NADIE TIENE DERECHO A POLARIZAR LOS íNIMOS ENTRE LOS MEXICANOS

Enrique Peña Nieto afirmó hoy que ningún partido o actor polí­tico tiene derecho a lastimar la unidad de los mexicanos o a polarizar aún más los ánimos de tensión y diferencias que son naturales en todo proceso electoral, por lo que se pronunció por que todos los mexicanos asumamos, una vez pasada la elección, una actitud positiva, propositiva y constructiva a favor de México.

Señaló que una vez que ha tenido lugar la jornada electoral “debemos deponer cualquier actitud que polarice los ánimos de la sociedad”, porque México quiere vivir en un clima de armoní­a, de paz y de unidad social “y nadie tiene derecho a poner en riesgo esta condición que queremos todos los mexicanos”.

Es momento de dejar atrás las diferencias naturales que se propician en toda competencia democrática, para ahora mostrar una actitud de civilidad y de madurez polí­tica para avanzar en lo que México necesita, subrayó.

En conferencia de prensa, el candidato ganador de las elecciones presidenciales dijo que es momento de favorecer la construcción de acuerdos, y no de desacuerdos, porque no han llevado a nada a nuestro paí­s y han tenido altos costos sociales.

Luego de señalar que él será respetuoso, en todo momento, de todas las expresiones, aseguró que buscará tender puentes de diálogo y comunicación, de acercamiento y entendimiento, con todas las expresiones polí­ticas y de la sociedad mexicana en aras de abonar al clima de unidad y de proponer los cambios que México deba tener en su transformación para tener mejores condiciones para todos los mexicanos.

En ese sentido, se pronunció por no perder más tiempo y, siendo respetuosos de las fases procesales que establece la legislación electoral, empezar a ganarlo en discutir temas que son comunes y que todos los partidos polí­ticos postularon, y “aprovechar el periodo legislativo que inicia con una nueva legislatura el 1 de septiembre y que sea ese un gran espacio, antes de que lleguemos al gobierno, para discutir temas que están en la agenda de todos los partidos polí­ticos”.

Lo que no podemos es frenarnos e impedir que el paí­s avance a partir de lo que debemos hacer en distintos temas, añadió.

Reiteró que al llegar al gobierno establecerá canales de comunicación con todas las expresiones, “con quienes simpatizan y estén en favor del proyecto que yo represento, y con quienes no lo estén. Seré un Presidente que ejerza el poder de manera democrática, y eso significa con respeto a la diversidad y a la pluralidad de nuestra sociedad”.

PRODUCTO DE MONTAJES Y SIN SUSTENTO, LA SUPUESTA COMPRA DE VOTOS

En relación con el proceso electoral, Peña Nieto lamentó que algunos se valgan del engaño y de la mentira para hacerla parecer como verdad, sin prueba alguna, sin sustento.

En ese sentido, dijo que él esperarí­a que el Tribunal Electoral haga una debida valoración y ponderación de las supuestas pruebas, “que no veo más que montajes que se han venido haciendo”.

“La supuesta compra de votos a través de tarjetas de distintas empresas no tienen cabida, no son más que un instrumento de montaje y de descalificación a este proceso electoral que no han podido probarse, porque simplemente no hay prueba alguna en este tipo de afirmaciones”, resaltó.

Asimismo, calificó como una burla a la sociedad mexicana que algunos pretendan señalar que el voto de los ciudadanos fue sujeto de venta o de compra por parte de algún partido polí­tico.

“Es una mofa al voto libre y razonado que emitieron todos los mexicanos, más de 50 millones de mexicanos que expresaron su preferencia hacia algún partido polí­tico en este proceso electoral”.

Finalmente, Peña Nieto expresó que es necesario frenar el incremento de la violencia, poner un alto y gradualmente empezar a reducir los í­ndices de criminalidad en el paí­s.

México no quiere tener mayor violencia y mayor criminalidad, y es claro que el ajuste que habremos de hacer a la estrategia en esta asignatura, tendrá por objetivo claro una disminución de la violencia y de los í­ndices de criminalidad en general, concluyó.

Top