MALTRATAN AUTORIDADES A PARTICIPANTES EN SEMINARIO INTERNACIONAL FEMINISTA

La jurista hindú Albertina Almeida, procedente del estado de Goa, denunció esta mañana, ante la asamblea deliberativa del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM) que realiza en México un seminario internacional, que en el Aeropuerto de la Ciudad de México se maltrata, veja y asusta a quienes llegan a México, especialmente si son mujeres, si son de tez oscura y si no hablan castellano.

Ella tras viajar 26 horas desde Goa, Bombay, Frankfurt y México, fue detenida en una oficina, porque un oficial de Migración leyó su nombre e insistió en que su físico no correspondía a su nombre (Albertina Almeida) e insistió que ese nombre era latino, insinuando suplantación de nacionalidad.

Lo grave, dijo la abogada participante en las sesiones de CLADEM, que ahí en esa oficina se encontraban otras mujeres. Una colombiana y otra rumana, por lo que pudo observar un trato vejatorio y como si “estuviéramos arrestadas”. Los oficiales jalonearon a las mujeres, abrieron sus maletas, y dijeron a la colombiana “traficante”, sin que todavía hallaran nada, que hasta donde observó no hallaron.

La defensora Clara Elena Córdova, proveniente de Colombia, dijo haber sido detenida en cuatro ocasiones, entre su llegada en el avión y su salida a la ciudad de México; dijo que todas las personas, si van a estar respondiendo a trámites y vigilancia, “no estamos en contra”, deben ser tratadas con cortesía, que los funcionarios de migración mexicana, no tuvieron y encima, para quienes fueron conducidas a una oficina, no se les permitió hacer una llamada, elemental para avisar a las personas que las esperaban.

María Auxiliadora Rivas, de El Salvador, dijo que sobre ella, en su cuerpo, fue echado un perro guardián, y al abrir su maleta encontró todas sus pertenencias revueltas. Norma Enríquez, también de Colombia, dijo que observó que una mujer de tez oscura, que le ayudó a bajar su maleta, fue detenida en la escalerilla del avión por un policía y le obligaron a quitarse los zapatos, le revisaron la bolsa y la trataron agresivamente.

También se quejó de la manera como fueron recibidas en el aeropuerto Benito Juárez de la Ciudad de México la activista María Eugenia Ramírez, Anita Bautista y Laura Beristáin, todas participantes en el seminario de CLADEM.

Opinaron que comprenden las medidas de seguridad, pero se dijeron sorprendidas por el mal trato y la agresividad de policías aeroportuarios y personal de Migración.

Top