LAS MOCHILAS PESADAS REPRESENTAN UN RIESGO PARA LA SALUD DE LOS NIÑOS

imss

imss

A unos días de haber iniciado el ciclo escolar es recomendable que los padres de familia además de preparar el uniforme escolar y todos los útiles necesarios, revisen los útiles escolares que llevan en sus mochilas los pequeños, a efecto de que únicamente carguen los necesario para el desempeño diario en sus escuelas.

Uno de los aspectos más importantes al seleccionar la mochila para los pequeños, es considerar el material con el que está elaborada, la resistencia que tenga y la comodidad que genere a quien la vaya a utilizar.

“Casi siempre nos vamos por esas cualidades de que tan bonita es la mochila, pero es más importante el tipo de mochila que se le está comprando a los niños, cuando se cargan en la espalda se busca que los tirantes estén acojinados porque lastima mucho menos las estructuras de los músculos y huesos de esas zona, que algunas veces queda marcado por tirantes muy delgados”, señaló Maricela Rubio Cáceres, médico del IMSS en la UMF 4

Además el cargar en ellas cosas innecesarias genera un peso excesivo, lo que representa un riesgo de salud, provocando además dolores musculares, problemas en huesos y articulaciones que perjudican un desarrollo óptimo.

“Más o menos calculamos que la mochila no debe de pesar más allá del 10% del peso del niño, un niño que pese 20 kilos, su mochila como máximo debe pesar dos kilos, de lo contrario representará un riesgo, por eso es importante checar que lo que lleven es realmente lo que necesitan” destacó Rubio Cáceres

La especialistas recomendó verificar que al colgarse, el borde bajo de la mochila no quede a nivel de la espalda baja, no debe pasar más allá de la cintura del niño, para evitar que haga una sobre carga de peso a la espalda.

Las mochilas de llantas también son relativamente buenas pero depende el piso, pues si el camino que tiene que recorrer el estudiante no es adecuado para desplazarla con facilidad, puede generar exceso de fuerza y puede dañar tanto el hombro y codo de los niños al ir por caminos poco regulares.

En el caso de las mochilas que cruzan pecho y espalda, se recomienda que

se lleven a la altura de la cadera y no más abajo, con ello se busca que pueda haber compensación del peso, hay que evitar tenerlas demasiado atrás.

Es poco frecuente que se acuda a consulta por lesiones ocasionadas por la carga excesiva de peso en las mochilas ya que se ven como algo natural, pero los padres deben estar atentos. Primero tomar en cuenta las sugerencias y en caso de notar molestias es importante que se acuda a revisión médica y, en su caso, recibir el tratamiento adecuado.

Top