CONSOLIDAN SUS VIÑEDOS EN TRES GENERACIONES

VIÑEDO1

 VIÑEDO1

OJOCALIENTE, Zac.- Hace 30 años nacieron los viñedos Alpino, cuando don Francisco Mendoza – quien hoy tiene 81 años de edad-, decidió dejar el Distrito Federal e instalarse en este municipio zacatecano y dedicarse al cultivo de la vid.

A la fecha son tres generaciones que ha logrado crecer el negocio familiar, pues del cultivo de uva, pasaron a la comercialización, darle luego valor agregado, empacar sus propias uvas, luego pasaron a la modernización de sus instalaciones, métodos de calidad que hoy les ha permitido incursionar en la exportación.

Don Francisco fue quien empezó con el cultivo de chile y uva para vino y chile, ya que en aquel tiempo la uva no tenía un buen precio y era poco rentable, después comenzar con la Vid, viendo el potencial de la uva industrial.

Este producto en esos años, tenía buena venta a las compañías como Domecq y Valle redondo, hasta que vieron poco a poco que se fue haciendo un monopolio y la familia decidió cambiar a vid de mesa, la cual hoy en día se sigue produciendo pero ahora con certificaciones de varias organizaciones.

En la segunda generación, su hijo Francisco Mendoza Garcini logró dar un gran empuje a la uva de mesa denominada “Globo Rojo” y comenzó un mejo auge, al grado de que comenzaron a instalar cámaras de preenfriado y y empacadoras, al darle valor agregado, al cambiar el tradicional empaque en cajas de madera por cajas de cartón y unicel.

Hace más de cinco o seis años, en la tercera generación, ya con los nietos como Alejandro Mendoza, se optó a implementar la tecnología en sus cultivos y se adquirió un cañón antigranizo, como parte de la tecnología, ya que los iones positivo al chocar con los iones negativos del granizo se deshace el hielo y se convierte en agua y así se puede salvar sus cosechas.

Esta tecnología se debe a que en esta zona se registran en temporadas invernales granizadas y lo que se busca es proteger sus producciones.

Alejandro Mendoza comenta que al principio este cañón se rentaba, pero al ver que sí surtía efecto, optaron por invertir y compraron uno con el que actualmente se protegen las 100 hectáreas de estos viñedos.

También le han apostado a la calidad y certificación, pues esta empresa cuenta con el sello de la marca México Calidad Suprema, además de certificados por Buenas Prácticas Agrícolas y Buenas Prácticas en el Manejo del Empaque otorgado por Senasica.

Ahora, refiere que se cuenta con plantas de empaque, selección y refrigeración, así como certificados para poder exportar a cualquier parte del mundo y menciona que se han logrado producir hasta 220 mil cajas en un año.

También comenta que justamente en el andar de mejorar sus producciones, anteriormente no se contaba con personal especializado y se lograba empacar entre 800 y mil cajas, pero después al conocer técnicas de especialización y optan por hacer mayor productiva la mano de obra y se contrata a esa gente especializada y ahora con la misma personal se logran empacar hasta cuatro mil cajas. Actualmente esta empresa genera durante su etapa de cosecha cerca de 400 empleos directos.

Alejandro destaca que el personal capacitado y especializado que se ha contratado les ha permitido también dar la batalla sus principales competidores de California, ya que al iniciar el mes de agosto sale la producción de Zacatecas y a los 15 días la cosecha de California.

Es decir, que ahora que su mano de obra es más productiva y se logra recoger toda su producción en máximo un mes y medio, permite ofertar mejores precios y calidad a sus compradores.

Por ello, no sólo se vende su producción en el interior del país, sino que ampliará su ruta de exportación en Centroamérica y ahora Sudamérica, ya que se tienen importantes proyecciones de exportación hacia Brasil, Honduras, Colombia y Nicaragua.

Alejandro destaca que en la actualidad estos viñedos de la familia Mendoza se ha convertido en una empresa agropecuaria de excelencia en México, ya que también se le ha apostado por la calidad, por ello, durante varios años se contrataron ingenieros agrónomos especialistas en vid para mejorar el producto, cosa que se reflejó al colocar su producto a tiendas departamentales.

Incluso, actualmente también buscan producir sus propios fertilizantes que son orgánicos que también permitirán protegen tanto el medio ambiente como a sus trabajadores, pues otro de los objetivos es que esto permitirá abaratar los costos de los fertilizantes que se han encarecido considerablemente en los últimos años.

Por Irma Mejía // GRUPO INFORMADOR

traicion mendoza

Top