CONSUMO DE COMIDA CHATARRA INCREMENTA NIVELES DE COLESTEROL EN Jí“VENES

Todos los alimentos que consumimos a diario, contienen diferentes componentes que pueden ser o no buenos para el organismo: el colesterol es un elemento que se puede encontrar en lo que se ingiere, y es requerido por el organismo en cantidades considerables y equilibradas para su funcionamiento; pero el exceso de éste puede generar problemas de salud.

“El colesterol malo es el llamado de baja densidad y es el causante de que se tapen las venas y las arterias del corazón, incrementando el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, y el factor principal es la ingesta de alimentos con grasas altamente saturadas o lo que mejor conocemos como “comida chatarra” así­ lo dio a conocer Carlos Amador Muñoz Lira, coordinador auxiliar de Atención Médica en la Delegación Zacatecas del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Dijo que consumir alimentos que contengan grasas en exceso hace que el organismo en un determinado momento ya no pueda metabolizar todo y es cuando se registran altos niveles de colesterol generando un descontrol, situación que difí­cilmente se puede detectar si no se realiza un chequeo de manera oportuna.

Es especialista explicó que “Es a través de la revisión de rutina como se identifica la elevación de colesterol, realizando exámenes de laboratorio para detectar la cantidad de este elemento en la sangre, este chequeo se debe hacer regularmente cada año”, en el caso de los hombres se recomienda a partir de los 35 años y a los 45 en las mujeres, particularmente cuando hay antecedentes familiares de casos de infarto.

Se estima que los casos de colesterol se han incrementado de una manera considerable ya que cada vez es más común que se sustituya el consumo de frutas y verduras por comida rápida que no aporta lo necesario al organismo, no se hace ejercicio regularmente y esto entre otros factores ha hecho que actualmente de cada 10 casos que se detectan al menos tres se relacionen con jóvenes.

Esta situación es algo que según el especialista hace 10 o 15 años todaví­a no se veí­a, señalando que ahora se presentan infartos en personas de 30 años, atribuyendo esto al ritmo de vida y el incremento en consumo de alimentos inadecuados que generan un descontrol y daño al organismo.

Para evitar el colesterol alto,  recomendó visitar al médico periódicamente, incrementar la ingesta de alimentos bajos en grasa como frutas y verduras, hacer ejercicio regularmente y bajar de peso si se tienen kilos demás, son acciones sencillas con las que se puede disminuir el riesgo de un infarto, accidentes cerebro-vasculares o a menor escala una pancreatitis que no deja de ser una situación complicada de salud.

Muñoz Lira subrayó que si una dieta saludable y el ejercicio no funcionan para reducir los niveles de colesterol, el médico tendrá que incluir medicamentos en el tratamiento, por lo que recomendó acudir al consultorio PrevenIMSS de su unidad médica familiar, donde le realizarán diversas detecciones que permitirán conocer su actual estado de salud y atender oportunamente cualquier irregularidad.

Top