MARTES ROJO

Referente periodí­stico…

Por Gerardo DE íVILA (*)

El enfrentamiento del martes entre marinos y un grupo del crimen organizado en el municipio de Guadalupe, pasadas las 4 de la mañana, nos recuerda una vez más lo vulnerable que somos como personas y miembros de una sociedad. Los í­ndices de criminalidad en Zacatecas se dispararon de forma alarmante en este 2012.

Negarlo es simplemente imposible. Aceptarlo es lo menos que debemos hacer.

La percepción generalizada es que hay problemas. No hay necesidad de mandar hacer encuestas, sondeos o mediciones. El polémico tema está a la vista de todos, es objeto de comentarios moderados y desmedidos en puntos de reunión de los zacatecanos como: cafés, restaurantes, iglesias, centros comerciales y escuelas.

Queda perfectamente claro, que la autoridad ha venido actuando, resguardando a la gente hasta donde es posible, actuando con toda determinación contra quienes han sembrado odio y terror, aunque la actuación parece no ser suficiente en el colectivo de la ciudadaní­a. ¿Qué hace falta?

Que dejó la balacera del pasado martes rojo: el saldo fue de 7 personas muertas, entre ellas dos mujeres, sin embargo, surgieron voces que aseguran fueron 10. Además, dejó pánico y terror en las colonias donde se dieron los enfrentamientos y, por supuesto, la sensación de que las cosas no marchan bien.

No exageramos cuando decimos que la sociedad vive con miedo, secuestrada por la inseguridad, con el “Jesús en la boca”. Hay problemas serios en Zacatecas que deben ser atendidos. Es probable que la cifra oficial de muertos en lo que va del año haya rebasado ya todo pronóstico.

¿Por qué a Zacatecas? ¿Por qué en este momento de la agoní­a de un gobierno que declaró la guerra al crimen organizado? ¿Qué está haciendo el Estado mexicano para proteger a la ciudadaní­a? ¿Hasta cuándo terminará la guerra? ¿Cambiarán las cosas con el nuevo gobierno? ¿Qué sigue para un estado como el nuestro?

La ausencia de respuestas claras al problema concreto: la criminalidad está presente en la agenda pública. Lo lamentablemente del caso es que la solución del problema se ve lejana. El presidente electo Enrique Peña Nieto ha dejado claro que el ejército mexicano seguirá en las calles.

EL DISCURSO OFICIAL

El discurso oficial del Gobierno Federal señala que los í­ndices de criminalidad tienen que ver por la reacción del Estado ante los grupos delictivos, además, de las detenciones o muerte a capos importantes. Es pues, la lucha por la plaza, el reacomodo por los liderazgos en los cárteles.

La semana pasada, quien fuera Secretario General de las Naciones Unidas (ONU) Kofi Annan declaraba que la estrategia del presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa en contra del crimen organizado, simplemente fracasó. Ni como defender los indefendible.

El tema es, que el sexenio calderonista agoniza y la cifra de muertos seguramente alcanzará los 100 mil, en cuanto a los desaparecidos, éstos superan los 50 mil, de acuerdo con cifras extraoficiales. ¿Quién recogerá tanta y tanta sangre, dolor y llanto de las ví­ctimas?

Cómo entender la guerra del presidente Felipe Calderón. Sólo un mero referente, la Revolución Mexicana arrojó cerca de 10 mil muertos. En seis años es probable que está cifra se haya rebasado en 10 ocasiones. De ese tamaño la magnitud del problema.

Tal vez por eso, hace unas horas, la señora Zavala, esposa del presidente haya dicho a la prensa que está evaluando la familia dejar México inmediatamente que entregue la banda presidencial el 1 de diciembre. La reacción no se entenderí­a si las cosas se hayan hecho bien.

Para el anecdotario:

1) Un problema mayúsculo se aproxima. La mayor parte de los 58 Ayuntamientos están “tronados” en sus finanzas municipales. Irremediablemente, requerirán de préstamos para sacar los compromisos de fin de año, que están ya a la vuelta de la esquina. El tema es que debe ser la LX Legislatura del Estado la que autorice y el Gobierno del Estado el que preste o alguna institución bancaria. Pero hasta lo que se conoce no hay dinero en las arcas del Estado. ¿Entonces qué hacer? Por lo pronto, los alcaldes ya negocian, lo que logren será a cuenta de comprometer su presupuesto del próximo año.

* Un cuento de nunca acabar.

2) No hay duda, que México es un paí­s único. De ensueño, mágico para algunos, trágico, para otros. ¿Por qué el comentario? Resulta que el Sindicato Nacional de los Trabajadores (SNTE) designó otra vez como dirigente por seis años más a Elba Esther Gordillo Morales. Tampoco está a discusión que la poderosa maestra estará dando de qué hablar. ¿Y la calidad en la educación?, bien muchas gracias, es la que menos le importa.

* Lástima por las y los buenos maestros que aún los hay.

3) Otra institución que se encuentra en serios problemas financieros, para variar, es la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) ahora bajo la batuta de Armando Silva Chaires. Por lo pronto, el nuevo rector necesita más de 220 millones sólo para cumplir con los compromisos de fin de año. Si a esta cantidad le sumamos alrededor de 300 millones que adeuda la Universidad a la Chic y el ISSSTE, entonces estamos hablando que la deuda es por encima de los 520 millones de pesos. Algo va a tener que hacer el rector Silva.

* ¿Por qué siempre es lo mismo?

4) Si los 30 diputados que conforman la LX Legislatura del Estado, por lo menos, quieren justificar una pizca de su trabajo, entre otras cosas, deben de ir pensando en aprobar otro mecanismo de rendición de cuentas que resulte más eficiente y eficaz. Las comparecencias por la Glosa del II Informe de Gobierno están a punto de terminar, luego vendrá la discusión del Presupuesto de Egresos de 2013 y después, aunque sea allá por el 2013 debe de ir pensando en discutir otra forma para la rendición de cuentas del Poder Ejecutivo.

* Hasta lo que conocemos hay voluntad del Gobernador.

5) Para quienes piensan que la -reforma laboral imperialista- del aún presidente Felipe Calderón Hinojosa será todo un éxito, se equivocan, tampoco generará más empleo por obra y gracia del documento aprobado, como señalan. De acuerdo con el Banco Mundial, dicha reforma requerirá de la aprobación de otras igual o más importantes como: la energética, fiscal, económica y del Estado. De tal suerte pues, que aún no pueden cantar victoria los priistas y panistas. Mucho menos los dueños del capital. Podrá ser aprobada de todo a todo, pero nacerá muerta, como otras que han sido aprobadas con bombos y platillos. Era necesaria una reforma laboral, sí­, pero no en los términos que viene.

* El tema va para largo.

Es mi opinión.

(*) Periodista

Top