LAS SALIDAS PARA AMLO: LA LECCIӓN DE LA ELECCIӓN

Referente periodí­stico…

Por Gerardo DE íVILA (*)

Luego del recuento de los votos, queda claro que el regreso del PRI a Los Pinos es inminente, que el triunfo de Enrique Peña Nieto se confirma, que hubo una serie de irregularidades que deben limpiarse y que, debe darse una salida digna para Andrés Manuel López Obrador. Si él no acepta esta parte ya es otra cosa.

Difí­cilmente, por no decir imposible, cambiará el resultado electoral de la elección del domingo 1 de julio. Terminó el conteo de votos en los 300 distritos electorales para Presidente de la República ordenado por el IFE. Se contaron más del 50% de los sufragios y los números casi no se movieron.

Ante este escenario, simplemente se confirma la victoria de Enrique Peña Nieto y el retorno del PRI al poder luego de casi doce años de gobiernos panistas. La alternancia se asoma como un distintivo sexenal, es decir, ninguna de las fuerzas polí­ticas pueden asegurar un triunfo cada seis años. El elector hoy dí­a es otro.

¿Qué sigue? ¿Qué viene ahora? ¿Reconocerá AMLO la derrota? ¿Ganó legalmente Enrique Peña Nieto? ¿Qué hará el IFE? ¿Se polarizará más el paí­s? ¿Quién gana o quién pierde al final de esta historia? ¿Qué hará el Gobierno Federal? ¿Se puede limpiar una elección? ¿Quién debe hacerlo? ¿Es tal tan malo el regreso del PRI?

Estas y otras interrogantes, muy probablemente, encontrarán una respuesta en las próximas horas y dí­as. También es un hecho, que el despertar de un paí­s no se dio como se hubiera deseado, aunque sí­ hay un cambio de actitud favorable.

¿Qué sigue, qué viene?…

Somos partidarios, de que Andrés Manuel López Obrador debe tener una salida digna en este proceso electoral, incluso, más allá de las posturas que ha asumido él mismo. Nos parece, que los más de 15 millones de voto obtenidos en las urnas lo ameritan. No es sencillo de digerir para AMLO ni para nadie una derrota.

Ante este escenario, aflora también un dato irrefutable: Casi el 62% de las y los mexicanos no votaron por Enrique Peña Nieto, por lo que, será un presidente carente de legitimidad Sin embargo, de acuerdo con los resultados es quien ganó y la ruta ahora es entender que el 1 de diciembre asumirá la presidencia.

El reto ahora para Peña es gobernar para todos. Sin distingos, sin revanchas.

Ahora bien, a menos que Andrés Manuel López Obrador cambie de opinión, pero es evidente que la elección del 1 de julio terminará en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), aunque los pronósticos indican que los magistrados optarán por ratificar el triunfo de Enrique Peña Nieto, reconociendo las irregularidades de la elección. Otra lección de la elección que no debe ocurrir.

En resumidas cuentas, somos partidarios de que Andrés Manuel López Obrador debe tener una salida digna de este proceso electoral. Somos partidarios de que al paí­s no le conviene un largo proceso de polarización. Somos partidarios de que en la incipiente democracia mexicana se gana y se pierde. Urge fortalecerla.

Finalmente, lo que nos debe dar tranquilidad, por llamarlo de alguna manera, es que el PRI no ganó todo. En ambas cámaras, irremediablemente, requerirá de los acuerdos y consensos de las otras fuerzas polí­ticas. Desde ahora, el PAN se perfila como el “partido bisagra”, al igual que el PANAL.

El PRD y sus aliados difí­cilmente asumirán ese rol, aunque mejor no adelantemos ví­speras.

Las salidas…

a) Reconocer con todos sus asegunes, el liderazgo polí­tico, social y la aportación de López Obrador a un México más justo.

b) Limpiar la elección para erradicar viejas prácticas que hacen todos los partidos polí­ticos, a partir de las evidencias que ya tiene el IFE.

c) Encabezar la oposición responsable que debe tener todo gobierno para evitar abusos y la desigualdad, pero proponiendo estrategias de solución.

d) Y que Enrique Peña Nieto asuma su responsabilidad como virtual ganador, no abonándole a la crispación con declaraciones que puedan confrontar.

Muchas lecciones deja la pasada elección, que no deben repetirse en futuros procesos electorales. Desde luego celebramos que más del 62% de la sociedad en edad de votar haya acudido a las urnas. Todo lo que venga en las horas y dí­as será consecuencia. Por lo pronto, hoy se actuado en el marco de la legalidad.

La sociedad se manifestó y ahora debemos respetar la decisión, nos guste o no.

Para el anecdotario:

1) Aunque poco le va a importar, pero literalmente, el ex presidente Vicente Fox Quesada tiene ya una bota y media fuera del PAN. El coordinador de campaña de Chepina, Roberto Gil Zuarth, aseguró que el polémico Fox ya está fuera desde el momento mismo en que se pronunció por otro candidato.

* Por cierto, el neopriista, como así­ le llaman sigue echándole más leña al fuego.

2) Para el caso Zacatecas, habrá que esperar los resultados finales para ver cuántos representantes populares nos representarán en el Congreso de la Unión. Por lo pronto, anote usted a tres senadores de la República y cuatro diputados locales por la ví­a de representación proporcional. A esta lista de seguros, agregue a Ricardo Monreal ívila, -que nunca pierde-, ni aún en la derrota.

* Vamos a ver que le depara la suerte a Amalia, “Chebelo” y Marí­a de la Luz.

3) La muerte de tres personas, a plena luz del dí­a, el pasado martes, en la Colonia H. Ayuntamiento, ubicada a escasos ocho minutos de la capital, obliga, irremediablemente recordarle a las autoridades sobre la necesidad de seguir los patrullajes no sólo en la capital sino en el Estado. Tarea nada fácil, pero obligación del Estado.

* ¿Cuántos muertos tendrán que caer más?

Es mi opinión:

(*) Periodista.

Top