivos de asalto de la Universidad”, escrito por José Manuel Martí­n Ornelas y “La presencia de las mujeres en el movimiento de 1977, parteaguas en la historia de la UAZ y Zacatecas”, de Leticia Torres Villa.

Otras de las colaboraciones son: “Utopí­as y desafí­os institucionales UAZ 1977-2030”, escrito por Rodolfo Garcí­a Zamora; “Doble siete. Una generación sobreviviente”, de Luis Medina Lizalde; “La mirada de un activista”, de Elena Rodrí­guez Cervantes; “La grieta de la autonomí­a de la UAZ, 1977, La UAZ, utopí­a y realidad”, escrito por René Lara Ramos, y “Crónica del movimiento universitario de 1977 en la Universidad Autónoma de Zacatecas”, escrito por José Manuel Martí­n Ornelas. Este último habla de los momento crí­ticos del conflicto, pero además rescata algunos documentos, como las discusiones y puntos de acuerdo obtenidos por el H. consejo Universitario.

Top