PEQUEí‘O ATORA SU CABEZA EN UNA OLLA

Fresnillo, Zac.- Un pequeño de poco menos de dos años de edad, por juego o curiosidad, introdujo su cabeza en una olla de peltre, lo malo fue que al querer sacarla ya no pudo.

Los padres, al no poder desatorar a su hijo, tuvieron que llamar al Servicio de Emergencias 066.

Elementos del heroico Cuerpo de Bomberos del mineral acudieron a la calle Sierra de í“rganos número 614, de la colonia Lomas de Plateros para prestar auxilio a la preocupada familia.

Al arribar al lugar, encontraron al niño, de un año y diez meses, con una olla de peltre de 15 centí­metros de diámetro en la cabeza.

Debido a que el menor se quedó atorado, los bomberos tuvieron que intervenir y cortar el utensilio de cocina para liberarlo sin lesión alguna.

Luego de esto, el chiquillo siguió corriendo y jugando como si nada hubiera pasado.

Top