DEBEN AFILIADOS AL IMSS CUMPLIR CON REQUISITOS PARA PENSIONARSE

Todos los trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que estén próximos a realizar su trámite de pensión deben de cumplir de manera adecuada con los requisitos para poder continuar con el proceso necesario.

Es importante que antes de presentarse a solicitar el trámite, tengan la información adecuada y con ello recaben todos los documentos en forma que les permitan llevarlo a cabo y evitar con ello contratiempos que puedan alargar el proceso.

Existen en todas las unidades operativas y receptoras trí­pticos con la información necesaria para los usuarios, contienen todos los requisitos unificados y los tiempos en que se lleva a cabo el trámite, así­ lo dio a conocer Celia Ramí­rez Gallegos, Jefa del Departamento de Supervisión de Prestaciones Económicas.

Agregó que todaví­a hay casos en donde las personas que se presentan tienen problemas ya sea en sus datos, con su cuenta del afore, con su número de seguridad social y por ello no pueden hacer el trámite hasta que se presentan con todos sus documentos al dí­a.

Antes de acudir a la Unidad de Medicina Familiar, el pensionado debe de verificar tener mí­nimo 60 años cumplidos a la fecha de la solicitud en caso de jubilación por cesantia, ó 65 años por vejez, además presentar la documentación requerida, en donde los nombres coincidan con lo registrado en el IMSS y que las identificaciones sean oficiales, entre otros.

A la fecha se tiene el registro de alrededor de 27 mil pensionados en todos los tipos y la demanda incrementa en diferentes cifras por año debido a las diferentes razones por las que se puede realizar el trámite, es decir, las solicitudes son dinámicas y bajo diferentes circunstancias.

Las modalidades de pensión son, invalidez, incapacidad permanente parcial, viudez y orfandad, orfandad, ascendientes y la más común, cesantí­a y vejez, es difí­cil dar un dato de crecimiento en número de solicitudes por las diferentes circunstancias por las que se puede dar.

Para la realización del trámite se llevan alrededor de 21 dí­as, sin embargo, para aquellas personas que tienen algún error en los documentos presentados, este proceso puede alargarse según sea el problema que tenga el afiliado, pudiendo prolongarse hasta por meses.

Ramí­rez Gallegos enfatizó que es adecuado comenzar a recabar los documento meses antes de que cumplan su edad requerida o el tiempo de semanas cotizadas, incluso hasta un año anterior, para que tengan oportunidad de verificar correctamente, que sus datos en el afore y el IMSS sean los mismos, que no haya diferencias, ni discrepancias.

De esta manera podrán evitar el rechazo de su documentación y con ello los contratiempos que pueden alargar el trámite, porque al no cumplir de manera favorable, no se puede dar inicio al proceso aunque falte solo uno de los requisitos por cumplir.

Top