CRISIS POLíTICA EN EL IFAI: ¿Y EL ENEMIGO EN CASA?…

Referente periodí­stico…

Por Gerardo DE íVILA (*)

La designación del maestro Gerardo Felipe Laveaga Rendón como Comisionado Presidente del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) desnudó la crisis polí­tica interna que era ya un secreto a voces: el órgano garante de la transparencia en México afronta problemas serios. Graves dirí­a yo.

Lo peor del caso, es que todo lo que está pasando al interior de la institución es generado desde adentro, por los propios Comisionados y Comisionadas. ¿Por qué? Intereses polí­ticos poderosos, adjetivos ofensivos, incapacidades, falta de ética y moral es lo que conocemos hasta ahora. ¿Qué falta por conocer?

Y por si todo lo anterior fuera poco, el nombramiento del nuevo Comisionado Presidente desató la furia del Comisionado íngel Trinidad Zaldí­var, por cierto, -gente cercana a la Comisionada Presidenta saliente- y quien aspiró a suceder a Jacqueline Peschard. Literalmente entró en cólera.

Lo mí­nimo que señaló el Comisionado inconforme fue que Gerardo Laveaga es “perezoso”, que “no conoce del tema” y cómo que es presidente del IFAI si apenas llegó en abril de 2012. Sólo como referente, el ahora Comisionado Presidente arribó al Instituto con el respaldo del ex presidente Felipe Calderón. ¿Será por eso el malestar o hay más de fondo? ¿Por qué saltó hasta ahora?

En cualquier caso la crisis polí­tica es innegable, pero también considero que el mal momento pasará. Corresponderá al maestro Laveaga dar certidumbre de que se trata de un mal momento por el que atraviesa la institución, que poco a poco se ha ganado la confianza ciudadana.

La descomposición…

A todas luces hay una descomposición al interior del IFAI que aún no toca fondo, pero que si no llega la solución pronta, el órgano garante podrí­a perder lo más valioso que ha construido en 10 años: el acceso a la información y una nueva cultura a preguntar por parte de la sociedad.

¿Pero por qué brotó la crisis? ¿Quién o quiénes la originaron? ¿Es realmente la designación del nuevo Comisionado Presidente la causa del problema? ¿En qué parará todo esto? ¿Hay intromisión desde Los Pinos? ¿Cuál es la solución? ¿Ha sido tibia la posición del nuevo Comisionado Presidente?

Por lo pronto, la crisis polí­tica ha llegado al Senado de la República quien ha lamentado la división que brotó en el IFAI, aunque para algunos senadores se está exagerando. La realidad es que hay problemas en el órgano garante de la transparencia que podrí­a entrar a caminos más peligrosos. Cuidado.

Y mientras esa crisis polí­tica evidencia la notoria descomposición en el IFAI, la propia institución investiga a la también Comisionada Sigrid Arzt Colunga quien presuntamente ha resultado ser juez y parte en algunos casos que ella misma se adjudicó. De ese tamaño es la brutal crisis que se vive. Llama la atención que la señora Arzt que ahora denuncia hasta “hackeo” desde su computador.

Más allá de la crisis, es importante aclarar que quienes estamos interesados en la transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción en este paí­s, es necesario defender y ayudar en su consolidación al IFAI, por una simple y sencilla razón: la institución seguirá, las y los Comisionados se irán.

Además, el IFAI es una conquista ciudadana, no una graciosa concesión de los gobiernos hacia la sociedad. Son los tiempos de la transparencia, de la rendición de cuentas, del combate a la corrupción. Son los tiempos de los gobiernos abiertos. El IFAI es y está por encima de los hombres y mujeres que son falibles. La transparencia llegó para quedarse en México.

Sé que la tormenta pasará.

Las predicciones…

Recuerdo aún la firme postura del doctor Juan Ramón de la Fuente en la IX Semana Nacional de Transparencia celebrada en la Ciudad de México, en el mes de septiembre de 2012, en su conferencia: “Transparencia y Democracia”:

“Mientras no lleguen al IFAI verdaderos ciudadanos con perfil, el instituto no se ciudadanizará y la confianza hacia la sociedad no estará garantizada por completo, los nuevos comisionados ya no deben ser propuestos e impuestos por el poder y los partidos polí­ticos”.

Así­ las cosas, el influyente ex rector de la UNAM, de frente a los Comisionados y puso el acento en la IX Semana Nacional de Transparencia. Además señaló: “la democracia es transparente o no es democracia”, también en franca alusión a los gobiernos opacos y al propio trabajo del IFAI.

En resumen, la crisis polí­tica que vive hoy el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) debe encontrar pronto una salida. Serí­a lamentable que por intereses polí­ticos entre dos o tres comisionados la institución se viera afectada.

La importancia del IFAI en México es reconocida en el mundo. Su liderazgo y seriedad mostrada, el valió que fuera calificado como un Instituto Internacional para América Latina en el tema de transparencia. México no pude ni debe perder este liderazgo por problemas de unos cuántos. Ha costado demasiado, además que falta la consolidación.

El IFAI sobrevirará a la tormenta, de eso que no quede duda. Al tiempo. Sólo queda una duda en el aire: ¿Hasta dónde el nuevo gobierno podrí­a estar metido en el problema? Porque la decisión de que el ahora Comisionado Presidente esté al frente del IFAI es polí­tica, con méritos o sin ellos.

En suma, el IFAI está fuerte y sólido como lo ha dicho el propio Comisionado Presidente Laveaga. Ahora lo que resta es encontrar al enemigo que está en casa.

Para el anecdotario:

1) Si mal no entendimos, sólo los municipios de Fresnillo y Pinos entraron al cuestionado programa nacional “cruzada contra el hambre” que implementó la Secretarí­a de Desarrollo Social (SEDESOL) de Rosario Robles. Para empezar este tipo de cruzadas ya se habí­a realizado en otros tiempos. ¿Quién le dirí­a a la SEDESOL que sólo en estos municipios hay hambre?

* Sin duda, es una visión reduccionista del Gobierno de la República.

2) La libertad inmediata que concedió la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) evidenció severas fallas en la justicia mexicana. México quedó mal otra vez ante la comunidad internacional. Aunque los justicieros no lo acepte eso pasó con el sonado “Caso Cassez”. La francesa ya come y duerme en su paí­s tranquilamente. ¿Y las ví­ctimas en México?

* Casi casi recibieron con honores a Florence Cassez… Que tal eh.

3) En otros paí­ses, centenares de mexicanos detenidos, por delitos menores, son llevados a la pena de muerte.

* México lindo y querido…

Es mi opinión.

(*) Periodista.

Top