MAESTROS PARALIZAN CIUDAD GOBIERNO

Por: Héctor A. Alvarado Gómez

Las manifestaciones que realizan los maestros del Movimiento Democrático del Magisterio Zacatecano subieron de tono, ya no sólo se limitaron a marchar por las calles de Zacatecas como lo habían realizado, ahora bloquearon el acceso a Ciudad Gobierno durante dos días seguidos, paralizando las actividades de la mayoría de las dependencias de la administración estatal que se encuentran alojadas en ese complejo gubernamental.

Adicional a eso, tomaron por lo menos 160 escuelas en el territorio estatal coordinados con padres de familia que se han solidarizado con la lucha magisterial y que realizaron  una marcha por el centro histórico de la capital. También se manifestaron en las casetas de peaje de las autopistas Osiris-Aguascalientes y Calera-Fresnillo, apoderándose de ellas y permitiendo el paso libre a los vehículos que transitan por ahí. Protestaron en las instalaciones de Televisa Zacatecas donde exigían se les concediera  una entrevista para dar su versión sobre la Reforma Educativa, pero lo hicieron de forma violenta, tumbaron la puerta de acceso al edificio y orillaron a la empresa a suspender su noticiero vespertino durante jueves y viernes.

Por su puesto que la reacción de Televisa no se hizo esperar, en su noticiero estelar, conducido por Joaquín López Doriga, se mencionó el incidente y acusaron al Secretario General de Gobierno, Francisco Escobedo y al Secretario de Seguridad, Jesús Pinto, de no haber actuado ante los llamados de auxilio que les hicieron los directivos de la televisora en el estado.

La protesta en Ciudad Gobierno también género agresiones y empellones de los maestros con trabajadores del gobierno que exigieron les fuera permitido el acceso para sacar sus cosas y algunos vehículos que requerían para poder cumplir con sus labores.

Ante todo esto, el gobierno estatal ha reaccionado lentamente, lejos de dialogar, conciliar y darle cause al conflicto; los funcionarios se han limitado a ver pasar las cosas, posar para las fotos y el gobernador Miguel Alonso ha tenido que defenderse sólo y asumir los costos políticos.

El mandatario estatal ha reiterado su petición a los maestros para que regresen a las aulas a dar clase, no afecten a los ciudadanos y ofreció canales de diálogo para expresar sus inconformidades (http://ow.ly/25HcXx).

También se reunió con los secretarios generales de las secciones 34 y 58 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), quienes han jugado un papel gris y en nada le ayudan a solucionar el conflicto, ante ellos se comprometió a respetar los logros laborales del magisterio, como sus bases laborales, sus bonos y sus 90 días de aguinaldo (http://ow.ly/25Hg0p).

Estos pronunciamientos han sido poco efectivos, los maestros del MDMZ siguen movilizados, parando escuelas y bloqueando Ciudad Gobierno. Quizá sería conveniente que el mandatario considerara la posibilidad de dialogar con ellos y darle cause a las protestas realizadas en contra de una Reforma Educativa propuesta por el gobierno federal y avalada por la mayoría de legisladores en el Congreso de la Unión, no provocada por el gobierno estatal.

El gobernador del estado se ve preocupado por esta situación y tratando de actuar, sin embargo, poco le ayudan sus funcionarios que diariamente demuestran su incapacidad para resolver los problemas que se presentan en la entidad dejando que los golpes políticos le lleguen directo al titular del poder ejecutivo, quien otra vez tiene que pagar los costos por la inoperatividad e insolvencia de sus secretarios.

 

Top