DEBE SER ATENDIDA LA VIOLENCIA EN EL NOVIAZGO JUVENIL

mujeres

mujeres

Zacatecas, Zac.- Los jóvenes entre 15 y 20 años de edad son los más vulnerables a sufrir violencia en el noviazgo, situación que se mantiene en silencio por considerar que se trata de conductas normales y, por lo tanto, no se atreven a denunciarlo.

Así lo dio a conocer Yunuen Micaela Luis Mendoza, directora del Centro de Prevención y Atención a la Violencia Familiar (CEPAVIF) de los Servicios de Salud de Zacatecas (SSZ), quien recordó que en el enamoramiento se idealiza a la pareja y es muy difícil reconocer cuando se está ejerciendo violencia de su parte; por tanto, hizo un llamado para identificar los signos de alarma.

Destacó que el principal tipo de violencia en el noviazgo en este grupo de edad es el psicológico, seguido del sexual y el físico, ya que el objetivo de los agresores es el de dominar y mantener el control sobre la otra persona.

Para ello, los agresores utilizan distintas estrategias que van desde el ataque a la estima de la víctima y la manipulación sutil, así como los besos “cariñosos” acompañados de mordidas que ocasionan hematomas, los cuales se realizan a manera de juego.

Entre los comportamientos que son signos latentes de alarma destacan el control de las actividades personales, tales como horarios cotidianos, amistades, familiares e incluso gustos y aficiones.

Además, es muy común la revisión de pertenencias personales, como celulares, dirección electrónica y todo lo que conlleva a lo referente a redes sociales, vigilar, criticar o pretender que cambie la forma de vestir, peinado, maquillaje; así como presionar para que la pareja realice dietas o ejercicio que ponga en riesgo su salud física y emocional.

Luis Mendoza dijo que las consecuencias de un noviazgo violento se pueden manifestar en depresión, aislamiento, fracaso escolar, trastorno alimenticio y del sueño, adicciones y embarazos no deseados.

La responsable del CEPAVIF señaló que en el noviazgo la violencia es muy sutil, por lo que pidió a los jóvenes no dejarse llevar por relaciones violentas que pueden considerar normales, por lo que siempre están a tiempo de realizar un alto y buscar atención que permita tomar decisiones necesarias para alejarse y pedir ayuda profesional.

Manifestó que las conductas violentas en el noviazgo para nada enriquecen ni estimulan la relación, al contrario, la enferman. Una relación es para conocerse y disfrutarse, no para temer, manipular o lastimar, aclaró.

Finalmente, recordó a los adolescentes que están siendo víctimas de maltrato que acudan a las instalaciones del CEPAVI, las cuales se encuentran ubicadas en Av. González Ortega S/N, en donde estuvieron las oficinas centrales de los SSZ, ahí se les ofrecerá atención gratuita, confidencial y especializada.

Top