Día Internacional de la Mujer no es una celebración, sino una conmemoración: Náñez Rodríguez

SEMUJER

Zacatecas, Zac.- El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, es una fecha para reflexionar y reconocer a las mujeres por su trabajo y esfuerzo; así como para analizar las difíciles condiciones que enfrentan pese a ser más del 50 por ciento de la población.

La Secretaria de las Mujeres, Angélica Náñez Rodríguez, aclaró que el Día Internacional de la Mujer no es un motivo de fiesta ni celebración, sino un espacio para analizar la situación en la que se encuentran millones de mujeres en el mundo.

Previo al acto conmemorativo que realizará el Gobierno del Estado, la responsable de la política en favor de la población femenina llamó a la sociedad a no equiparar esta fecha con una celebración.

De lo que se trata -reiteró la Secretaria de la Mujer- es de revisar logros y retos para alcanzar la equidad entre mujeres y hombres.

Se busca rememorar un hecho trágico en el que murieron 146 mujeres, el 25 de marzo de 1911, en Nueva York, cuando efectuaron una huelga para exigir mejores condiciones de trabajo y reducir la jornada laboral en la fábrica de camisas Triangle Shitwaist.

En respuesta, el patrón trabó las puertas de la empresa y le prendió fuego con sus trabajadoras en el interior, lo que provocó la muerte de más de un centenar de ellas, algunas quemadas y otras por lanzarse al vacío en su intento por huir del siniestro.

De ese hecho derivaron reformas legislativas para garantizar la seguridad y salud de las obreras y fue el detonante para la creación del Sindicato Internacional de Mujeres Trabajadoras Textiles.

Asimismo, en la reunión de Copenhague un grupo de mujeres representantes de diversos países propusieron que el 8 de marzo se declarara como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Sin embargo, fue hasta 1975 cuando la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer. Por ello se conmemora en el mundo esta fecha, cuyo origen es la tragedia de las obreras en Nueva York.

Finalmente, Angélica Náñez invitó a la población a reflexionar sobre el 8 de marzo. “No demos felicitaciones o flores; dejemos eso para el Día de la Madre y reconozcamos que aún hay desigualdades y que estamos dispuestos a trabajar para eliminarlas”, concluyó.

Noticias relacionadas

Top