CAMBIOS O CONTINUISMO

 

  •          Los relevos de salida del sexenio
  •          El PRI, pieza clave en el escenario

Por Juan Gómez

Después del III Informe de Gobierno Miguel Alonso Reyes hará los cambios estratégicos en su gabinete, al que incorporará algunos alcaldes que culminaron su administración, pero probablemente también dé cabida a quienes fueron derrotados en el pasado proceso electoral.

En la estructura burocrática del gobierno de Zacatecas se han quedado algunos puestos acéfalos desde hace varias semanas, precisamente con el objetivo de que el gobernador tenga margen de maniobra para ofrecer una posición para reoxigenar a quienes han mantenido fidelidad en su mandato.

Pero además de tender la mano solidaria para algunos de sus cuadros que iniciaron con él la aventura exitosa de la lucha electoral en el año 2010, Miguel Alonso Reyes también deberá preparar el equipo de salida que le acompañará en los procesos electorales federal de 2015 y estatal del 2016, cuando tenga que “negociar” algunas posiciones con quien encabezará la campaña por la gubernatura estatal por el Partido Revolucionario Institucional.

Si el Ejecutivo del estado pierde de vista este esquema de culminación de su período sexenal, el manejo y operación política generará inestabilidad y la sucesión se le puede ir de control.

Además en este esquema de preparación de la ruta de salida del sexenio deberá tomar en cuenta al hombre o mujer que encabezará las designaciones, estrategia y campaña electoral del Partido Revolucionario Institucional.

El mandatario estatal es poco afecto a realizar cambios en su gabinete, pero entrevistado por los medios de comunicación en la presente semana, comentó que tiene un buen balance de su equipo de trabajo “pero siempre habrá que hacer algunos ajustes y relevos o bien, fortalecer algunas áreas que han tenido un desempeño mejor de lo esperado”. (Pórtico Online).

¿En qué áreas o dependencias podría hacer ajustes o relevos el gobernador Alonso Reyes?

Sin duda que la primera dependencia que está en el “ojo del huracán” es la Procuraduría General de Justicia, en donde el titular ha sufrido un fuerte desgaste a causa del incremento de los delitos de alto impacto, entre los que destacan principalmente el homicidio, secuestro y enfrentamientos con las  bandas del crimen organizado que operan en el estado.

Pero también el estilo de comunicar los acontecimientos violentos del procurador Arturo Nahle García, ha sido fuertemente cuestionados en algunos medios de comunicación, en redes sociales pero especialmente, entre un sector de la sociedad que ha sufrido este tipo de violencia, quienes han manifestado su agravio por el manejo informativo.

El tema de seguridad en los próximos meses tendrá un cambio notable con los preparativos y la entrada en vigor del mando policíaco único, lo que podría aprovecharse para designar a un nuevo procurador en esa área, que inicie la organización y los acuerdos con los alcaldes, en la conformación de dicha corporación que sería parte de la Gendarmería Nacional que propone el Presidente Enrique Peña Nieto.

En donde suenan fuertes los rumores para un cambio en la dependencia es en la Secretaría General de Gobierno a cargo del profesor Francisco Escobedo Villegas, en donde si bien es cierto ha habido poca eficacia para el control de la política interna, se antoja difícil pero no descabellado.

Hace un año precisamente el ingeniero Esaú Hernández Herrera fue designado coordinador de asesores del gobernador y dejó la Secretaría General de Gobierno a la que por cierto, se le han limitado y restringido funciones tanto de seguridad, como jurídicas y políticas.

A un año de haber sido nombrado Secretario General de Gobierno es probable que Francisco Escobedo Villegas esté en condiciones de recibir el respaldo para dirigir al comité estatal del Partido Revolucionario Institucional, posición que también es atractiva para el actual alcalde Arnoldo Rodríguez Reyes, pero quien tiene la enorme desventaja de carecer de una militancia en ese partido político, puesto que incluso llegó a la alcaldía capitalina postulado por el Partido Verde Ecologista de México.

En donde también podría haber un relevo es en la Secretaría de Desarrollo Social que actualmente encabeza José María González Nava, quien ha convertido a la dependencia en una entidad de operación política, pero de nulos resultados en la política social zacatecana.

Es importante recordar que el gobernador Miguel Alonso Reyes realizó cambios en algunas dependencias de las que surgieron las candidaturas de los actuales diputados electos: José Haro (Subsecretaría de la Juventud), Héctor Zirahuen Pastor (Dirección del DIF), Rafael Rodriguez (Secretaría del Agua), Cliserio del Real (Instituto Estatal del Empleo) e Ismael Solís Mares (Consejo Promotor de la Vivienda).

También realizó cambios y enroques para que algunos funcionarios llegaran a algunas delegaciones federales, como fueron los casos de Alfonso Peschard (Obras Públicas), Guillermo Ulloa Carreón (asesor), Eduardo López (Subsecretaría de Desarrollo Económico), Julio César Nava (Instituto de Ecología) y Jorge Luis Rincón Gómez (Junta Estatal de Caminos), pero hoy los relevos deberán tener un carácter estratégico político.

Si se desperdicia la oportunidad de fortalecer el equipo de trabajo, imprimirle un mayor dinamismo y sobre todo, que pueda conducir la segunda mitad de la administración estatal, el gobierno se mantendrá en el continuismo que podría derivar en la parálisis político-administrativa.

Alonso Reyes deberá analizar con profundidad los cambios y sus implicaciones, no solo políticas, sino de fin de un sexenio que a pesar de que “los astros se alinearon” con el triunfo del PRI en la Presidencia de la República, el factor económico podría generar una crisis doméstica si es que no hay los hombres y mujeres capaces de poder sortear el escenario de presión que se cierne en el horizonte zacatecano.

Al tiempo.

Top