HOSPITALES PRIVADOS VIOLENTAN DERECHO AL PARTO HUMANIZADO

embarazo
Aplican sin motivo hasta 90 por ciento de cesáreas: GIRE

Por Adriana Franco Rosales

México, DF.- Contrario a lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), respecto a que no se debe rebasar 15 por ciento de partos por cesárea, en México se práctica 38 por ciento a nivel nacional, mientras que en el DF la cifra asciende a 44 por ciento y en hospitales privados llega hasta 90 por ciento.

El capítulo de violencia obstétrica de un reporte elaborado por el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), “Omisión e indiferencia, derechos reproductivos en México”, destaca que pese a los avances en las normas y las recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la práctica de la cesárea se mantiene igual que en 2009.

Ante este panorama y en el marco de la Décima Semana Mundial por el Parto Respetado, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), la asociación civil Parto Libre y GIRE, presentaron la cartilla “Atención humanizada al parto”, a fin de visibilizar y sensibilizar sobre este derecho de las mujeres, y hacer un llamado al sector salud para que realice partos dignos y seguros.

La Semana Mundial por el Parto Respetado, que se celebró por primera vez en Francia en 2003, tiene este año como lema “Silencio, mujer pariendo, bebé naciendo”, con el fin de enfatizar la importancia de que las mujeres cuenten con las condiciones adecuadas que permitan liberar las hormonas que facilitan un nacimiento natural y evitar así prácticas como la cesárea.

Glenda Furszyfer, presidenta de Parto Libre, explicó que las mujeres en trabajo de parto requieren de un ambiente íntimo y silencioso, luz tenue, temperatura agradable, libertad de movimiento y de expresión, así como el acompañamiento de una persona de su elección, para liberar la oxitocina, hormona clave para la contracción del útero y el nacimiento del producto.

Esto no sucede en la mayoría de los hospitales, tanto públicos como privados, donde durante la atención del parto, las violaciones a los DH y reproductivos de las mujeres van desde regaños hasta el aplazamiento de la atención médica, así como una reiterada indiferencia ante sus solicitudes, y los índices de cesáreas son el indicador más evidente de una cadena de prácticas negativas, indicó Furszyfer.

Sin embargo, es en el sector salud donde más casos de violencia obstétrica se registran. Tan sólo en el informe de GIRE se señala que en 2011 en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) es donde más cesáreas se llevan a cabo, con 51 por ciento, aunque en la mayoría de los casos no era realmente necesaria.

Esta institución de seguridad social es también la que más quejas tiene interpuestas ante la CNDH, con 92 de las 122 quejas que se presentaron de 2009 a 2012, y hasta el momento sólo ha cumplido parcialmente con las recomendaciones emitidas, entre las que se encuentra la “garantía a la no repetición”.

En ese sentido, Gerardo Sauri Suárez, secretario para la Promoción de los Derechos Humanos e Incidencia en Políticas Públicas de la CDHDF, informó que en 2012 documentaron 17 violaciones de DH por violencia obstétrica en hospitales del sector salud, por lo que se emitieron recomendaciones de capacitación al personal médico y difusión de materiales para que las usuarias conozcan sus derechos.

Aunque reconoció que la agenda de parto humanizado no está presente en el actual programa de DH de la CDHDF, por lo que espera que eventos como éste incidan en que en la actualización del programa, que se dará en 2014, se incluya ampliamente el tema para que sea un marco de política pública que obligue a los gobiernos a trabajar en la materia.

Como sucede en el hospital Gea González, que desde 2011 emprendió el proyecto “Una nueva forma de nacer”, que mediante cursos para las mujeres, antes y después del parto y capacitación al personal médico, busca reducir el número de cesáreas y de mortalidad materna, además de mejorar la relación médico-paciente, expresó la directora, Irma Jiménez Escobar.

La cartilla “Atención humanizada al parto”, comentó Alma Beltrán y Puga, abogada de GIRE, será un primer paso para que las mujeres conozcan su derecho a exigir un parto humanizado, sin importar si se trata de un hospital público o privado, y que denuncien la violencia obstétrica cuando este derecho no les sea respetado ante las comisiones de DH, tanto federal como locales.

Por último, la actriz Cecilia Suárez, vocera de la Décima Semana Mundial por el Parto Respetado, refirió que el objetivo de esta campaña es “recordar lo que las mujeres ya sabíamos, que es parir, y encontrar la sabiduría que nuestro propio cuerpo contiene para evitar las cesáreas innecesarias”.

Top