¿VOTAR O ANULAR?

Por: Héctor Alberto Alvarado Gómez*

Circula en las redes sociales Youtube, Facebook y Twitter un video en el que la politóloga Denise Dresser propone la posibilidad de anular el voto en las próximas elecciones, donde se renovará la Presidencia de la República, el Senado de la República y la Cámara de Diputados. Esto como una manera de exigirle a los partidos y quienes los encabezan, la urgente necesidad de cambiar el sistema polí­tico que actualmente tenemos en nuestro paí­s, en donde no existe una verdadera representación ciudadana y mucho menos se fomenta la participación de la gente en los asuntos públicos.

Los argumentos con los que la escritora del libro El paí­s de uno, sustenta su propuesta, señala que “el sistema polí­tico no ha sido construido para representar a personas, fue erigido para asegurar la rotación entre élites polí­ticas, pero no para la representación de ciudadanos, fue creado para fomentar la competencia entre los partidos, pero no para representar a los ciudadanos y menos para rendir cuentas. Fue instituido para fomentar la repartición del poder  pero no para garantizar su representatividad”.

Las reflexiones esgrimidas por Dresser tienen que ver con la actuación que han tenido los polí­ticos en los diferentes puestos de representación popular, donde participan no como legí­timos representantes de la sociedad que vive en el distrito donde fueron electos o la región del paí­s por donde fueron inscritos en una lista de representación proporcional, sino, como auténticos empleados de los intereses polí­ticos y/o económicos a los que responde su partido polí­tico y su jefe de tribu.

En la actualidad es mucho más redituable para un polí­tico, con aspiraciones a seguir ocupando este tipo de cargos, obedecer las indicaciones e intereses del presidente de su partido polí­tico, del titular del poder ejecutivo que le ofrece una recompensa o de intereses económicos que puedan patrocinar su próxima campaña, que a las necesidades de las personas que le dieron su voto.

El descontento de los ciudadanos con los partidos y los polí­ticos en general, en su video, Denise Dresser cita una encuesta de la Secretarí­a de gobernación donde se revela que sólo el 4 % de la población confí­a en los partidos y sólo el 10 % piensa que los legisladores representan a sus electores, radica también en el desconocimiento de las acciones que realizan quienes gobierna y legislan, ya que muy pocos de los diputados federales y locales realizan el informe de labores al que están obligados y quienes si cumplen con este mandato, al igual que los titulares del poder ejecutivo en sus tres niveles de gobierno, lo hacen para exaltar su figura personal y atribuirse obras, gestiones y programas que en realidad no pasaron por sus manos.

La politóloga es contundente al señalar que “La gente ve a partidos que se niegan a rendir cuentas, ve partidos corruptos que hacen promesas para después actuar igual, partidos cerca del botí­n y lejos de la ciudadaní­a, partidos cercanos a los privilegios que disfrutan y lejos de los incentivos para sacrificarlos. Hoy por hoy la clase polí­tica no tiene un solo incentivo para reformar el sistema polí­tico que les beneficia, quizá los candidatos prometan hacerlo ahora, para que votemos por ellos y llegar al poder, pero podrán ignorarlo sin costo”.

También cuestiona la postura del ex Presidente del Instituto Federal Electoral, José Woldenberg, propone “votar por el menos malo”,  a ello Denise Dresser señala que “esto significa poner la vara de medición al ras del suelo. Si voto por cualquier partido en estas condiciones, en este sistema, contribuiré a mantener un sistema que debe ser cambiado desde afuera ya que nadie lo va a hacer desde adentro. Votar por el partido menos malo equivale a comprar la fruta menos podrida, evitando obligar al vendedor a ofrecer fruta fresca, equivale a establecer que México no puede aspirar a más, por eso pienso anular mi voto y votar por esperanza marchita, porque anular es participar y anular es aspirar a más”.

Hoy la gente percibe que los Diputados y Senadores ganan mucho dinero y su trabajo es mí­nimo, en la actualidad los Legisladores sólo tiene  la obligación de sesionar dos veces por semana durante 8 meses del año, los otros cuatro sólo labora la comisión permanente una vez por semana.

El sistema polí­tico mexicano está en crisis, los partidos ya no representan a los ciudadanos, se han alejado de sus causas y no son instancias de gestión para resolver los problemas de la gente. La clase polí­tica se reparte los espacios de participación en base a cuotas a favor de los grupos que participan en cada partido, no hay formación de nuevos cuadros, cuyo perfil sea cada ves más profesional y garantice eficiencia, sino la herencia del poder a hijos de polí­ticos connotados.

La decisión de votar o anular, radica en el ámbito personal de cada uno de los ciudadanos, si decides votar procura investigar, informarte y conocer las plataformas polí­ticas, lo que ofrecen para solucionar el insoportable problema de inseguridad que vive nuestro paí­s, las acciones que realizarán para combatir la pobreza, cómo van a generar los empleos bien remunerados que necesita México. Si decides anular también es una forma respetable de participar pero que sea en base a la reflexión y a la información.

Punto Final.

Hasta el momento de escribir estas lí­neas, el Plantel 01 del Colegio de Bachilleres del Estado de Zacatecas lleva 4 dí­as tomado por alumnos que exigen la destitución de un prefecto a quien acusan de acoso sexual y la remoción de un profesor de matemáticas quien a decir de ellos no está capacitado para impartirles clase. Este bloqueo ha dejado manifiesta la incapacidad del director general, Mario Caballero, quien a pesar de que “ya cedió a todas las peticiones de los alumnos” no ha podido resolver el asunto.

Por su parte la Comisión Estatal de Derechos Humanos, encabezada por Joel Correa Chacón, informó que “el pasado jueves 09 de marzo del presente año, fue presentada en la CEDH una queja por considerar indebido el comportamiento de un trabajador del COBAEZ Plantel 1 turno vespertino, hacia la alumna beneficiaria de la queja”, misma que será tramitada conforme a su competencia y en apego a la legalidad vigente.

Si el problema del Plantel 01 del COBAEZ tiene fondos polí­ticos, deben ser ventilados y exhibidos a quienes estén detrás para que la sociedad sepa cual es la verdadera naturaleza del bloque que paraliza a esa gloriosa institución.

——————————————-

*El autor es periodista y estudiante de la Maestrí­a en Marketing Polí­tico.

Twitter: @hectoralvaradox

Top