IMPARTE CONFERENCIA RAíšL TOLEDO FARíAS EN CONGRESO DE ESTUDIANTES DE TURISMO

Zacatecas, Zac.- Tomando en cuenta los ingresos que genera el turismo, un gran número de zacatecanos pueden vivir dignamente. El turismo es generador de riquezas porque se beneficia el restaurantero, el taxista y el guí­a de turistas. Es necesario planear esta actividad y hacer un inventario de las potencialidades turí­sticas.

Los anteriores fueron algunos de los comentarios del arquitecto Raúl Toledo Farí­as, Director del Museo Pedro Coronel, quien fue invitado a impartir la conferencia “Cultura y Turismo,  como parte del Tercer Congreso Nacional de Estudiantes de Licenciatura de Turismo, celebrado en el Teatro Calderón, bajo la organización de la UAZ.

El ponente señaló en entrevista que aunque  es muy fuerte la atracción que ejercen las playas de México sobre el turismo internacional, los zacatecanos deberí­an apoyar al turista y orientarlo hacia el tema de lo cultural. “Como es un género diferente, tiene que atenderse de manera diferente”.

No obstante –dijo Toledo Farí­as– turismo y cultura son dos términos absolutamente asociados. Este ramo  tiene un potencial en Zacatecas y debiera colocarse  en un sitio muy importante, bajo la denominación de “turismo cultural”.

Al considerar que históricamente  la minerí­a y la ganaderí­a han sido actividades rentables en la Entidad, “porque ha sido su fuente original de recursos”,  y  que el comercio “es una empresa débil, mientras que los servicios están incipientes, el conferenciante afirmó que  el turismo es un factor significativo para el desarrollo económico, social y cultural de Zacatecas.

De acuerdo con el funcionario, el turismo es generador de riquezas, porque se beneficia el restaurantero, el taxista y el guí­a de turistas. Un gran número de zacatecanos pueden vivir dignamente con los ingresos generados por esta actividad.

Dentro del plan de gobierno, subrayó, el turismo ocupa un lugar primordial y serí­a necesario hacer un inventario de las potencialidades, así­ como  abordar aspectos diversos como los museos, el alojamiento, el  paisaje natural, las costumbres y la gastronomí­a.  Advirtió al respecto que “la tradición de las morismas no se le ha aprovechado y es un caso destacado a nivel mundial”.

Considerar oferta, demanda y calidad en los servicios turí­sticos

Después de expresar que en Zacatecas se debiera establecer una asociación entre la oferta, la demanda y la calidad, Raúl Toledo reconoció que son puntos de atracción turí­stica que tienen que ser evaluados crí­ticamente: “Pienso  que hace falta una planeación, ya que  se instauran hoteles y otros establecimientos sin consultar y evaluar la demanda real y asociada con la oferta”.

Toledo Farí­as insistió en que el turismo cultural es importante para Zacatecas, al afirmar que  “el  Festival Cultural nos va a colocar en una situación muy favorable, en cuanto al interés que despierta en toda la región y quizá en todo el paí­s,  porque se han mostrado espectáculos de la más alta calidad mundial”.

Para 1972, rememoró el Director del Museo Pedro Coronel,  en Zacatecas “los turistas eran unos bichos exóticos: Los chiquillos los apedreaban en las calles porque no sabí­an que hací­a un señor de pantalones cortos, gí¼ero y con cámara colgada”.

Posteriormente,  en el mismo Teatro Calderón, el doctor José Francisco Román Gutiérrez, docente-investigador en la Unidad Académica de Historia de la UAZ, dictó la conferencia “Gastronomí­a zacatecana”.

Al término, los participantes del Congreso Nacional de Estudiantes de Turismo asistieron a cursos teórico-prácticos que ofrecieron las bases de la museografí­a, el pirograbado, las artes escénicas y la elaboración de máscaras. Estas actividades se impartieron en el  Museo Zacatecano,  la Ciudadela del Arte, el Museo Rafael Coronel y en Patio Central  y exteriores del  edificio de la Rectorí­a.

Top