REFORMA HACENDARIA DIVIDE A PRD

  • PRI y PRD hacen alianza rumbo a la Presidencia
  • AN es ahora el “crítico” sexenal

Por Juan Gómez

La reforma Hacendaria que para muchos solo ha sido una actualización de la miscelánea fiscal, dividió a las corrientes internas del Partido de la Revolución Democrática simbolizada principalmente por los “Chuchos” y el ex jefe de gobierno capitalino Marcelo Ebrard Casaubón, a quien apoya  Foro Nuevo Sol de Amalia García.

Finalmente la madrugada del viernes la reforma fiscal fue aprobada por la mayoría de los diputados por 317 votos a favor y 164 en contra, con ajustes en ISR (Impuesto sobre la Renta) y en el IVA (Impuesto al Valor Agregado) que significará una disminución de aproximadamente 55 mil millones de pesos en la recaudación del próximo año.

Los malabares que realizaron  los hacedores de la reforma hacendaria que recibieron fuertes presiones por parte del sector empresarial, terminaron finalmente –y para fortuna de muchos mexicanos- cediendo en materia de grabar colegiaturas, intereses a las hipotecas, renta y venta de casas habitación.

Entre los malabaristas de la citada reforma se encuentran sin duda el diputado José Isabel “Chabelo” Trejo Reyes, quien preside la Comisión de Hacienda en el congreso federal, una de las posiciones más importantes del Poder Legislativo federal, pero que por lo controvertido de la decisión se encuentra situado en medio de la polémica, debido a que su amigo el dirigente nacional panista, Gustavo Madero rechazó la aprobación de dicha reforma.

Si bien es cierto que Acción Nacional ha mantenido el discurso de rechazo a la reforma hacendaria, algunos de sus legisladores aprobaron la propuesta presidencial y otros lo hicieron selectivamente, en tanto que blanquiazul Javier Corral ha exhortado a los legisladores que representan a los estados fronterizos, a que rechacen la homologación del IVA, bajo el argumento de una estampida de empresas maquiladoras, lo cual evidentemente tendrá –aunque en menor intensidad- repercusiones en Zacatecas.

El efecto político sin embargo ha tenido una mayor repercusión y consecuencias al interior de las corrientes perredistas, puesto que el apoyo de la dirigencia nacional a cargo de Jesús Zambrano a la propuesta hacendaria peñista, que ha tenido respaldo en la fracción parlamentaria que encabezaSilvano Aureoles Conejo, ahondó la división en el PRD.

La fracción de los “Chuchos” que se ha consolidado en la dirigencia nacional de ese partido, se juega el futuro en la renovación de su comité nacional a la que se  han apuntado abiertamente Carlos Navarrete y Marcelo Ebrard. Este último señaló que “Estamos viendo una cercanía extrema o excesiva del partido respecto de las iniciativas del gobierno, y eso me parece que es muy negativo. (…) Yo creo que está mal cualquier disposición que se tome o votación que vaya en contra de los intereses populares.” (La Jornada, 20 de Octubre 2013).

Asimismo el ex jefe de gobierno capitalino Marcelo Ebrard afirma que las reformas negociadas con el PRI el PRD “está muy subordinado al gobierno”, sin embargo, para el fundador del partido del Sol Azteca, Cuauhtémoc Cárdenas es diametralmente diferente:

“Yo no lo veo así; creo que votaron de acuerdo con lo que consideraron correcto en una ley que tiene que ver con los impuestos y que está gravando a quienes más ingresos tienen.”

Seguramente el ingeniero Cárdenas se refiere a la aprobación parlamentaria de gravar la comida para mascotas, al gravamen de un peso por litro a las bebidas saborizadas (refrescos) y aumento del 5% a los alimentos chatarra, así como nuevos gravámenes a la especulación bursátil y a la explotación minera.

La confrontación de estrategias y visiones al interior del perredismo nacional consolidará la fragmentación de este partido político, que le apuesta a una conducción negociada a través del “Pacto por México” que le pavimente el camino rumbo a la Presidencia de la República y por ende, cerrarle nuevamente el camino al tabasqueño Andrés Manuel López Obrador.

Por cierto el movimiento “lopezobradorista” avanza en la constitución de un nuevo partido político que por cierto, este fin de semana, logró Morena (Movimiento de Regeneración Nacional) la aprobación de su asamblea constitutiva con 5,345 afiliados y reconocidos por la representación del Instituto Federal Electoral en Zacatecas bajo el liderazgo de Luis Medina Lizalde.

En el pasado el Partido Acción Nacional le apostó a la “concertacesión” con los presidentes Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León, lo que a la postre le redundó en la victoria por la Presidencia de la República en el año 2000, camino que hoy se aprecia, pretende recorrer el Partido de la Revolución Democrática bajo la conducción de la expresión política de los “Chuchos”.

Y en contrario Acción Nacional es ahora el detractor de esa alianza PRI-PRD al impugnar la reforma hacendaria y la propuesta de ingresos del paquete económico 2014.

En este contexto, Gustavo Madero, dirigente nacional panista (cuyo comité nacional está en proceso de renovación también) afirma que la reforma hacendaria “Es tóxica para las familias, la competitividad, la economía del país y la clase trabajadora y media”.

Al ser cuestionado por los reporteros sobre la alianza en votación del PRI y PRD de donde han surgido algunos legisladores de origen tricolor, el líder blanquiazul argumentó que “Son como primos hermanos; tienen la misma visión, señaló y añadió que le preocupa la actitud del perredismo, pues está aprobando los impuestos muy contento y con una euforia singular”. (La Jornada, 19 de octubre de 2013).

Las diferencias en la cúpula nacional perredista y la confrontación entre sus distintas corrientes, influirá en la conducción de Gerardo Espinoza Solis y la consolidación de un partido político que hoy enfrenta también sus propias divisiones internas, entre quienes se pronuncian por ser una oposición “institucional” que busca acercamiento con el Ejecutivo del estado y las que capitalizan lo que consideran los yerros y debilidades del gobierno en turno.

Al tiempo.

Top