OBESIDAD INFANTIL DEBE SER TRATADA BAJO SUPERVISIӓN Mí‰DICA

La obesidad infantil sigue siendo uno de los problemas de salud pública que más preocupan actualmente, sin embargo, no debe de ser un factor para que los padres de familia caigan en la desesperación y por ende sometan a los pequeños con este problema a medidas que con el fin de reducir su peso los pongan en riesgo.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda que sean o no niños con obesidad infantil todos deben acudir a control para que ahí­ tengan una revisión adecuada fomentando lo que denominan el “niño sano”, revisión que se recomienda busquen los padres antes de tomar decisiones y cambios alimenticios propios.

La omisión de alimentos en el dí­a, así­ como la reducción de las cantidades en el consumo, es una de las medidas que muchos consideran son importantes para lograr grandes cambios, sin embargo a decir de los especialistas esto es un error que se a vuelto frecuente y que representa un mayor problema.

A un niño con obesidad infantil no es quitarle la comida o deje de comer todo, principalmente se trata de otorgarle a los padres de familia recomendaciones y que así­ puedan conocer todos aquellos alimentos que en abuso de consumo pueden traer más complicaciones así­ lo informó Vera Yanin Cabrera Flores, nutrióloga en la Clí­nica 1 del IMSS.

La revisión periódica es uno de los factores fundamentales para evitar riesgos en las salud y en su caso controlar y reducir aquellos que ya estén presentes, en los pequeños, por ello es necesario que acudan al médico para que en manos de los especialistas se busque el mejoramiento en base a tratamientos adecuados.

Imponer o someter a un pequeño a bajas cantidades de alimentos o como bien se dice a una dieta, podrí­a perjudicar al menor, generar descompensación y ser un factor desencadenante de padecimientos que afecten aún más, porque cada organismo al reaccionar diferente demanda atención también diversa.

Haciendo un diagnóstico previo, la dieta debe de ser individualizada porque cada niño tiene cuestiones diferentes y tiene alcances diferentes económicos y no todos tienen las mismas cosas, en base a la detección de sus problemas, se dan las acciones adecuadas dijo la nutrióloga.

Familias sobre todo de comunidades, de manera frecuente expresan la dificultad para comprar frutas o productos básicos, ante ello y con esta atención especial se busca también ayudarles a tener una alimentación balanceada con aquellos productos que estén a su alcance.

Cabrera Flores agregó que después de su valoración, se señala lo que se debe de evitar, los escasos recursos de algunas familias es un grave problema que hay que enfrentar, entonces nosotros buscamos que con lo que tengan a su alcance lo sustituyan por verduras y por productos con alto valor biológico y de esta manera le damos un seguimiento para bajar de peso y no se convierta en diabetes o alguna otra enfermedad

Es muy importante que acudan a su unidad de medicina familia y que busquen las alternativas, basadas en el apoyo de lo especialistas médicos quienes podrán determinar un régimen adecuado de alimentación y de procedimientos a seguir para reducir este problema y con él los riesgos.

Top