FIRMí“ Mí‰XICO PROTOCOLO DE NAGOYA–KUALA LUMPUR

La Secretarí­a del Medio Ambiente y Recursos Naturales, a través del presidente del Instituto Nacional de Ecologí­a (INE), Francisco Barnés Regueiro, firmó el Protocolo de Nagoya–Kuala Lumpur, que establece el compromiso de responsabilidad y compensación suplementario al Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnologí­a.

Barnés Regueiro, quien acudió en representación  del Presidente de la República, Felipe Calderón, mencionó que el objetivo del Protocolo es contribuir a la utilización sostenible de la diversidad biológica, proporcionando normas y procedimientos internacionales en la esfera de la responsabilidad y compensación en relación con los organismos vivos modificados (de acuerdo a la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados,).

Al respecto el titular de la Semarnat, Juan Rafael Elvira Quesada, dijo que el Protocolo de Nagoya-Kuala Lumpur contribuye a la definición y prevención del daño ambiental en la medida que los operadores de organismos genéticamente modificados introduzcan planes de seguridad más confiables y eficaces. Además, crea condiciones para que  la aplicación de la biotecnologí­a moderna se haga de manera más segura, responsable, promoviendo una mayor confianza en la bioseguridad.

De esta forma, México se sumará a los 46 paí­ses firmantes de este instrumento, entre los que se encuentran Colombia, India, Perú, Madagascar, catalogados como paí­ses megadiversos, así­ como a la Unión Europea y al Reino Unido, entre otros de los adherentes a este documento.

Finalmente,  recordó que una vez que el Protocolo sea ratificado por el Senado de la República, México contará con una definición de daño a la diversidad biológica junto con la lista enunciativa de factores que se deben emplear para determinar la significancia de un efecto adverso, para que Profepa y Conabio, enunciadas en la Ley de Bioseguridad, ejerzan en dado caso acciones de responsabilidad de las formas previstas en la ley.

Top