INVESTIGADORES DE LA UAZ DICTAN CONFERENCIA SOBRE MIGRACIÓN

02 Conferencia sobre Migración

03 Conferencia sobre Migración

No obstante que México es el primer lugar en migrantes, tanto de tránsito como de nacionales que van al extranjero “no precisamente de viaje a Disneylandia” y que proporcionalmente Zacatecas es el principal exportador de mano de obra a Estados Unidos, ambos carecen de una política migratoria que proteja al “segmento más vulnerable de la clase trabajadora”, afirmaron en conferencia magistral los investigadores de la Unidad Académica de Estudios del Desarrollo de la UAZ, Rodolfo García Zamora y Raúl Delgado Wise, así como el invitado especial: el Sacerdote Alejandro Solalinde Guerra, conocido defensor de los migrantes y fundador del albergue Hermanos en el Camino.

Del participante invitado en la charla desarrollada en el patio principal de la Rectoría de la UAZ es reconocida su labor por ofrecer asistencia integral (alimento, posada, apoyo psicológico, médico y jurídico) así como orientación, a los migrantes de Centro y Sudamérica, Asía y África, que se encuentran en su mayoría de trayecto hacia Estados Unidos. Menos conocidos son otros aspectos de su vida relacionados con la actividad que desempeña, como por ejemplo las seis amenazas anónimas de muerte que recibió tan solo en marzo y abril del año 2012.

Con tal conocimiento de causa solicitó a los escuchas la solidaridad con los migrantes, alertándolos en el sentido de que “los migrantes son parte de la humanidad y de nuestro cuerpo” y que las medidas o acciones que dejemos de hacer nos afectarán a nosotros mismos “porque vivimos en una aldea global” en donde “los migrantes son los más vulnerables y en donde más se ha ensañado el sistema neoliberal”.

Como muestra relató que en el año del 2007cuando a través de la organización que dirige se interpuso la primera denuncia formal de migrantes en México, se le preguntó el motivo para realizarla y él sin tener una respuesta ensayada respondió que si no se actuaba en consecuencia en poco tiempo le acaecería a todos los mexicanos lo que sucedía de forma indiscriminada a los migrantes: asesinatos, comercialización, violación y secuestros provocados en su mayoría por cárteles y servidores públicos corruptos.

No se hizo nada –afirmó- y al rato todo eso paso. Explicando que tal actitud de indiferencia se debe a que en México “el gobierno está alejado del pueblo. No le importa un cacahuate, no lo oye”. Acusó que con sus “honrosas excepciones”, los gobiernos son mediáticos y “sólo escuchan a sus patrones”, no escuchan al campesino, a la mujer, al migrante y a los jóvenes.

Insistió en su postura de que los gobernantes sólo están interesados en hacer más ricos a los ricos y para servir a un sistema ideado para acumular capital, “con campañas hechas para engañar” como la que muestra “prisa por entregar nuestro petróleo, que por supuesto que es una privatización” así como “es un drama el estar dormidos para no darnos cuenta”.

Ante un público compuesto en su mayoría por jóvenes, Alejandro Solalinde dijo que un país tan rico espiritualmente y en recursos naturales no se merece gobiernos “tan enamorados del norte y que se olvidan del sur”, invitando a los presentes a abrir los ojos “para poner al gobierno en su lugar y para ver que nos han sometido varios años y que no podemos seguir agachados”.

Coincidiendo en los aspectos generales, los primeros en intervenir en la plática fueron Raúl Delgado Wise y Rodolfo García Zamora. El primero, enriqueció la reunión con varios datos que respaldaron su tesis de que la movilidad humana debe ser  tema prioritario en la agenda de cualquier país, principalmente de México:

Existen 214 millones de migrantes en el mundo y 750 millones internos; con doce millones de migrantes, México ocupa el primer lugar en este rubro; nuestro país es el primer lugar como corredor o tránsito de migrantes (sobre todo a Estados Unidos). México es el primer lugar en América Latina con un millón doscientos mil migrantes en la categoría de mano de obra calificada.

Para Delgado Wise, estas son –entre otras- los síntomas de una globalización neoliberal en el que el saqueo de los recursos naturales de las empresas transnacionales provoca desigualdades y asimetrías que significan una “embestida brutal contra la clase trabajadora”.

La situación en México se profundizó –señaló- con la puesta en vigor del Tratado de Libre Comercio que convirtió a nuestro país en una fábrica de indocumentados. Por ejemplo, durante la administración del Presidente Obama se han deportado un millón 750 mil connacionales y otro millón en condiciones de migración forzada.

Al respecto, Rodolfo García Zamora abundó sobre la difícil situación de los migrantes mexicanos, ya que en Estados Unidos son acusados de no pagar impuestos, mientras que las cifras indican que aportan 60 mil millones de dólares al año y que sólo reciben 40 centavos de cada dólar en beneficios como salud, educación o servicios.

En el mismo sentido, el investigador universitario comentó que del año 1994 al 2008 –también como muestra- México invirtió 302 mil millones de dólares en la educación de mexicanos que se van a trabajar a Estados Unidos y que en contraparte de remesas se recibe sólo la mitad, por lo que afirmó que no es del norte al sur, sino al revés.

De igual manera expresó que el gobierno de Peña Nieto es “la segunda mentira” a treinta años de fracasos en política económica que han convertido a México en una “enorme fábrica de pobres y en una bomba de tiempo”. Peña Nieto  sigue con la idea de aplicar el IVA a medicinas y de continuar con las reformas energéticas “que nos empobrecerán más a los mexicanos pero  nos va ha hacer más modernos”, concluyó con ironía.

Top