MUJERES SE ORGANIZAN PARA EVITAR EL “HUNDIMIENTO DE LA NACIÓN”

jpeg

jpeg

En encuentro nacional, rechazan políticas de Peña Nieto 

Por Anayeli García Martínez

México, DF, 9 sep 13 (Cimacnoticias).- El primer año de Enrique Peña Nieto al frente del Ejecutivo federal trajo consigo la aprobación de una reforma educativa, además de la propuesta de una reforma energética y hacendaria, un paquete de cambios que a decir del Movimiento de Mujeres ante la Emergencia Nacional puede generar más pobreza, sobrecarga de trabajo y menos derechos.

Unas 100 integrantes de ese movimiento –un grupo apartidista y plural que surgió en julio de 2011 para promover las demandas políticas de las mujeres a nivel nacional– se reunieron en sesión extraordinaria, para buscar alternativas que frenen lo que llamaron el “hundimiento de la nación”.

Este 7 de septiembre las mujeres de izquierda provenientes de distintos puntos del país y algunas de ellas militantes de partidos políticos, se reunieron en esta capital para acordar su rechazo total a la privatización de los bienes de la nación y al aumento de los impuestos, y para respaldar la lucha magisterial y la educación pública, laica, gratuita y no sexista.

Las participantes, en su mayoría activistas y feministas, reafirmaron lo que plantearon hace dos años cuando se reunieron por primera vez y se manifestaron contra el modelo económico y político, las estrategias de seguridad pública y la falta de justicia para las mujeres; sin embargo ahora llamaron a sumarse a los nuevos movimientos sociales.

Tras realizar mesas de trabajo, las mujeres presentaron sus conclusiones. Ivette Lacaba Domínguez, campesina militante del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), dijo que es necesario visibilizar el papel de las mujeres en todos los ámbitos, como el laboral, político y en los sindicatos, porque ahora ellas son madres, amas de casa y trabajadoras, y por ende las reformas propuestas por el gobierno federal las impactan de una u otra forma.

En tanto, Gabriela Gorotachia Colín, también integrante de Morena, explicó que ante la actual coyuntura política un desafío es formar un grupo de mujeres que cuestione los acuerdos formulados desde el Pacto por México, a fin de hacer escuchar sus voces y poner propuestas sobre la mesa.

Con ella coincidió Silvia Beltrán, mujer independiente de izquierda, quien explicó que a fin de contrarrestar la información sesgada que circula por algunos medios de comunicación es necesario que las mujeres salgan a hacer campañas informativas sobre las consecuencias que pueden traer las políticas públicas promovidas desde el Ejecutivo federal.

La activista chiapaneca Elizabeth Hernández Pereyra, de la Organización Social Independiente, señaló que en este momento del país los gobernantes buscan vender la soberanía nacional y privatizar los servicios públicos, aunado a la violencia de género, la criminalidad, y la precarización del empleo, por lo que las mujeres deben exigir y participar, y no sólo estar presentes en las elecciones.

En este espacio, además de activistas e integrantes de agrupaciones civiles, participaron estudiantes y militantes de los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo, y Movimiento Ciudadano, quienes dijeron que a pesar de pertenecer a una agrupación política se apartaron de sus líderes.

Al final, las participantes llamaron a todas las mujeres a formar una articulación nacional para trabajar en estratégicas de incidencia política, planear movilizaciones masivas y actos simbólicos, y con ello comenzar a ser actoras de los procesos políticos que les afectan, pero que nadie las toma en cuenta.

Top