Hasta 70 por ciento de partos por cesárea en hospitales privados

Embarazo

Por: la Redacción

Cimacnoticias/Página3 | Oaxaca.-  Los partos naturales se han convertido en una rareza en México, el país con el mayor índice de cesáreas en el mundo, y muchos expertos creen que los médicos abusan cada vez más del alumbramiento por medio de esta intervención quirúrgica.
En los hospitales públicos, estadísticas oficiales calculan que casi la mitad de los casos las mujeres embarazadas tienen partos mediante cesárea, pero en el caso de los privados alcanza el 70 por ciento del total, muy por arriba del 15 por ciento recomendado como máximo por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La organización civil El Poder del Consumidor estima que México se ubica como el país con el mayor índice de cesáreas en el mundo, lo que aumenta el riesgo para las y los niños de ser obesos, según publica el sitio web ansa.it.com.

“Pese a que la cesárea era indicada únicamente como una alternativa de último recurso”, en México esta intervención representa el 45.2 por ciento del total de partos, dijo Katia García, investigadora de salud alimentaria de la organización.

La norma oficial de la Secretaría de Salud (Ss) establece un máximo de 20 por ciento de este tipo de operaciones, pero la OMS recomienda del 10 al 15 por ciento.

Según la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, del año 2000 al 2012 los partos por cesárea aumentaron más de 25 por ciento tanto en el sector público como en el privado.

En los hospitales públicos la mayoría de los nacimientos son por cesárea debido a la gran demanda de personas.

La organización no gubernamental Save the Children indica que los estados sureños de Oaxaca y Yucatán encabezan la lista con mayor número de partos por cesárea.

En un reporte llamado “Lactancia y maternidad en México: Retos ante la inequidad”, la agrupación afirma que en el caso específico del sector público se lleva a cabo un exceso de cesáreas “ante dificultades de tiempo y recursos, pobre comunicación con los pacientes y falta de personal de salud”.

También establece la posibilidad de que la alta tasa de cesáreas afecte la lactancia materna temprana en México. Apenas una generación atrás, la mayoría de las y los niños nacía en la forma tradicional, pero hoy en México las cesáreas se practican cada vez más.

“Mi abuela tuvo dos abortos espontáneos, siete hijas y sólo una fue cesárea. Mi hermano y yo nacimos por parto natural, sólo el pequeño fue por cesárea de emergencia. Tengo seis sobrinos y todos han sido cesárea”, señala María, de 32 años.

Especialistas creen que esta tendencia obedece a dos razones básicas: la madre o los padres así lo deciden para programar su vida, y los médicos y hospitales recurren a este método para no correr riesgos, tener todo controlado y entregar buenos resultados.

Julio César López, ginecólogo de la Ss del DF, afirma que “atender un parto representa un riesgo para un médico particular por tener que llevar un trabajo de ocho horas o más”, por lo que prefiere optar por una cesárea para “no quedar mal” por las tarifas que van a cobrar.

En los hospitales públicos, casi todos o la mayoría de los nacimientos podrían ser partos naturales, pero por razones de tiempo se elige la opción de la cesárea debido a la gran demanda de personas.

Aline Tinoco, oficial de Salud y Nutrición de Save the Children, coincide en que el número excesivo de cesáreas se debe a la inmensa carga de trabajo que tienen los médicos en el sector público.

“Muchas veces no hay personal suficiente. No es porque no quieran, es porque tienen muchas mujeres en las mismas condiciones, y tal vez hay solo un médico para atenderlas a todas”, explica.

Noticias relacionadas

Top