MASTOGRAFíA NECESARIA PARA DETECCIӓN OPORTUNA DE CíNCER DE MAMA

Los tabúes que se han creado y transmitido generación tras generación, en algún momento se han llegado a considerar barreras importantes con respecto a la salud, provocando que por ello muchos hombres y mujeres no se realicen las revisiones adecuadas.

La mastografí­a, estudio dirigido directamente a personas del sexo femenino se considera el proceso mediante el cual se puede diagnosticar de forma oportuna el cáncer de mama, el cual consta de cuatro radiografí­as, dos de cada mama con las que se analiza la situación, dio a conocer Edith Flores González, Médico Radiólogo de la Unidad Médica Familiar (UMF) 4 del IMSS.

Afortunadamente estos tabúes, en este caso el miedo a descubrirse las mamas que prevalecen sobre todo en mujeres mayores a los 60 años,  gracias a la información que se da al público en general, la aceptación y el consentimiento para realizarse la mastografí­a es cada vez mayor.

En el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), este estudio se realiza particularmente a mujeres de 40 años en adelante de forma anual.

Con respecto al porque tomar esta edad como pauta para hacer este estudio, la especialista dijo que “la mama tiene una involución del tejido mamario más o menos a partir de esta edad, y es cuando se puede diagnosticar de forma más temprana el cáncer, el estado hormonal de la paciente nos hace darnos cuenta, es la etapa donde hay más frecuencia de cáncer y es cuando más sensible es la mastografí­a para su detección”.

Explicó que las mujeres menores de 40 años también pueden ser sometidas a este examen, sobre todo cuando en la exploración clí­nica se demuestra que hay una alteración palpable, primero se someten a un ultrasonido y esto puede determinar si la paciente amerita la realización de la mastrografí­a.

Se estima que por cada mil pacientes que son atendidas y a las que se les realiza una mastografí­a, entre 6 y 7 casos resultan ser positivos, mismos que son enviados a la realización de una biopsia para confirmar con el área de patologí­a el diagnóstico,  una vez confirmado se hace el enví­o al servicio de oncologí­a médica y quirúrgica para el tratamiento y seguimiento del caso.

La Médico Radiólogo señaló que este estudio puede llegar a causar  molestia, pero no duele,  es un estudio rápido y lo más importante es un estudio que puede salvar la vida, “pues aunque no se puede evitar el cáncer de mama, si podemos detectar un cáncer a tiempo” lo que permite un tratamiento oportuno y un mejor pronóstico para la paciente.

Top