BUSCAN REVITALIZAR EL CENTRO HISTÓRICO DE ZACATECAS

Centro Histórico Zacatecas

Centro Histórico Zacatecas

Foto: Archivo / MIRADOR

Zacatecas, Zac.- Se llevó a cabo en el Centro Regional del Patrimonio Mundial en Zacatecas, una reunión de trabajo con la Coordinación del Plan Integral de Manejo, en la que se presentó la conferencia sustentada por Alejandra Moreno Toscano, sobre su experiencia en el manejo y gestión del Centro Histórico de la Ciudad de México.

Moreno Toscano, autoridad del Centro Histórico de la capital del país, sostiene que los centros históricos como conjuntos singulares ofrecen la posibilidad de descubrir una extraordinaria mezcla de expresiones culturales, y ello los convierte en los sitios más visitados o referidos por los viajantes.

La revitalización del centro histórico está guiada por su reconocimiento como espacio urbano vivo, capaz de ofrecer a los locales y visitantes las mejores condiciones de vida y estancia posibles. Para lograrlo, se debe brindar una gran calidad urbana, ser un lugar de altos estándares de habitabilidad y suficientemente capaz de adecuarse a las necesidades de una sociedad en continua transformación.

“Incrementar la calidad de los centros históricos implica mejorar las condiciones en que se desarrollan las actividades cotidianas, lo que es, a su vez, atractivo por sí mismo para el turismo”, subrayó la experta.

El principal atractivo de los centros históricos es lo común de la vida y de la sociedad local, su vitalidad urbana, dijo.

Por eso, desde la perspectiva del turismo, es importante que el mejoramiento de los centros históricos forme parte de las políticas urbanas y sociales de las ciudades, para asegurar que los habitantes se apropien y den vida a estos espacios. Sólo así, entonces, los turistas encontrarán esa autenticidad como atractivo para su visita. La revitalización es un proceso en el que todos deben ser ganadores, enfatizó Moreno Toscano.

Elevar y sostener la calidad de los servicios turísticos es fundamental para ofrecer destinos que respondan a las necesidades de los visitantes. Para ello es necesario contar con información actualizada sobre un perfil del turista y sobre los niveles de servicio.

En las ciudades las actividades urbanas usualmente generan impactos que deterioran la calidad de la residencia y de la estadía en el caso de los turistas. Una manera de abordar estos impactos es incorporar la participación colectiva de vecinos, comerciantes, operadores turísticos e incluso visitantes, para detección de conductas que dañan el patrimonio, la eficiencia de los sistemas urbanos y la salud de las personas, propuso.

Involucrar a los ciudadanos en el cuidado de la ciudad y de los bienes culturales es también una manera de lograr mejores resultados y de manera más permanente, concluyó la experta en protección del Centro Histórico de la Ciudad de México.

Top