LA SEGURIDAD Y LAS ESTADÍSTICAS

Policía Estatal 03

Código Político

  • Declaraciones para bajar percepción de inseguridad
  • Contradicciones entre discurso y realidad

Por Juan Gómez

En el presente proceso electoral la seguridad es sin duda la principal demanda con la que se encuentran los candidatos a puestos de elección popular, cuando tienen contacto directo o indirecto con la población en general.

Los aspirantes a presidentes municipales o diputados locales lo comentan ampliamente en los medios de comunicación. La inseguridad, ocupa el primer lugar del colectivo ciudadano y constituye en estos momentos la principal preocupación en su entorno social.

En segunda escala se ubica el empleo y en tercer lugar la mejora de los servicios públicos básicos (agua potable, alumbrado, recolección de basura y limpieza en general, principalmente).

Pero cuando escucho a los aspirantes a gobernar la demarcación municipal o a representarnos en el congreso estatal, no puedo evitar comparar estas preocupaciones ciudadanas con el discurso de las autoridades estatales y federales. Son total y diametralmente contradictorias.

El entonces Secretario General de Gobierno, Esaú Hernández Herrera, declaró en una conferencia de prensa el 21 de agosto de 2012 lo siguiente:

“Zacatecas a diferencia de estados como Aguascalientes y San Luis Potosí, sí ha cumplido con los compromisos de disminuir los índices de delitos de alto impacto como homicidio doloso, robo con violencia, extorsión y secuestro”.

Esa misma fecha el diario Imagen de Zacatecas publicó lo siguiente:

“Al ofrecer un balance sobre la seguridad en la entidad junto con el gabinete de esta área, dijo que de acuerdo con datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, los homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes disminuyeron de noviembre del 2011 a abril del 2012 en un 21por ciento”.

El pasado 20 de mayo el procurador de Justicia Arturo Nahle García envió al diario NTR Medios de Comunicación una carta en la que responde a una nota informativa publicada por el rotativo con anterioridad, en la que consignaba un incremento en la percepción de inseguridad entre la población, dato basado en información del CIDAC.

El periódico consigna que en su respuesta el procurador dijo que al contrario de lo publicado, las cifras eran halagüeñas.

“En cuanto a Homicidios Dolosos, si bien es cierto que del 2010 al 2012 Zacatecas incrementó su porcentaje, también lo es que en este delito estamos muy por debajo de la media nacional, pues mientras que en México se cometieron el año pasado 18.29 por cada cien mil habitantes, en nuestro Estado ese porcentaje fue solo de 13.02.”

Curiosamente y en la búsqueda de más información en internet, encontré el siguiente estudio de la organización “Seguridad, Justicia y Paz” Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal, A.C. que publica en línea un estudio intitulado: La violencia en los municipios de México 2012. (http://www.miguelcarbonell.com/artman/uploads/1/la_violencia_en_los_municipios_de_m__xico.pdf)

En el apartado de la metodología de investigación se publica lo siguiente:

“De la gran mayoría de los 212 municipios había información completa de enero a diciembre de 2012, hasta la fecha del corte del estudio (10 de febrero de 2013), con las siguientes excepciones:

• De 35 municipios había información de enero a noviembre de 2012. De esos municipios 30 corresponden al Estado de México, 2 a Campeche, 2 a Jalisco y 1 a Zacatecas.

• De 15 municipios había información de enero a septiembre de 2012: 8 de Puebla y 7 de Tabasco.

• De 9 municipios había información de enero a abril de 2012: 6 de Sonora y 3 de San Luis Potosí.

• De 8 municipios no había información de ningún mes de 2012: 7 de Jalisco y 1 de Yucatán (Mérida).

Asimismo, del municipio de Guadalupe, Zacatecas no hay información respecto a ningún delito ni de 2012 ni de 2011 (los datos de incidencia delictiva en los municipios del SE-SNSP son de 2011 en adelante).

Los investigadores refieren en su publicación que no encontraron información suficiente para su investigación.

Mientras tanto el pasado martes 21 de mayo del año en curso el diario La Jornada de la ciudad de México publicó la siguiente información:

El titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, afirmó que entre los estados de la zona centro del país se está “logrando una real y efectiva colaboración” en materia de seguridad, lo que se refleja, dijo, en una disminución de la incidencia en delitos como robo, secuestros y la violencia generada por el crimen organizado”.

Solo con la “colaboración real y efectiva” en materia de seguridad la incidencia delictiva ya disminuyó, ya se contuvo la incidencia delictiva. Eso era lo único que hacía falta.

Como puede observarse las autoridades tanto estatales como federales están más preocupadas en disminuir la incidencia de los delitos de alto impacto con base a declaraciones mediáticas, sobre todo en momentos en los que se registran elecciones en 14 entidades del país.

Si en realidad se bajó el índice de delitos de alto impacto como los ya enunciados ¿porqué los candidatos a puestos de elección popular informan en los medios de comunicación que la inseguridad es la principal preocupación de los ciudadanos con los que tienen contacto?

La contradicción entre el discurso oficial y las demandas ciudadanas son diametralmente opuestas.

Pero el problema no es solo de percepción, el problema es de realidad. Casi a diario los medios de comunicación de Zacatecas dan a conocer tiroteos, asesinatos; hallazgos de fosas clandestinas con osamentas calcinadas o restos humanos, asesinatos de mujeres, asaltos y robos a escuelas y casas habitación, lo que contribuye a generar un clima de intranquilidad e inseguridad en la población.

¿En realidad bajaron los delitos de alto impacto?

Al tiempo.

 

 

Top