EXIGEN LLEVAR PARIDAD DE GÉNERO A LA CONSTITUCIÓN

MUJERES

— Siguiente paso, lograr igualdad política entre mujeres y hombres

Por Adriana Franco Rosales

México, DF.Cimacnoticias).- Defensoras de los derechos políticos de las mujeres y funcionarios se pronunciaron porque en la Constitución, y no sólo en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), se estipule la paridad de género en todos los cargos públicos.

En el foro “Las cuotas de género y los caminos de México hacia la igualdad sustantiva”, organizado por el Instituto Federal Electoral (IFE), las y los participantes coincidieron en que el siguiente paso es garantizar en la Carta Magna la cuota de género, la cual –propusieron– debe pasar del actual 40 al 50 por ciento.

La coordinadora de la Red Mujeres en Plural, Silvia Hernández, advirtió que las cuotas de género corren el riesgo de ser “eliminadas”, toda vez que no están estipuladas en la Constitución.

Recordó que tan sólo en la actual Legislatura federal se han presentado 17 iniciativas para eliminar la cláusula del Cofipe que permite a los partidos evadir a través de procesos internos “democráticos”, el 40 por ciento de candidatas al Congreso de la Unión.

En ese tenor, María de la Paz López Barajas, representante de ONU Mujeres en México, recordó que nuestro país tiene una recomendación del Comité de expertas de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), para que se modifique el artículo 219 del Cofipe que incluye el candado para incumplir la cuota de género.

El magistrado presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), José Alejandro Luna Ramos, aseveró que aunque en el pasado proceso electoral se lograron cifras históricas de representación femenina en el Congreso, es necesaria la “equidad real” entre mujeres y hombres.

Destacó que se superó el 30 por ciento de diputadas y senadoras –al lograr 187 y 42 curules femeninas, respectivamente–, y que con ello México se posicionó en el séptimo lugar de la región en participación política de las mujeres.

No obstante, Luna Ramos enfatizó que se deben analizar nuevos caminos para transitar del reconocimiento formal de los derechos políticos de las mexicanas a su ejercicio real, a fin de acabar con el llamado “techo de cristal” –que les impide llegar a cargos de poder– y construir “un piso firme para la paridad”.

Las y los ponentes calificaron como un “precedente histórico” la sentencia 12624 del TEPJF, que obligó a los partidos políticos a registrar sin excusas 40 por ciento de candidatas a la Cámara baja y el Senado, para las elecciones federales de 2012.

Marcia de Castro, representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México, apuntó que el porcentaje alcanzado de mujeres legisladoras es insuficiente, y remarcó que para hablar de “igualdad sustantiva” es necesaria una cuota de género 50-50 en todos los niveles de gobierno.

Subrayó que para ello las cuotas deben dejar de ser medidas especiales de carácter temporal, y convertirse en acciones definitivas de paridad en todos los cargos de elección y de toma de decisiones en los niveles federal, estatal y municipal.

De Castro demandó que las cámaras legislativas sean presididas por mujeres, que en los congresos locales se respete su participación –la cual en algunos estados es de sólo 10 por ciento, acotó–, y que en los municipios se utilice el presupuesto para formación política a fin de que las indígenas no sean excluidas.

Marta Subiñas Abad, académica de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, señaló que se debe reformar el Cofipe para evitar la violencia de género en la política que obliga a las mujeres a renunciar a los cargos de elección obtenidos.

El consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés Zurita, se comprometió a que el instituto impulsará la obligatoriedad de la paridad de género en política, y evitar así retrocesos en el número de legisladoras alcanzado en 2012

 

Top