Zacatecas, Zac.- Derivado de la contingencia originada por las intensas lluvias en el municipio de Luis Moya, el Gobernador Miguel Alonso Reyes instruyó a la Dirección de Protección Civil y Bomberos, a los Servicios de Salud de Zacatecas y a la Secretarí­a General de Gobierno se de atención inmediata a las familias afectadas por la inundación en las comunidades El Coecillo y la Manga.

El mandatario estatal informó que la situación se encuentra bajo control y las labores de apoyo a las 18 familias afectadas las realiza personalmente el Secretario General de Gobierno, Esaú Hernández Herrera; el Director de la Unidad Estatal de Protección Civil, Antonio de la Torre; y el comandante de bomberos Antonio Caldera.

De igual manera, los Servicios de Salud de Zacatecas iniciaron ya con las labores de saneamiento básico, que consiste en acciones de fumigación, desinfección, entrega de antiparásitos por parte del área de Epidemiologí­a y atención del estado fí­sico de las personas.

Alonso Reyes señaló que desde las 02:00 horas que se registró la contingencia, personalmente ha estado atento de la situación y giró las instrucciones para la atención inmediata.

Las diferentes dependencias estatales han detectado un saldo de 25 casas afectadas en la comunidad El Coecillo y cinco más en La Manga, donde el agua subió a una altura de un metro, lo que perjudicó a 18 familias del sureste zacatecano, las cuales ya fueron auxiliadas por el Gobierno Estatal.

Afortunadamente –indicó el Gobernador del Estado-, no se registraron afectaciones humanas y el agua sólo perjudicó los bienes materiales de las 30 casas inundadas.

Hasta el momento, las autoridades estatales continúan con la evaluación de los daños y se tiene registrado que el agua también entró al Centro de Salud y al jardí­n de niños Emiliano Zapata.

La Dirección de Protección Civil y Bomberos ya inició las labores de desagí¼e en el bordo que está ubicado en la comunidad El Coecillo, el cual resultó insuficiente ante la gran cantidad de precipitación pluvial.

En apoyo a las familias afectadas, el Gobierno Estatal instaló un refugio temporal en la cabecera municipal en una de las instalaciones de los Servicios de Salud.

Top