APRUEBA SENADO DE EE UU REFORMA MIGRATORIA

reforma copia

reforma copia

El Senado de los Estados Unidos, aprobó este día la reforma migratoria que permite la legalización de más de 11 millones de indocumentados que viven en ese país.

El resultado de la votación fue de 68 votos a favor y 32 en contra, por lo que obtuvo un respaldo mayor de lo que se esperaba hace unos meses. Este histórico resultado final espera todavía la ratificación de la Cámara de Representantes.

En un comunicado de la Casa Blanca, el presidente Barak Obama refirió que “el Senado de Estados Unidos ha servido hoy a los ciudadanos, llevándonos a un paso más cerca de la resolución definitiva del sistema de inmigración”.

También señaló que este proyecto de ley “es un compromiso”, aunque ninguna de las partes implicadas logró todo lo que querían. “Ni los demócratas ni los republicanos ni yo. Pero la ley es consistente con los principios de sentido común que, como tantos, he defendido en tantas ocasiones”.

El presidente pidió a los legisladores “hacer lo mismo” que el Senado y también advirtió que puede haber muchos obstáculos, por lo que expresó que “este es el momento en el que sus oponentes intentarán con más fuerza destruir esta iniciativa bipartidista de manera que impidan que esta reforma se convierta en realidad” y subrayó que “no podemos dejar que eso pase”.

Esta reforma representa para millones de familias de inmigrantes indocumentados, la posibilidad de acceder a servicios sociales, a tener una perspectiva de vida más estable y a dejar de vivir en la clandestinidad. Muchos de ellos se han visto discriminados, marginados, hasta perseguidos y confundidos con delincuentes, por lo que a partir de ahora su vida cambiará.

Asimismo, significa un triunfo en la gran batalla de activistas y líderes de organizaciones, ya que los inmigrantes indocumentados llevan muchas décadas contribuyendo de manera importante a la generación de riqueza en Estados Unidos y su aportación es muy significativa en áreas como la agricultura, la industria, la educación, el trabajo doméstico y en tecnología.

De la misma manera, dará la oportunidad a los dos partidos estadounidenses de capitalizar esta decisión en los procesos electorales, baste recordar que el presidente Obama obtuvo en la última elección el 71 por ciento de los votos latinos.

Esto no significa a todas luces cantar victoria, ya que la reforma plantea regularizar a los indocumentados previo pago de  una multa y de sus impuestos atrasados; duplica el número de agentes fronterizos; invertirá 30 mil millones de dólares en los diversos puntos de entrada a los Estados Unidos.

Asimismo, limita el acceso a la ciudadanía para los indocumentados que residan en Estados Unidos desde antes de diciembre de 2011; establece plazo mínimo de 10 años para aspirar al pasaporte norteamericano; obliga a demostrar conocimientos del idioma inglés y a demostrar un historial limpio de antecedentes penales.

Como otras “ventajas” de la ley, se crea un nuevo sistema de visados temporales, permite a los trabajadores agrícolas y a los dreamers –estudiantes indocumentados- un acceso más rápido a la ciudadanía norteamericana; se aumenta el número de visas para empleos en ciencia y tecnología y se imponen mayores controles para evitar casos de abusos y explotación, que en la actualidad son muy frecuentes en las empresas.

Top