Solicita Movimiento Progresista, escrutinio y cómputo del total de las casillas instaladas en el paí­s

La coalición “Movimiento Progresista” que postula la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador, presentó formalmente al Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) encabezado por Leonardo Valdés Zurita, una solicitud para que se realice el escrutinio y cómputo del total de las más de 143 mil casillas que fueron instaladas a lo largo de la República para elección presidencial.

Andrés Manuel López Obrador, acompañado por los dirigentes de los partidos de la Revolución Democrática, Jesús Zambrano Grijalva; del Trabajo, Alberto Anaya y de Movimiento Ciudadano, Luis Walton Aburto; así­ como de su coordinador de campaña, Ricardo Monreal ívila, pidió a sus adversarios serenarse, estar tranquilos y no molestarse por las acciones que ha emprendido en defensa del voto, pues recordó que esto también es parte del proceso -que termina hasta que se califica la elección presidencial- y es, además, su derecho.

Cuestionado respecto a que si con estas acciones está incumpliendo el “Pacto de Civilidad” firmado la semana pasada en el IFE, López Obrador recordó que se mantiene en lo acordado; pero aclaró que esa firma no implicaba renunciar a su derecho de impugnar.

“No puedo aceptar un resultado en tanto las autoridades competentes no determinen”, dijo.

Lo que buscamos –dejó en claro- es que se transparente la elección porque están de por medio el paí­s, el pueblo de México y la democracia.

En este sentido, López Obrador destacó que mañana miércoles, comenzará la apertura de casillas en las que se han detectado las inconsistencias y en este mismo sentido, Ricardo Monreal añadió que, en razón de que tres consejeros del IFE anunciaron ante los medios de comunicación, la apertura de un tercio de los paquetes (sin saber que el Movimiento Progresista harí­a la solicitud para que fuera la totalidad), hubo un compromiso de los seis consejeros con los que se tuvo la reunión, incluido Valdés Zurita, para que mañana mismo se realice una sesión extraordinaria a fin de resolver la petición del recuento total.

“Estamos trabajando en equipo, hay fortaleza y unidad al interior del Movimiento Progresista porque, en horas, se hizo la revisión de actas y -de 143 mil casillas- hasta ahora, se puede comprobar que en 113 mil hay irregularidades por lo que, de acuerdo con la ley, se debe llevar al cabo el recuento de los votos”, precisó López Obrador.

“No es pedir ningún favor, es solicitar que se cumpla la ley”, subrayó, pues “de lo que no queda duda, es que no hubo una elección limpia ni libre”, recalcó.

De esta manera, dejó en claro que por el bien de la democracia y del paí­s, deben contarse los votos para que no queden dudas sobre este tema del recuento y expuso que después de eso, seguirán los juicios que el Movimiento Progresista interpuso también ante las autoridades sobre la compra de votos, el dinero a raudales utilizado en la campaña de Enrique Peña Nieto, y la imparcialidad de los medios de comunicación.

“Quiero apegarme a la legalidad, lo estoy haciendo. ¡Ahora resulta que quieren que reconozca los resultados antes de que se termine el proceso electoral! Hubo ciudadanos que, antes de que se cerraran las casillas, ya estaban dando resultados o confirmando tendencias y eso no lo puedo hacer, es ilegal, y comprendan que está de por medio la situación del paí­s, la gente quiere que su voto se respete y esto es bueno para la democracia y para la nación”, enfatizó.

A los gobernantes extranjeros que se adelantaron a felicitar a Peña, mencionó, se les concede el que no conocen nuestra legislación; pero en el caso de los mexicanos, más si se trata de autoridades, conocemos lo que establecen la Constitución y las leyes, y tenemos que respetarlas así­ como cuidar el proceso, puntualizó.

Hizo entonces un llamado “a todos los actores, a los dirigentes de partidos, a las autoridades, para que todos actuemos en el marco de la legalidad, y que ya no se sigan cometiendo errores, violaciones como las que se dieron en la noche del dí­a de la elección, porque no está contemplado en la ley lo que hicieron, como el pronunciarse antes de que se cerraran las casillas. No está permitido, eso no lo pueden hacer los ciudadanos, menos la autoridad”.

Dijo finalmente que en esta elección resulta una vergí¼enza ver la forma como actuaron los patrocinadores, dirigentes del PRI, y el inmoral comportamiento que se dio entre quienes impulsaron a Peña Nieto.

“Las tiendas de Soriana fueron vaciadas entre ayer y hoy porque se les está pagando a quienes votaron por el PRI, y es un escándalo. Hay información del dominio público, en redes y medios de comunicación. Compraron millones de votos, todo esto lo estamos fundamentando y es parte de los juicios que se van a presentar. Es evidente que compraron miles de millones de votos, que sobrepasaron el tope establecido por la ley”, refutó.

Y en respuesta a la opinión del presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Alejandro luna Ramos, quien afirmara que “nadie ganará en la mesa lo que no pudo ganar en las urnas”, Andrés Manuel López Obrador opinó que es ejemplo de una actuación “no conveniente, ni responsable, porque él no puede dar una opinión así­â€.

“Esto, añadió, se lo dejo a los abogados, a los juristas, es una opinión poco prudente. No se puede actuar de esa manera, y llamo a todos a que actuemos de manera responsable porque, en nuestro caso –enfatizó- hay constancia de que lo estamos haciendo y nos mantenemos apegados a derecho”.

Por último, hizo un nuevo llamamiento, a todos los ciudadanos, “para que nos ayuden a documentar todo lo relacionado con la elección, que aporten pruebas, y que haya también más testimonios sobre todo esto que tiene que ver con la compra de votos que, de por sí­, aseguró, ya está bastante documentado”.

20120703-213744.jpg

Top