VAN DIPUTADAS CONTRA EMBARAZOS EN ADOLESCENTES

mujeres-

mujeres-

Presentan iniciativa para garantizar prevención y derechos

Por Lizbeth Ortiz Acevedo

En un intento de abatir los altos índices de gestaciones tempranas, legisladoras federales impulsan, por segunda ocasión, una reforma a la Ley General de Salud.

El pasado 30 de abril, las diputadas federales Martha Lucía Micher Camarena (PRD), María de las Nieves García (PRI), Ruth Zavaleta (PVEM), Aida Valencia (Movimiento Ciudadano), y Guadalupe Talamantes (Panal), presentaron una iniciativa para reformar la Ley General de Salud (LGS) y estipular los servicios que el Estado mexicano debe brindar en salud sexual y reproductiva, con énfasis en las adolescentes.

La iniciativa turnada a la Comisión de Salud de la Cámara baja contempla el libre acceso a la anticoncepción para adolescentes, en aras de reducir la muerte materna (MM) y los embarazos no planeados, así como las infecciones de transmisión sexual (ITS) en esta población.

Cabe recordar que el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) señala que un factor de riesgo en la MM es el embarazo en adolescentes, ya que entre 1990 y 2008 una de cada 10 defunciones maternas fue de menores de 19 años, debido a que el inicio temprano de su vida reproductiva las coloca en un riesgo de dos a cinco veces más alto de morir por esta causa.

La propuesta de reforma incluye una definición científica del concepto de embarazo, que establece que éste comienza “desde el momento de la implantación del óvulo fecundado en la cavidad uterina”.

Actualmente 17 constituciones locales “protegen la vida desde la concepción-fecundación”, lo que ha motivado que las mujeres que interrumpan un embarazo o tengan un aborto espontáneo sean criminalizadas. Como resultado, 679 mexicanas están presas debido a las reformas constitucionales impulsadas por PAN y PRI.

ACCIONES URGENTES

Ya desde 2005 la perredista Micher Camarena había presentado una iniciativa de reforma a la LGS a favor de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres; fue dictaminada en comisiones, pero nunca llevada ante el Pleno por la oposición de la bancada del PAN.

En 2011 el Inegi reportó que durante ese año se registraron 472 mil 987 nacimientos de hijos de menores de 19 años de edad. Para 2012, la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) destacó que entre 2005 y 2011 los embarazos en adolescentes aumentaron de 30 a 37 por cada mil mexicanas.

La organización civil Ipas-México ha documentado que 40.5 por ciento de mujeres entre 15 y 19 años manifestaron que no deseaban el embarazo, y una de cada tres entre 20 y 24 años tampoco quería embarazarse, situación alarmante ya que 56 por ciento de estas hijas e hijos fueron no deseados.

En la exposición de motivos de la nueva iniciativa, Martha Lucía Micher asienta que con la reforma se pretende prevenir el embarazo entre las adolescentes, toda vez que este grupo poblacional inicia su vida sexual de manera temprana, por lo que darles información, consejería científica, laica y libre de prejuicios, así como acceso a anticonceptivos, impactaría en la disminución de este problema de salud pública.

En entrevista, la diputada detalló que la propuesta elimina las barreras de la edad para la atención integral de la salud sexual para las adolescentes, por lo que ya no será requisito acudir a solicitar esta información en compañía de una persona adulta, salvo en casos de un procedimiento quirúrgico.

En cuanto a los derechos sexuales y reproductivos de la población en general se incluyen la consejería e información en sexualidad y reproducción; la atención materno-infantil; la planificación familiar con métodos anticonceptivos y servicios de reproducción asistida; así como la prevención, diagnóstico oportuno y tratamiento del cáncer, y demás padecimientos que afectan a los órganos reproductivos.

También contempla la prevención de la violencia intrafamiliar y sexual contra las mujeres, que incluiría el acceso a antirretrovirales y antibióticos, así como de la anticoncepción de emergencia e interrupción legal del embarazo.

La propuesta establece que la Secretaría de Salud adopte medidas para que las mujeres accedan a un parto humanizado, en el que puedan tomar decisiones informadas y evitar intervenciones médicas innecesarias o excesivas.

Micher aclaró que actualmente la Norma Oficial Mexicana Violencia familiar, sexual y contra las mujeres (NOM 046), ya establece algunos criterios en ese sentido, pero advirtió que es necesario incluirlos en la LGS.

La legisladora confió en que la iniciativa prospere pese a los señalamientos de grupos conservadores que se resisten a aceptar que las personas adolescentes y jóvenes tienen relaciones sexuales, además de que no se les considera sujetas de derechos.

Top