DEBE INCLUIRSE DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO EN CÓDIGO PENAL ÚNICO EN EL PAÍS: GIRE

Mujeres

Se debe garantizar ese derecho en todo el país

Por: Anayeli García Martínez

Foto: Archivo / MIRADOR

México, DF, 7 may 13 (Cimacnoticias).- La coordinadora jurídica del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), Alma Beltrán y Puga, afirmó que al crearse un Código Penal y un Código de Procedimientos Penales únicos para todo el país, tal y como lo dicta el Pacto por México, se debe incluir la despenalización del aborto.

Entre los compromisos propuestos por el Ejecutivo federal y suscritos por los tres principales partidos políticos están los “Acuerdos para la seguridad y la justicia”, que a su vez incluyen el compromiso 78 para crear un Código Penal Único, y el 79, para elaborar un Código de Procedimientos Penales Único.

Aunque los grupos feministas han señalado que el Pacto por México carece de perspectiva de género, aplauden la idea de unificar la legislación penal porque representa la oportunidad de garantizar que todas las mexicanas, sin importar la entidad en que residan, tengan los mismos derechos.

En entrevista con Cimacnoticias, Beltrán y Puga sostuvo que unificar los 33 códigos penales (32 estatales y uno federal) y 33 códigos de Procedimientos Penales, podría beneficiar a las mexicanas siempre y cuando los partidos se comprometan a favorecer los derechos sexuales y reproductivos.

La abogada explicó que unificar las leyes penales implica tres escenarios posibles: que se despenalice el aborto hasta las 12 semanas de gestación en todo el país; que se homologuen las causales legales para acceder a un aborto, y que no se legisle ni cambie el delito de aborto.

En este contexto, GIRE ha propuesto que entre los acuerdos del Pacto por México se incluya la despenalización del aborto hasta las 12 semanas de gestación, al igual que en el Código Penal del Distrito Federal.

La organización civil señala que en México el aborto es un delito que se regula a nivel local con exclusiones de responsabilidad, es decir que en determinados casos las mujeres que tienen o se practican un aborto no son sancionadas, pero estas causales varían dependiendo de la entidad federativa.

El informe “Omisión e indiferencia: derechos reproductivos en México”, elaborado por GIRE, indica que con base en el artículo 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos el aborto es un delito de competencia local, excepto en casos en que se aplique el Código Penal Federal. Es decir, las penas varían en cada entidad.

Según el análisis, la regulación del delito de aborto en cada entidad genera una situación de discriminación jurídica, lo que implica que las mujeres tienen más o menos derecho a interrumpir un embarazo dependiendo del lugar de su residencia.

Las regulaciones son heterogéneas: más de 10 códigos penales se refieren a la mujer como “madre”; otros 28 definen el delito como la “muerte del producto de la concepción”, y en los 32 códigos se permite el aborto en caso de violación, pero 10 estados establecen que se puede realizar sólo en el primer trimestre.

En cuanto a las otras causales legales, dice el informe, 30 estados permiten el aborto por imprudencia; 25 cuando hay peligro de muerte para la mujer; 14 cuando el producto tiene malformaciones congénitas; 13 cuando hay graves daños a la salud de la mujer; 11 cuando fue por inseminación forzada, y una entidad lo permite por causas económicas.

GIRE propuso a los integrantes del Consejo Rector del Pacto por México que en su propuesta de Código Penal Único contemple la despenalización del aborto, o bien que se homologuen las causales a fin de que sean las mismas para todo el país.

“Sería importante que la legislación se armonizara y salvaguardara la despenalización del aborto en el Distrito Federal”, afirmó.

Alma Beltrán y Puga recalcó que implantar un Código Penal y de Procedimientos Penales Únicos no necesariamente significa que se van a derogar las leyes penales estatales, por lo que existe la posibilidad de que sólo se reestructure el Código Penal Federal en ciertos delitos, y la regulación del aborto quede en manos de los estados.

“Esto obviamente no tiene ningún avance porque nos quedaríamos igual que como estamos sin que en la República hubiera homologación”.

La abogada previó en que lo peor que puede pasar es que las leyes penales se queden como están ahora, toda vez que la reforma constitucional en materia de Derechos Humanos de 2011 dicta que los derechos, en este caso sexuales y reproductivos, deben ser progresivos y no regresivos.

“No te podrían borrar de un plumazo las causales legales porque eso sería una medida regresiva que no va con los parámetros constitucionales de Derechos Humanos que actualmente existen”.

Top