LLAMADO AL PACTO SOCIAL

Código Político

  • • Convoca gobernador a la Unidad
  • • ¿Por qué se da casi al final del proceso electoral?
  • • Propone las armas de la Negociación
Por Juan Gómez
En el marco del 99 aniversario de la Toma de Zacatecas el gobernador del estado Miguel Alonso Reyes, hizo un llamado muy importante a las distintas fuerzas político-ideológicas, sociales, religiosas y culturales en general, a “integrarnos a una gran unidad, donde prevalezcan nuestras coincidencias más que las diferencias”.
La exhortativa del mandatario estatal se da en el marco previo al centenario de la Batalla de Zacatecas, el acontecimiento icónico de la lucha revolucionaria que marco el destino del México del siglo XX.
Es importante analizar el contenido del discurso del Ejecutivo del estado, sobre todo porque se da en el marco de otra batalla, la de la contienda electoral de mitad de su administración y que marcará el derrotero de su sexenio.
En este contexto el resultado del presente proceso electoral es trascendental no solo por el valor en sí mismo, que en términos de la vida democrática del estado reviste, sino porque marcará la ruta de salida del actual gobernador de la entidad.
Miguel Alonso requerirá de la mayoría del congreso (LXI legislatura) que le permita la autorización de las cuentas públicas de su administración y la de los ayuntamientos priistas, así como del Presupuesto de Egresos subsiguientes, amén de la cuenta pública que se ha elevado durante la presente administración.
Pero además el mandatario estatal requiere un control político sobre el congreso para poder transitar sin cuestionamientos, sin conflictos, sin desgaste en la segunda mitad de su administración.
Por otro lado también es importante ganar los  municipios de mayor derrama electoral como es el caso de Fresnillo, Zacatecas, Guadalupe, Río Grande, Pinos, etcétera, porque ello le permitirá transitar en la operación político-electoral en las próximas contiendas comiciales de fin de sexenio.
En el marco de este 99 Aniversario de la gesta heroica zacatecana, Alonso Reyes hizo el siguiente pronunciamiento en el Cerro de la Bufa:
“Hago una gran convocatoria a las distintas ideologías y militancias partidistas, donde prevalezcan nuestras coincidencias más que nuestras diferencias. Que nos lleve a un gran Pacto Social y a la esperanza de un Zacatecas más justo y esperanzador”.
La convocatoria a un gran Pacto Social no debe ser solamente el lanzamiento de una gran red en altamar, sino la propuesta puntual de un documento en el que se establezcan compromisos, tanto del responsable de la conducción del estado, como de las fuerzas actoras convocadas y participantes.
El gobernador  Miguel Alonso debe especificar a qué se compromete el gobierno a su cargo en materia democrática, presupuestal, de Seguridad etc.
Si la convocatoria a un Pacto Social se da en el marco del proceso electoral, el mandatario debe establecer cuáles son los compromisos que asume el gobierno a su cargo en este tema, en el que están inmersas las fuerzas democráticas del estado.
¿Por qué se hace el llamado a un Pacto Social cuándo se está a solo 10 días de que concluya el proceso electoral y a 14 de la elección?
La amplia convocatoria es una acción que en este momento es necesaria y sin exagerar, urgente, ya que el cúmulo de problemas que se han cernido sobre la actual administración así lo demandan.
Un botón de muestra lo constituyen sin duda el conflicto en la mina  El Coronel, propiedad del empresario Carlos Slim, donde casi 2,000 trabajadores y empleados suspendieron actividades, y en la canadiense Peñasquito Gold Corp, donde existe el riesgo de suspensión de labores de 3,500 personas, además del conflicto  heredado en San Martín, en Sombrerete, donde prevalece el cierre de esta fuente de empleo.
 En la atención a la problemática minera los asesores del mandatario estatal no han reparado en advertir la trascendencia del conflicto que afecta al cluster minero formado durante esta administración, y a la responsabilidad del Ejecutivo como coordinador de la estrategia minera en la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).
Como se recordará durante la 44 reunión ordinaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) realizada el pasado 18 de febrero en Chihuahua, Alonso Reyes fue designado coordinador de las comisiones de Cultura y Minas, en reconocimiento al liderazgo demostrado en ambas actividades.
En lo político en Zacatecas no se refrendó el adendum del Pacto por México con los partidos firmantes de este documento (PRI,PAN y PRD), lo que sin duda no abona a la estrategia del Presidente Enrique Peña Nieto por mantener un equilibrio y acuerdos con las tres fuerzas partidistas más importantes del país.
En los social los asesores del mandatario estatal no le han advertido al Jefe del Ejecutivo estatal la importancia de mantener las audiencias públicas con los ciudadanos y ciudadanas que en el presente año han escaseado, al igual que en el ayuntamiento de la capital.
Cabe recordar que el pasado siete de diciembre de 2012 el gobernador Miguel Alonso sostuvo la primera audiencia pública en Ciudad Administrativa, en donde atendió a ciudadanos de diversos municipios, pero la realización de actividades sociales de este esta naturaleza cada vez son más escasas en la actual administración.
Después de la citada audiencia pública ha menguado el contacto con la ciudadanía. Podrán argumentar sus asesores que el Ejecutivo ha realizado una intensa actividad en giras por todo el territorio zacatecano, pero esta actividad tiene otra finalidad, más política y de imagen mediática que de contacto con los gobernados.
Es momento de sumar fuerzas, dice el gobernador Miguel Alonso…Y tiene razón.
Miguel Alonso Reyes planteó en el Cerro de la Bufa el siguiente deseo: “Sea la celebración del Centenario de la Toma de Zacatecas, un nuevo impulso, ese cimiento unificador que nos lleve al gran Pacto Social y a la esperanza de un Zacatecas más justo y de oportunidades para todos”.
El gobernador indicó que esta nueva lucha “requerirá de las armas de la unidad, de la negociación, de la conciliación, para integrar nuestras divergencias en el indivisible conjunto que forma la Patria”.
Espero que el llamado no sea alentado solo por la retórica del hecho histórico y simbólico de la Toma de Zacatecas, sino por el deseo de integrar a los zacatecanos al escenario del respeto a la democracia y al Estado de Derecho, pero sobre todo, del respeto a la libertad.
Al tiempo.

 

Top