SEGURIDAD EN LA CALIDAD DEL PADRÓN ELECTORAL

Por:Lic. Norma Angélica Bernal Solís

Cuando se  acude a  un  módulo de Atención Ciudadana del Instituto Federal Electoral a  solicitar  una  Credencial para  Votar  con Fotografía  pocos  de  nosotros  imaginamos  la  historia  que  estamos  evocando  cuando el funcionario del Módulo de Atención Ciudadana ingresa nuestros  datos,  registra  nuestras  huellas dactilares  y   toma   la   fotografía.

Los  datos  que  al  momento  son  obtenidos en  el  Sistema de Información del Registro Federal de Electores,  utilizado  en  los  equipos  de  cómputo  de  los   módulos,   llama   momentos  específicos  de  nuestra   vida  que si  los  recordáramos  como  en  una   película  nos  presentaría  el  momento  en  que  por  primera   vez  solicitamos  nuestra   Credencial, esa identificación ahora tan comúnmente conocida como “IFE”,   ¿qué  edad  tenía?,  ¿cuáles  eran  en  ese  momento  mis  sueños  y  aspiraciones? ¿había reflexionado sobre la responsabilidad adquirida en la toma de decisiones de mi país?

Pasajes  probablemente  olvidados de manera  involuntaria  en  ocasiones o   intencionalmente algunas otras,  pero  que  no  han  pasado  por  alto  para la  base  de  datos  del  Padrón  Electoral,   como  aquel  ciudadano  que   por   problemas  personales decidió   que   probablemente  fuera   posible  adquirir una nueva personalidad con documentos de algún familiar o conocido y poder variar  sus  datos, pero que al  acudir a  solicitar  una Credencial para Votar  con Fotografía al Módulo de Atención Ciudadana,  sus datos  mostraron   la  identidad  a  la cual  se  pretende  dejar  atrás  con la  incógnita  de  ¿cómo  puede  ser  posible  que   conozcan  mi  pasado?

El Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales y las reformas que se  le  han  hecho, implican modificaciones  y  mejoras en cuanto al  Padrón Electoral  que  permiten seguir la  huella  ciudadana de cada uno de nosotros con  los siguientes procedimientos:

La actualización permanente del Padrón Electoral se realiza con la participación de los ciudadanos que realizan trámites durante la Campaña de Actualización Intensa del 1° de octubre al 15 de enero del siguiente año y la Campaña de Actualización Permanente desde el día siguiente de la elección hasta el día 15 de enero de la elección federal ordinaria.

Para excluir del Padrón Electoral a  los ciudadanos que han fallecido, los oficiales del Registro Civil informan  al Instituto después de la  expedición del acta de  defunción respectiva   y  también se cuenta con la posibilidad de que los ciudadanos de manera particular acudan a informar al IFE  del fallecimiento de un ciudadano y aportar  los  datos y documentos  que  fundamenten la baja, lo cual ha  abatido  el  rezago en la información de los ciudadanos , particularmente de aquellos que fallecen en el extranjero. Los jueces que dictan resoluciones que decretan la suspensión o pérdida de derechos políticos también realizan la notificación respectiva al Instituto y desde la reforma electoral de 2008, los jueces que ordenan la rehabilitación de los derechos políticos de los ciudadanos también lo notifican al IFE.

Los ciudadanos que acuden a solicitar una Credencial para Votar, tienen como plazo para recogerla el día último de marzo del segundo año posterior a aquel en que realizaron la solicitud, de no hacerlo se cancela el movimiento y se da de baja el registro del Padrón Electoral.

De igual manera, el Instituto Federal Electoral,  de manera permanente cuenta  con programas  para mantener la calidad del Padrón Electoral realizando detecciones y verificaciones para solicitar  que los ciudadanos aclaren  su situación como en  el  programa de  Duplicados, por medio del cual se impide que un  mismo ciudadano cuente con más de un registro en el Padrón Electoral; el programa de Datos Irregulares que detecta a los ciudadanos que proporcionan datos incorrectos o falsos y el programa de Domicilios irregulares por medio del cual se le da tratamiento a los ciudadanos que  han  aportado  un domicilio falso; al detectarse cualquiera de estas situaciones, además de aplicar la baja y después del análisis jurídico se turna el caso a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales.

Para coadyuvar de manera ágil y precisa a los procedimientos de revisión y depuración del Padrón Electoral, el Instituto Federal Electoral, con el apoyo de los partidos políticos nacionales, ha explorado e implementado nuevas alternativas para identificar a los ciudadanos que pudieran estar incluidos indebidamente en el Padrón Electoral y, consecuentemente, realizar su exclusión. El uso de biométricos por medio de las Tecnologías de la Información, consisten en la aplicación de técnicas matemáticas y estadísticas sobre los rasgos físicos para verificar su identidad; se realiza por medio de la toma de huellas dactilares en formato digital en el módulo cuando se acude a solicitar una credencial, permite la comparación entre los registros de huellas a base de puntos distintivos para aplicar un algoritmo de comparación.  En cuanto a la fotografía del ciudadano que también se capta en el módulo, el sistema informático la secciona digitalmente y a partir de la ubicación de los ojos se genera un vector que toma en cuenta la forma, tamaño y proporción de los ojos, nariz, boca y otros rasgos para encontrar o descartar coincidencias con la base fotográfica disponible en el Padrón Electoral.

De  esta  manera, los datos  y documentos que  proporcionamos para solicitar una Credencial para Votar con fotografía, la información que sobre nosotros  aportan  diversas instituciones,  nuestras  huellas  dactilares y  fotografías,  forman  parte  de  nuestro  expediente  ciudadano que se resguarda confidencialmente pero que  cuenta  nuestra historia y nos  identifica de manera única  entre  los   más de 86 millones de registros ciudadanos existentes en el Padrón Electoral.

Vocal Distrital del Registro Federal de Electores

Junta Distrital Ejecutiva 04

Top